Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Nínfula soriana

Nínfula soriana

OPINIóN
Actualizado 04/03/2019 09:21
Tribuna de invitados

Tribuna Celia Molina, violinista soriana residente en Róterdam, Países Bajos.

Hace una semana volví de una pequeña visita a mi querida Soria, la cual coincidió con el aniversario de la muerte de Antonio Machado.

La ciudad se llenó de conmemoraciones, recuerdos y honores al tan noble poeta. Dejó una huella imborrable en la capital del Duero, llena de sus versos por sus calles y avenidas.Dándome un paseo por las orillas del río que le vio pasear tanto al poeta, me empecé a preguntar qué testimonios tenemos de su esposa, Leonor.

Mi inmersión en el mundo de Nakobov y las nínfulas es bastante reciente. Fue como bañarme en un río conocido, leer todas estas historias de señores mayores obsesionados con niñas no me sonaba nada extraño. Desde pequeñas hemos estudiado a los grandes poetas, novelistas, dramaturgos, cineastas, y nos decían que se sentían atraídos por diferentes musas, y muchas de ellas niñas, preadolescentes. Pero a mí, por lo menos, no me decían que eso estaba mal, que eso es pederastia y abuso infantil. Y tras investigar un poco en este mundo de las Lolitas, me di cuenta que tenía un gran ejemplo en mi ciudad.

Cuando nos hablaban de estos señores repletos de sabiduría y de conocimientos, y nos contaban sus aventurillas con sus ‘’musas’’, yo me preguntaba, por qué no tenemos ningún testimonio de estas niñas, por qué no tienen voz, y al estudiar esto cuando tienes más o menos la edad para ser una nínfula ideal, te entra una mezcla entre miedo y sororidad con ellas.

¿Por qué la gran mayoría son hombres mayores intelectuales con niñas preadolescentes? Si la mayoría de estos ejemplos son parecidos, significa que son parte de un sistema que hace que se comporten así, o por lo menos, que salgan impunes.

En ningún momento quiero desprestigiar a, puede que sea de mis poetas predilectos, Antonio Machado. No creo que culpando a un individuo sin tener testimonios firmes ni información suficiente sea sensato.

Simplemente me gustaría que por un día nos pusiéramos en la piel de esa joven soriana, que de un día para otro, viene un señor distinguido a hablar con tu madre para concertar un matrimonio. Y tú sientes que nadie te escucha, sonríes en las fotos de tu boda con una mirada teñida de tristeza y desconcierto. Te peinan con un peinado que seguramente lo veas en tu madre, para que parezcas más mayor, y tu vida cambia bruscamente. No disfrutas de tu infancia, y tienes que estar agradecida de que este maravilloso poeta haya fijado su atención en ti.

Y a los tres años, mueres.

Comentarios...