Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¡Qué alguien sierre el travesaño!

¡Qué alguien sierre el travesaño!

DEPORTES
Actualizado 24/02/2019 18:47
Bernat Díez

Tremendo despertar del CD San José femenino para acabar empatando en San Juan una contienda que se le puso muy fea (0-2) ante el CD Zamora. La volea de Sofía hizo justicia; el larguero privó de los tres puntos a las sorianas.

Se desplegó la alfombra roja en Soria. La película de suspense, lejos de Los Ángeles, se filmaría en San Juan de Garray. En una gala de los Óscar muy futbolística, Sofía y el corazón del CD San José femenino fueron desginados como los Mejores Actores de Reparto.

Reparto de puntos. Patitos (2-2) justos en San Juan, donde el CD San José femenino se introdujo en el himno del Sevilla FC. Porque las de Paz, como los de Machín, ¡nunca se rinden! Con un angustioso 0-2 y el tiempo en contra, las féminas sorianas, quienes se envalentonaron y se liberaron a falta de un cuarto de hora, asaltaron la muralla de unas zamoranas que demostraron muy poquito en el apartado ofensivo: un solo tiro a portería.

Zamora no se ganó en una hora. De hecho, ni se ganó. Mucha culpa de ello tuvieron los largueros, los cuales les amargaron la existencia a las sorianas. Volaron dos puntos. No fueron muy lejos; se quedaron pegados en el travesaño. 'Mágica' Uriel aún se lamenta...

Justo empezar, Milena, cortando envites, ya tenía que desfondarse en una carrera para desarbolar la ofensiva zamorana.

Sol, tarde primaveral en San Juan y el CD San José, al que no le costó asumir el control del encuentro, se mostraba comedido y prudente al inicio.

Marta veía cómo una acometida del CD Zamora lamía el travesaño. Las visitanes ya se habían acercado en dos ocasiones; las sorianas, espesas en el apartado ofensivo. Milena, basculando de lado a lado y metiendo el cuerpo, seguía depejando las incursiones de las de amarillo.

Mala señal que Milena y Sofía, desde la retaguardia, fuesen la que más estuviesen apareciendo. Los pases filtrados de Bea Villar y María Uriel impactaban contra una zaga zamorana bien compacta.

Pasado el cuarto de hora en Garray, la decimoctava jornada estaba en tierra de nadie. Muchas pugnas, muchos frentes abiertos y poca clarividencia del CD San José en la medular. Uriel, Villar y compañía, encalladas.

Calambrazo en el minuto 25. Intentó salir jugando Marta desde el corazón del área y su mala concesión acabó en las botas de la punta, quien no desaprovechó el regalo para materializar el 0-1. Saltaban la alarma y la sorpresa en San Juan.

El pajarillo blanquiverde estaba privado de su libertad en una jaula que había cerrado el CD Zamora, bien colocado en la zona de tres cuartos. Cuando el muro zamorano presentó ligeras fisuras, Sandra marró dos mano a mano consecutivos.

Se ponía a jugar el CD San José ante un Zamora que concedía muchos palmos hasta alcanzar el área que defendía, allí le tosían más bien poco. Peligroso 0-1 en los primeros 45 minutos. El CD San José acusaba la lentitud con la que movía el balón. Y un bloque cerrado, el que tenía en frente, demandaba ese guión de partido.

Intentó salir más rápido el CD San José en la reanudación. Tan poco acertado o menos que las féminas sorianas estaba el trío arbitral, señalándole una falta inexistente en ataque a Villar cuando la turolense ya se enfilaba sola a portería.

Sofía cazó la prolongación de un saque de esquina botado por Miriam, aunque el remate de la '5' se perdió cerca del larguero. Constantemente, un no quiero y no puedo para este San José, el cual seguía sin mostrar una fluida circulación de balón.

El larguero se volvió a cruzar en el camino de la escuadra soriana: buena jugada personal de 'Uri' y su remate final, muy mordido, acarició la cepa.

Cuando las de Paz daban síntomas de reaación, el partido se le pondría más feo si cabe: gol de vaselina del CD Zamora en el minuto 60. El 0-2, la mayor de las pesadillas para el San José. Las sorianas tendrían que apelar a una machada en lo que restaba de encuentro; las zamoranas, quienes vivían de la plácida renta que habían logrado con un solo lanzamiento entre los tres palos.

Sonó el clonc: Ainhara, en el sector zurdo, se topó con el larguero. Sobre el 70, sonó el clinc. En un libre directo, 'Uri', nuevamente, estrelló el esférico contra el enemigo de las sorianas, el larguero. Esa madera, su talón de Aquiles, le dio la tarde a las blanquiverdes. Aunque ese misil de la '7', escupido por la cepa, lo cazó una atenta Bea Villar (1-2), quien a puerta vacía reduciría distancias.

A toda pastilla. Ese tanto desató por completo a las sorianas. Cuando flaqueaban las fuerzas, tiraron de corazón para lanzarse a por el empate. ¿Atlético Lince 2.0? Efectivamente. Señor golazo el que marcó Sofía. En un córner, la central voleó un rechace y situó la bimba a la mismísima escuadra.

Era tarde ya para lograr la mayor hazaña de las sorianas. Tras un mágico final, en el que el empuje de las de Garray las revivió como el ave Fénix, San Juan tuvo que conformarse con un punto que se ha de dar por bueno ante un rival directo por el ascenso. Las sorianas, manteniendo las distancias con las zamoranas (quintas), no se mueven de la cuarta plaza en la DobleG de Castilla y León.

Comentarios...