Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
En 2018, el Cañón del Lobos contabilizó 9 parejas de alimoche, 3 de halcón peregrino y 133 de buitre leonado

En 2018, el Cañón del Lobos contabilizó 9 parejas de alimoche, 3 de halcón peregrino y 133 de buitre leonado

PROVINCIA
Actualizado 27/03/2019 17:26

El plan de seguimiento ecológico del Parque Natural apunta a que el agua del río afloró durante 31 días, ninguno en 2017.

Dentro plan de seguimiento ecológico que realizan los agentes medioambientales en el interior del Parque del Río Lobos, cabe destacar el buen comportamiento del cierre realizado en Costalago (Hontoria del Pinar) con la nueva cita de mariposa Phengaris nausithous y los buenos comportamientos de las especies vegetales Silaum silaus (de la familia Apiace), Baldellia alpestris (herbácea), Spiranthes aestivalis (un tipo de orquídea) y Rhynchospora alba (pequeña planta con flores), así como la nueva cita de Ephedra nebrodensis (un tipo de arbusto) junto a la ermita de San Bartolomé.

Es significativa la irregularidad del indicador de agua en el Puente de Siete Ojos. En el año 2017, el agua del río Lobos no afloró ni un solo día mientras que en 2018 sí lo hizo, durante 31 días.

Aves

Respecto a las aves, significar que desde que llegaron en 2017 al Parque de su viaje migratorio, desde África, los alimoches, en 2018 se contabilizaron nueve parejas, que consiguieron sacar adelante siete pollos. Además, tres parejas de halcón peregrino de las que nacieron ocho pollos. En las ocho zonas de cría de buitre leonado ubicadas en el Parque se censaron 133 parejas reproductoras, con 103 pollos que consiguieron volar. A lo largo de 2018, el aporte alimenticio al muladar del Cañón fue de unos 8.000 kilogramos.

Desde el año 2006 el Parque Natural tiene implantado el Sistema de Calidad Turística del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), más conocida como ‘Q de Calidad’. Si bien dicho sistema está orientado al cumplimiento de una serie de obligaciones que han de respetar los diferentes equipamientos y servicios de uso público del espacio protegido, la norma establece que el espacio natural debe disponer de una política de gestión adecuada a los objetivos de conservación del espacio natural protegido y a las expectativas y necesidades de los usuarios siempre que éstas estén supeditadas a lo primero. En octubre de 2018 se realizó la última auditoría por la que se certifica este sistema.

Comentarios...