Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una tormenta de nieve deja al `Americano´ sin fiestas de San Juan

Una tormenta de nieve deja al `Americano´ sin fiestas de San Juan

SAN JUAN
Actualizado 19/03/2019 16:22
Sergio García

David Wagner no estará estas fiestas en Soria. Las inclemencias meteorológicas han destrozado su huerta y su previsión económica. Sus primeros Sanjuanes datan de finales de los 80.

Finales de mayo. La presencia de David M. Wagner en Soria es señal inequívoca de que las fiestas de San Juan están a la vuelta de la esquina. Su inconfundible figura, su aspecto bonachón, su cercanía sincera y su inimitable acento han convertido a `El Americano´ en uno de los sanjuaneros más reconocidos y queridos por todos los sorianos.

Pero este año David no estará en los Sanjuanes. No habrá chaleco azul con cervezas de todos los colores ni carrito en los desfiles ni risas interminables en los chiringuitos ni cubalibres de ron. El Americano no podrá venir a las fiestas de San Juan 2019. Sanjuanero y peñista, siempre de los primeros en acudir a limpiar Valonsadero, El Bullicio no contará este año con su miembro más icónico. Él mismo lo anunciaba a sus numerosos amigos sorianos en su muro de Facebook y Soria Noticias ha hablado con él para conocer los detalles de una ausencia que se hará notar.

Una “aventura” americana

El Americano cuenta su “aventura” no sin antes avisarnos que es “típica de esta zona”. “Vino esta tormenta de nieve. Fui a la cama admirando la bajada de las bolas de nieve tan bonitas bailando hacia la tierra. Más y más cayeron” relata sobre el temporal de nieve y hielo que afectó al noroeste americano a comienzos de febrero.

Como este tipo de inclemencias no son extrañas en aquella zona David estaba preparado, había contratado a personas para cortar los árboles viejos que veía con riesgo de caer, su frigorífico y su congelador pueden aguantar varios días sin electricidad y cuenta con estufa de propano y calefacción de leña. Nuestro buen amigo estaba listo para resistir el paso de la tormenta una tormenta que dejó sin luz a toda la zona.

Pero la situación se alargó y David pasó más de una semana sin poder salir de casa y sin electricidad. El sentido de comunidad, muy arraigado en la sociedad estadounidense, se agranda en situaciones como estas y las seis familias que viven en la zona trataron de echarse una mano. “Comencé quitar la nieve con una pala. No había otra cosa que hacer” relata.

Cuando por fin la nieve fue desapareciendo se encontraron con que era imposible caminar por los arbustos y ramas caídas. “Era como si fuéramos en aventura de jungla”. Al llegar a las estructuras donde tiene sus trabajos de agricultura y las plantaciones frutales se encontró con que varias se habían venido abajo por el peso de la nieve. El descalabro en la economía de Wagner es importante. “Seguro que reparar todo lo destrozado me va a quitar hasta la última peseta” señala a este periódico con un encomiable sentido del humor.

David nos cuenta lo que hizo cuando todo comenzó a volver a la normalidad: “Al volver la electricidad me senté con una botella de vino (o dos) para esperar que suba la temperatura del calentador de agua y me bañaba dos veces”. Tiene ya preparada la lista de materiales que necesita para las reparaciones y está preparado para la ardua tarea que tiene por delante aunque reconoce que “ya no soy tan rápido como antes”.

Sin fiestas de San Juan

Con esa situación David ha decidido cancelar el viaje que, como cada año, tenía previsto a nuestra provincia. “Viajar a Soria y estar mes y medio cuesta más de lo que te puedes imaginar” señala y explica que no solo se trata del viaje, que puede rondar los 2.000€, sino también de contratar una persona que cuide su casa y su huerta y de los gastos en Soria donde suele compartir piso con otro gran amante de Soria, Jesús Roche. No solo se trata de dinero, los trabajos de reparación de sus huertos llevarán tiempo y perder casi dos meses retrasaría todo y pronto llega el otoño… “el cielo gira” resume.

David M. Wagner vive en la costa oeste de los Estados Unidos, en el estado de Oregón, y lleva viendo a San Juan desde 1988. En todos estos años solo se ha perdido 2 veces las fiestas, una por motivos laborales y, en otra ocasión también, por falta de dinero. Esta será la tercera. Wagner anima a todos los sorianos a “brincar a la pradera de Valonsadero, beber litros de vino y bailar junto al Duero” por él y lanza un guante a este periodista “te dejo encargado de gozar de una cerveza con cada persona que pregunte por mí”.

Mientras, él quedará en Oregón deseoso de poder venir pronto a Soria, con una botella de vino casero de zarzamora y duchándose dos veces al día “por el simple placer de poderlo hacer”.

Comentarios...