Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Medinaceli, tierra cultural y legendaria

Medinaceli, tierra cultural y legendaria

RUTAS
Actualizado 28/04/2019 15:41

Cuenta la leyenda que allí murió el célebre caudillo del ejército musulmán, Almanzor. La localidad soriana de Medinaceli ‘sufre’ lo que otros tantos municipios sorianos, pues el territorio que alberga un castillo, una Puerta Árabe, murallas y una plaza Mayor y ducal, se convierte en un cruce de culturas. El señorial y romano arco, único en la península española, se levanta ante las miradas asombradas de los múltiples forasteros.

Cuenta la leyenda que Medinaceli, ubicada al sur de la provincia de Soria, vio morir a Almanzor, célebre caudillo del ejército musulmán, un 10 de agosto de 1002. Legendaria tierra la de la localidad soriana, la cual presenta un choque entre distintas civilizaciones, un cruce de culturas plasmado en sus 205 kilómetros cuadrados. En el sur de Soria, se rumorea que la tumba de Almanzor se hunde en el Cuarto Cerrillo (Medinaceli). Con Almanzor descansa el polvo de todas sus célebres batallas y múltiples tesoros.

El impacto cultural que recibe Medinaceli es soberbio: árabes, romanos, judíos, el Medievo o el Cid dejaron su impronta en esta localidad, a 30 kilómetros de Soria y perteneciente a la Comarca de Arcos de Jalón, que desprende historia, al menos, desde los tiempos de Occilis. A ciencia cierta, los prerromanos iniciaron el idilio de Medinaceli con Roma: su majestuoso arco romano, del siglo I d.C y único en la península, saluda a los forasteros. Desde este, la panorámica es excelente. Puede contemplarse el cerro de la Villa Vieja (Occilis), el cidiano valle del ‘Arbuxuelo’ y el del Jalón, también las salinas. Bienvenidos a la legendaria Medinaceli.

La localidad soriana también fue tierra de defensa. A partir de sus murallas, construcción defensiva que se entrelaza con la cimentación del arco, se bordea el perímetro de la plataforma en la que se asienta una Condal Medinaceli. El actual castillo aprovecha la estructura de la antigue Alcazaba árabe. Erigido este posiblemente en el siglo XIV por los Condes de Medinaceli, el castillo servía para reforzar las defensas de la villa.

La Puerta Árabe (también llamada puerta del Mercado, ya que era uno de los accesos a la villa en días feriados), el nevero medieval o el Beaterio de San Román-sinagoga (algunos historiadores ubican una mezquita en este edificio, otros creen que fue una sinagoga. Posteriormente acogió una comunidad de monjas adineradas con flexibles normas de vida en comunidad. Y finalmente fueron jerónimas hasta la segunda mitad del siglo XX). Dichos elementos arquitectónicos refuerzan ese frenesí cultural en Medinaceli.

Ya en el corazón de la localidad, en el barrio alto, la amplia y cerrada plaza Mayor, donde se alberga la Alhóndiga, un histórico almacén y centro de transacciones comerciales de grano y otros productos comestibles, y el Palacio Ducal, edificio de estética renacentista construido entre los siglos XVI y XVII por Juan Gómez de Mora. Porque la señorial Medinaceli durante años fue gobernada por duques y condes.

Otro de los pulmones del municipio sureño es la Colegiata Nuestra Señora de la Asunción. La villa soriana contaba, a finales del siglo XV, con doce parroquias. El Duque de Medinaceli solicitó al Vaticano la unión de todas las parroquiales en una sola, la de Santa María. Ésta se convertiría en Colegiata, y todas sus rentas agrupadas en ella. Tras la reja del Altar Mayor se expone una hermosa talla del Cristo de Medinaceli del siglo XVI en madera policromada, donada por los Duques. Esos ilustres inquilinos de la localidad soriana también fundaron el Convento de Santa Isabel, agregado a la iglesia de San Martín.

Puntos claves

Arco romano. Arco del siglo I d.C. , único de triple arcada en la península. Su función era dar acceso al recinto

amurallado, marcar la separación de distintos conventos jurídicos y dejar constancia del poderío del imperio romano.

Plaza Mayor. Esta amplia plaza cerrada, porticada y de forma casi pentagonal, aparece escoltada por edificios notables: la Casa del Concejo-Alhóndiga y el Palacio Ducal. El Palacio de los Duques de Medinaceli, Bien de Interés Cultural desde 1979, se trata de un edificio de estética renacentista.

Murallas. Los arranques de esta construcción defensiva se entrelazan con la cimentación del arco, y desde aquí, bordean el perímetro de la plataforma en la que se asienta Medinaceli.

Comentarios...