Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El centro cívico de La Alameda, en mayo

El centro cívico de La Alameda, en mayo

CAPITAL
Actualizado 22/02/2019 19:02

Avanzan las obras del antiguo restaurante cuya construcción se remonta a 1957 y que tras ser remodelado, será la sede del ciclo de novela histórica que ampara el Ayuntamiento anualmente.

En la mañana de este viernes, el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, acompañado por Miguel de Lózar, visitaba las obras de remodelado del que fuese restaurante Alameda, en la Dehesa.

Unas obras que, con un importe de algo más de 563.000 euros recuperarán un espacio municipal que anteriormente estuvo dedicado a la hostelería y que ahora convertirán al edificio en un centro cívico, con ludoteca infantil incluida, según ha reseñado el alcalde.

Martínez ha señalado que con esta actuación, y también gracias a la inversión pública y privada, la Dehesa ha acogido inversiones por orden de tres millones de euros en los últimos años, con dos restaurantes así como la iluminación de la ermita de la Soledad y la reforma de la fuente principal y el homenaje al mastín de los trashumantes con la escultura también en este espacio, entre otros.

El regidor ha anunciado que a "comienzos del mes de mayo" las instalaciones en las que ahora se está actuando estarán abiertas al público, como una "referencia cultural más" para la capital. Contará con tres salas y una ludoteca infantil y servirá como sede para el ciclo anual de la Semana de novela histórica que organiza el Consistorio. Son "espacios polivalentes" con el fin de albergar distintos eventos, tanto expositivos como de conferencias y encuentros.

Por su parte, uno de los arquitectos, Jesús de Lózar, ha explicado que el edificio, "emblemático" y que lleva cerrado varios años tendrá una sala con capacidad para cien personas y será complementado con otros dos espacios más reducidos además de otro destinado a uso hostelero.

El centro tendrá dos entradas, una por el Espolón y otra por la misma Alameda de Cervantes, como "una charnela, un eje" entre estos dos espacios peatonales. Dispondrá de una cubierta ajardinada, no abierta al público, y que integrará al edificio con el entorno verde en el que está enclavado.

En cuanto a la pista de baile, el arquitecto ha reseñado que será abordada en una fase posterior, mejorando accesos y barreras arquitectónicas innecesarias. Sí que mantendrá las gradas para la celebración de conciertos o "pequeñas obras de teatro y charlas".

El espacio tiene una superficie total que ronda los 500 metros cuadrados, y bajo el punto de vista arquitectónico, De Lózar ha recordado que el proyecto busca ser fiel al original, que data del año 1957 para verse materializado en 1960. El edificio sufrió un incendio en 1980 por lo que hubo que efectuar obras para volver a ponerlo en funcionamiento.

Comentarios...