Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Florecen los espacios naturales de Soria

Florecen los espacios naturales de Soria

RUTAS
Actualizado 05/05/2019 10:07

Aprovechando la explosión de la primavera soriana, es tiempo de visitar siete de sus puntos geográficos más carismáticos, siete patrimonios de la biosfera. Las reservas de Soria. El Parque Natural del Cañón del Río Lobos, el Sabinar de Calatañazor, Valonsadero y el Cerro Pelado representan la tierra y el aire; la Sierra de Urbión, la Laguna Negra y la Fuentona simbolizan la representación del agua.

Son muchos los parajes naturales que abundan en Soria. ¿Pero qué hay de los destacados y reservados espacios naturales que dan más sentido, si cabe, a la comunión y al idilio de Soria con el medio ambiente? Las reservas naturales de Soria, protegidas y patrimonio de la biosfera, florecen en primavera.

El Parque Natural del Cañón del Río Lobos, La Fuentona, el Cerro Pelado, el Espacio Natural de Sierra Urbión, la Laguna Negra, el Sabinar de Calatañazor y Valonsadero resultan ser, adjuntos al Moncayo (compartido con la Comunidad de Aragón), los siete ejemplos más pragmáticos en relación a Soria con su entorno paisajístico, tan demandado por los visitantes que se acercan a la provincia castellana. Pasada la Semana Santa, los espacios naturales siguen floreciendo (mezclando colores, sonidos, flora y fauna) en la primavera soriana.

Los ojos de los forasteros y las forasteras quedan impactados ante el Parque Natural, declarado como tal en 1985, del Cañón del Río Lobos. Se trata de un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos. Recorre más de 25 kilómetros de las provincias de Soria y Burgos. El espacio natural y geográfico, cercano y a la altura de El Burgo de Osma y San Leonardo, propone hasta 15 rutas. En ellas, uno se puede encontrar con la Ermita de San Bartolomé, la Cueva Galiana o la Casa del Parque.

No son menos asombras la Laguna Negra y la Sierra de Urbión. Estas dos compañeras forman una de las zonas más fértiles del área soriana. Elementos significativos de la fauna soriana (lobos, gatos monteses, águilas reales, halcones, etc.) campan a sus anchas. Libremente. Esa libertad está hecha de pinos albares y negros, acebales o hayedos. En las faldas de Urbión, en cuya cumbre descansa su Pico, se ubica el manantial más célebre de la provincia de Soria, la Laguna Negra. Si se asciende esa capa acuífera, declarada Monumento Natural, se encontrará una hilera de lagunas más pequeñas: la Helada, la Larga y la de Urbión. Más arriba, nace el río Duero.

Agua y más agua. Cerca de Muriel de la Fuente se sitúa La Fuentona, que ve nacer el río Abión. Desde esta poza mana su gélida kárstica, de aguas transparentes. Algunas parejas de buitres leonados y halcones crían muy próximas a la idílica cascada, a la izquierda de la ribera.

En el sureste de la provincia, Soria se funde con la Prehistoria en la Sierra de Pela. Concretamente, en el Cerro Pelado, declarado Espacio Natural en 1992, se constituyó la primera Reserva Paleontológica Nacional. En esta, se hallaron los primeros fósiles de micromamíferos de la actual Europa.

Incluido en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León, el Sabinar de Calatañazor. Este longevo bosque acoge el sabinar más espeso de la Tierra, reclamo para los amantes de la ornitología. Da cobijo a los cuervos y a las urracas durante los meses de más fríos del año.

Por último, y cerca de la capital (a unos 8Km), el Pico Frentes vigila un monte célebre: Valonsadero. Ahí se entremezclan el verde y el gris en esta dehesa empapada de álamos y cañadas. Valonsadero se dota de casi tres mil hectáreas de monte público.

Puntos claves

Monte de Valonsadero. Declarado Zona Natural de Esparcimiento cuenta con 2.793 hectáreas de monte, praderas y vegas. Tan solo 8 kilómetros separan a la capital del Monte Valonsadero. Para llegar hay que coger la carretera N-234 dirección Burgos y un desvío a mano derecha nos acercará a Valonsadero.

Cerro Pelado. Muy cerca del Cerro Pelado, en las estribaciones de la soriana Sierra Ministra, se encuentran los yacimientos pleistocenos de Ambrona y Torralba. En ellos se han localizado abundantes restos fósiles de mamuts y armas e industria lítica de cazadores paleolíticos.

Sabinar de Calatañazor. El Sabinar de Calatañazor contiene una de las escasas masas de sabinas albares (Juniperus thurifera) de porte arbóreo y gran altura. Forma parte, además, del sabinar de páramo más extenso y mejor conservado de la península.

Comentarios...