Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Oda a la salvación

Oda a la salvación

DEPORTES
Actualizado 23/03/2019 20:02
Bernat Díez

El Río Duero, en una demostración de entrega y potencia ante el CV Melilla, le anuncia a la Superliga que se queda. ¿Cómo iba a bajar este histórico? Pasó por encima (3-0) del bloque melillense y permanecerá en la élite. En cambio, los de Salim se la jugarán contra el Barça en la última jornada.

Tocado por la varita de un incontestable Luis Martín, el Río Duero aplastó (3-0) al CV Melilla en el Pabellón Los Pajaritos, en el duelo directo de la vigésimo primera jornada en la Superliga. Eso implicó que el cuadro soriano, que se creció nuevamente en casa, abrazase la permanencia en Soria. La agónica temporada de los celestes se encontró con una cómoda vía de escape en la penúltima jornada de la fase regular. A la que el Melilla quería enmendar la desventaja, los de Sevillano sacaban el rodillo. Los sorianos, quienes no tuvieron que depender finalmente de otros resultados, se quedan en el sitio que históricamente les corresponde, en la élite del voleibol nacional. ¿Cómo iba a bajar una escudra que el año que viene cumplirá 32 temporadas seguidas en la Superliga?

El Pabellón Los Pajaritos no se acabó de llenar; ciertas partes de la grada se quedaron ‘huérfanas’. Necesitaba el Río Duero a su afición en un encuentro determinante, pues la permanencia en la élite pasaba por Los Pajaritos. La escuadra soriana, que dependía de sí misma para salvar la categoría, saltó a la cancha con la siguiente formación: Manu Salvador, Sevillano, Víctor Méndez, Luis Martín, Ignacio Sánchez, Mario Dos Santos y Álvaro Hernández. Ese era el sextete escogido por el entrenador-jugador de los celestes, un titular Sevillano.

Huracán soriano. El Río Duero puso la directa en los primeros compases y se situó con un holgado 5-1. Luis Martín estableció el 1-0 y él mismo colocó la manita en el luminoso, después de que Ignacio Sánchez salvase lo insalvable. Recortó distancias el CV Melilla, que en el primer tiempo muerto ya le susurraba en el cogote al Río Duero: 7-6. Daba calma el mismo Martín, quien se encontraba con un mal bloqueo de Najari Fernandes para hacer subir el de 9-8. El ‘13’ de los celestes se mostraba impecable delante de la red. Martín machacó en el 11-8.

Los errores del Melilla y la estabilidad de Martín, quien lideraba el ataque celeste, propiciaron un cómodo 17-10 en un Los Pajaritos que empujaba. Se liaban los melillenses en una ofensiva y el Río Duero lograba una renta de nueve tantos.

No bloqueaba debidamente Álvaro Hernández, fallaba Sevillano en la recepción y Martín erraba un misil directo que se marchaba cerca de la línea de fondo. Así, el cuadro africano se metía otra vez en el encuentro. Abdelkader Salim, míster del CV Melilla, pedía tiempo muerto con el 21-17. Se igualaba más el primer parcial (22-19); los visitantes ponían en apuros la placidez de los locales.

Sin embargo, levantó Salvador la pelota como un globo (24-20) para que esta fuese a parar a Martín, ¿quién si no? El rubio la empaló con violencia para colocar al Río Duero a un punto del primer set. Cerró la manga el cuadro soriano, apurado al final, con un 25-21.

Se desperezaba el cuadro melillense en el arranque de la segunda manga (0-2), pero lo volvía a arreglar Luis Martín (2-2). Salvador partió los dos patitos (3-2) con un soberbio block out. Una segunda manga muy reñida no hacía más que igualarse y desigualarse a partir de rentas cortísimas (6-5, 7-6, 7-7 u 8-7). Jugada maestra de Sevillano, quien en una finta desnivelaba (9-8) nuevamente la manga. Salvador echaba el resto para burlar la defensa melillense con un cohete que pilló mal situados a los de Salim: 11-8.

Rápidamente, tras el cambio de Fernandes, los blanquiazules volvieron a poner en apuros al Río Duero (12-11), que vio cómo Dos Santos marraba un saque directo (15-14). Salvador pedía aplausos y Martín la colocaba entre el líbero y Fernandes. Pelota inalcanzable en ese hueco que sólo vio el ‘13’. Renta de cuatro (18-14) para el Río Duero en el tiempo muerto.

Hacían piña los celestes. Abrazaban a Mario Dos Santos, quien puso tierra de por medio con el 22-16. Él mismo y Salvador bloqueaban el ataque melillense (23-16) y dejaban en bandeja un 2-0 que no le sería esquivo a la armada celeste (25-20). Salvador finiquitaba la segunda manga.

El CV Melilla daba síntomas de abatimiento y el Río Duero quería remachar la faena (9-4) en la tercera manga. Iba a ser la definitiva para los sorianos. Se iban despegando los celestes y agrandaban la brecha respecto a los africanos (13-8). Sangraba sin parar una escuadra que disparará su última bala en un duelo dramático que cerrará la vigente Superliga 2018-19: CV Melilla-FC Barcelona.

Machacaba Dos Santos (16-11) en la red. El Río Duero se las prometía muy felices. Tambores, cantos y Los Pajaritos contaba los golpeos de su equipo en ataque. La permanencia estaba cerca (18-13), los sorianos la acariciaban con la yema de los dedos. Hamza la estrellaba en la red (20-13); los celestes apretaban más su soga. En un regalo de Fernandes, el Río Duero se quedaba a una bola de set. Ignacio Sánchez puso a la grada en pie (25-19) con el punto definitivo. El cuadro soriano se desabrocha una corbata que le ahogaba. Respira y se queda en la Superliga.

Tras el partido, y en la fiesta de la cantera, foto de familia y reconocimiento a la labor de Autismo Soria, la asociación beneficiada en la tarde de hoy, en una jornada solidaria.

Comentarios...