Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Poco a poco se descarta la idea de abrir la cárcel en 2019

Poco a poco se descarta la idea de abrir la cárcel en 2019

CAPITAL
Actualizado 01/03/2019 13:38

Según los tiempos manejados por el director de Producción de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Juan José Torrejón, las obras del colector podrían empezar a ejecutarse a mediados de abril y tendrían un plazo de ejecución de 9 meses. De los cálculos se desprende que, como pronto, la nueva cárcel de Soria abrirá a mediados de enero de 2020 aunque, desde Instituciones Penitenciarias y la Delegación del Gobierno se aseguro que "se trabaja para abrir el centro antes de finalizar 2019".

Esta mañana se han citado en las instalaciones del nuevo centro penitenciario de Soria la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y el director de Producción de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Juan José Torrejón.

La reunión ha puesto de manifiesto "la suma de voluntades que desde todas las instituciones existen para que el nuevo centro penitenciario de Soria sea una realidad en un corto periodo de tiempo", según palabras de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones.

Corto periodo de tiempo que, parece que definitivamente ya no hace referencia a la fecha siempre mencionada de finales de 2019. Y la responsabilidad de que, la mayoría de actores implicados, den ahora de plazo hasta los primeros meses de 2020 radica en las obras del colector.

El colector

Para que comiencen las obras del mismo deben cumplirse los siguientes trámites. El 13 de marzo está fijado como fecha para las actas previas. El acta de ocupación definitiva, trámite indispensable para comenzar las obras, llegaría en un mes, aproximadamente se estima que esté listo antes de Semana Santa. Y a partir de entonces, que sería cuando realmente comenzasen a funcionar las máquinas, se abre el plazo de ejecución de 9 meses para acabar las obras del colector. Esto se traduce en que hasta, por lo menos, la primera quincena de enero de 2020, no estarían concluidas las obras del colector y no se podrían abrir las puertas de la nueva cárcel.

Tanto Virginia Barcones como Ángel Luis Ortiz han apuntado a que "esperamos que las obras puedan concluirse antes del plazo estimado de 9 meses". Pero el director de Producción de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Juan José Torrejón, ha aclarado que el colector debe transcurrir por "un tramo urbano con servicios afectados, también con restricciones al tráfico, por lo que es difícil que pueda concluirse antes".

Más funcionarios

Al margen del colector, también preocupa la Relación de Puestos de Trabajo. "Hasta que no esté la orden de apertura, que depende de SIEPSE y se estima para dos meses antes de la puesta en marcha efectiva, no se podrá hacer pública esta RPT", ha manifestado Ángel Luis Ortiz para añadir en tono tranquilizador que "aunque no se pueda publicar, ya la tenemos hecha".

Este documento contempla ampliar la plantilla de los 131 funcionarios que trabajan actualmente en la cárcel de Soria a 419 (más 32 puestos de personal laboral) que se prevén con el nuevo centro penitenciario puesto en marcha de forma completa. Esto significa que si se abren 4 módulos, que es "lo normal en un centro de esta categoría y esta amplitud", según ha señalado Ángel Luis Ortiz, el número de funcionarios sería de unos 210.

Se abrirán 4 módulos

El secretario general de Insituciones Penitenciarias ha dado por hecho la apertura de cuatro módulos del nuevo centro penitenciario de Soria en lugar de la puesta en marcha al completo.

La nueva cárcel de Soria se abrirá de forma paulatina debido a dos razones, la primera es que todavía es necesario reponer el número de funcionarios perdidos durante los últimos años. La segunda radica en el descenso de internos en los últimos años, "no hay un problema de hacinamiento y esto permite abrir la cárcel de forma gradual".

Aún así, Ángel Luis Ortiz ha anunciado que "si las espectativas que hay en Soria en cuanto a la capacidad de generar trabajo productivo hiciese que llegasen internos de otros centros, se podría acelerar la apertura de los demás módulos".

Comentarios...