Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La reencarnación del Leicester: el Numancia Juvenil alza la Liga

La reencarnación del Leicester: el Numancia Juvenil alza la Liga

DEPORTES
Actualizado 07/04/2019 13:51
Bernat Díez

Alirón en Soria. Ante todo pronóstico inicial, se proclaman campeones en el Grupo II de División de Honor. En un logro sin precedentes en la cantera numantina, el DH rojillo, que jugará la próxima edición de la Copa del Rey, agranda una temporada de ensueño, con remontada incluida, ante la SD Eibar (3-2).

Una nueva versión del Leicester corre por Soria. Como bien dice Pablo Ayuso, el Raneri soriano, "lo bonito del fútbol es que no siempre gana el equipo grande". En un éxito sin precedentes históricos, el Numancia Juvenil, que le remontó al Eibar en casa (3-2), coloca su primera Liga en las vitrinas rojillas. Con la disputa de la próxima edición de la Copa del Rey en la recámara, el DH numantino la ha 'liado' todavía más este domingo en una Ciudad del Fútbol que le llevó en volandas. ¡Es campeón de Liga!

David ya está aquí. Cayó Goliat -la Real Sociedad, Athletic Club, Deportivo Alavés, Osasuna, etc.- en este Grupo II de División de Honor. Los sorianos recogen el testigo de los 'foxes' del Leicester dos años después. Un mismo título de Liga, dos competiciones distintas (Premier y Liga Juvenil), dos ciudades (Leicester y Soria) muy alejadas entre ellas y un mismo sentimiento: el 'pequeño', con todas las limitaciones que arrastra consigo, sorprendió al fútbol entero. Sí, Ayuso: la pureza del deporte rey sigue intacta por hazañas como la de esta cantera rojilla, que maravilla a España entera. Pero claro, esto tenía que ocurrir en una ciudad acostumbrada a persistir, resistir e insistir.

N'Golo Kante, Riyad Mahrez y Jaime Vardy no presenciaron el encuentro en las gradas de una Ciudad del Fútbol que se hizo pequeña ante tal avalancha de público. ¿Alguien apostó una cantidad significativa en las casas de apuestas a favor de la consecución de la Liga rojilla? Sí es así, y como se pagaba a tan poco ese logro paranormal, que sepa que quizá se ha hecho millonario, como bien le sucedió a ese lunático de la inglesa Midlands del Este, que cobró una suma indecente de libras esterlinas. Él, apostando al vacío, fue el único que creyó en el Leicester.

¿Quién creía en la Liga del Numancia Juvenil al principio del curso? Ni los mismos protagonistas. Es una realidad. Los rojillos, a base de mucha fe y olvidándose por completo de la permanencia e, incluso, de una Copa garantizada, se han visto abocados a acabar creyendo en ella en la recta final de la competición doméstica. En muchos sentidos, este Juvenil es la reencarnación inglesa del humilde Leicester, aunque más modesto es este DH.

Un consejo por encima de todos. Dejen trabajar a la gente de la casa, que a la postre son los que han mamado desde siempre los colores y el modus operandi del propio club. "Si no crees que es posible, es imposible hacerlo". Otra frase carismática de las muchas que ha lanzado Ayuso a lo largo de esta "temporada histórica". El fútbol escribió uno de esos capítulos finales que no se redactan a menudo. Cuento de hadas en Soria.

La flota que articuló el Numancia, desplazando a autobuses, y un parking al completo de vehículos se encontró con un Juvenil que no especuló. No podía hacerlo. Tenía prohibido jugar con el resultado. Tras unos primeros minutos titubeantes, los rojillos se conectaron de ello al encuentro por medio de un velocista. En el minuto 5, Ebri hizo un jugadón. Le entregó un pase de la muerte a David Gónzalez y éste hizo volar a Beristain. En la jugada posterior, en el correspondiente saque de esquina, Albín no la pudo cazar en el segundo palo. Se estiró, pero no llegó. Los de casa perdonaban, hasta en dos ocasiones, el 1-0.

El juego ofensivo del Juvenil pasaba por la electricidad y la explosividad de Ebri. Los buenos minutos del filial se sintonizaron finalmente con el 1-0. Albín, en el 18', abrió la lata con todo a su favor. Sólo la tuvo que empujar.

El Eibar no dijo su última palabra y en el minuto 25 heló a una Ciudad del Fútbol a rebosar. Testarazo que dio en el palo y para dentro. Con el peligroso 1-1, Marcos Gil, libre de marca y a balón parado, cabeceó desviado un balón franco. Las respuestas numantinas quedaron varadas a continuación.

Se vino abajo el filial, que sufrió sus minutos más desconcertantes. Los armeros, en una Soria más invernal que primaveral, colocaron la puntilla. Imposible para Toni, pues el arquero sólo pudo hacer la estatua ante la maravilla de Collado. El '7', de 'folha' seca, la mandó a la misma escuadra desde la lejanía (1-2) en el minuto 40. Los segundos 45 minutos se afrontaban como una auténtica final en Soria. A una carta.

Cinco minutos valieron una Liga. El Juvenil soriano, valiente, sin miedo y volcado al ataque -no le quedaba otra-, desmontó al Eibar y le dio la vuelta al luminoso en un periquete. El libre de David González y el cañonazo de Ebri fueron el preludio de lo que estaba por venir. En el 57', Albín igualó el choque de chilena en el segundo palo. Doblete del ariete, que después se marchó ovacionado. Tres minutos después, Raúl Hernández culminó la remontada. El central recogió el balón que escupió el larguero en la raya de gol para cabecear el 3-2.

Locura máxima en apenas 300 segundos. El Numancia se aprovechó de los mejores minutos que registró en la última contienda del Grupo II de División de Honor. Abran bien los ojos porque esta remontada antológica, la cual da una Liga, quizá no se repita nunca de los jamases. El cava, el ‘We are the champions’ y los manteos pusieron el broche de oro para este legendario Juvenil que evidencia “lo bonito del fútbol”. Ayuso tenía razón: no siempre gana el poderoso. De Leicester a Soria, la historia se repite.

Comentarios...