Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La reacción de las sorianas se ahoga en la orilla de Gavà (20-25)

La reacción de las sorianas se ahoga en la orilla de Gavà (20-25)

DEPORTES
Actualizado 10/05/2019 22:56
Bernat Díez

El luminoso se fue desnivelando en un primer acto que le acabó pasando factura a un siempre combativo BM Ágreda. Las de Vera, quienes siempre dan la cara, tiraron de donde no había fuerzas para provocar los últimos destellos de calidad de Nuria Magraner. L’Alcúdia se adjudica el primer triunfo en el Sector D y le complica el ascenso a las sorianas.

Vienen “a eso”, a luchar. “Mañana iremos a por más”, sentenciaba Paula Cacho, santo y seña de las celestes, en el postpartido (20-25). En su primer partido de la fase de ascenso disputada en Gavà, el Sénior femenino BM Ágreda no pudo dar la campanada esta noche ante el CB Maristas Algemesí-L’Alcúdia. Colocándose en la tercera plaza del Sector D, necesitan ya una carambola para ascender. Afortunadamente para L’Alcúdia, la fe y la reacción de las sorianas en el tramo final del match no llegaron a buen puerto. Mañana por la noche, las agredeñas se medirán (20:30h) al Baztango Kirol, cuarto clasificado de dicho sector.

Viernes de pasión en Ágreda. Desde la Villa de las Tres Culturas, en el Centro Cívico de la localidad soriana, no le quitarían los ojos de encima a sus Guerreras del Moncayo. Instalaron una pantalla gigante en dicho complejo cultural: no se querían perder la segunda fase de ascenso seguida (2018 y 2019) del Sénior femenino del BM Ágreda. Las chicas del pueblo, referentes de la entidad celeste y guerrilleras al frente de un batallón súper modesto, llaman nuevamente a las puertas de la División de Honor Plata Femenina justo un año después de hacerlo en Arrecife (Lanzarote).

Juan Carlos Vera, aprovechando que su BM Ágreda estaba de campaña deportiva estas últimas semanas, prometió entrega e intensidad. Esas dos, innegociables de puertas hacia fuera, no le iban a faltar al Sénior celeste, la perita en dulce del Sector D. Pudo prometer, y de hecho lo confirmó, que las suyas se lo dejarían "todo en la cancha". Y una promesa es una promesa. Las sorianas, ni las más ricas, ni las más buenas, ni las mejores tácticamente y técnicamente, entregaron su alma en el Pavelló Jacme March desde que empezaron a correr los segundos en el luminoso.

Se iniciaba la reconquista. Quien quiera vencer al BM Ágreda, que se moje el culo. Extrapolándolo al lenguaje deportivo, correr muchísimo más para poder acercarse a la intensidad de las celestes. Las de Vera, mientras la sudaban por los poros de la piel, cenarían (21.00h) un plato típico de la Dieta Mediterránea. Pretendían que L'Alcúdia fuese su postre antes de que se cerrasen las luces del pabellón.

Sigilosamente y de puntillas, el BM Ágreda, que estrenó camiseta a la hora de elaborar el calentamiento previo (la ocasión lo merecía), empezaba a revolotear por la pista catalana como una tierna mariposa. Buscaba su primavera deportiva en Gavà.

Primero defender y luego atacar. Esa era la dinámica soriana exprimida en el Jacme March. Ordenadas y férreas, la línea celeste de seis se mantenía encerradita atrás. Sara Jiménez y Cristina Ruiz ponían por delante a las sorianas (2-1). Los gritos de Vera retumbaban por todo el pabellón.

En el 5', L'Alcúdia establecía las tablas (2-2) y en 6', lograron ponerse por delante por primera vez en el marcador. Encontraron dos resquicios en la retaguardia. Ventajas de tres para las valencianas y Ashley Barona reducía la desventaja desde el punto de penalti (3-5).

Se jugaba desde la parsimonia. Lo acusaba el BM Ágreda y le beneficiaba ligeramente al bloque de Valencia. Paula Cacho, desde el arco, no encontraba estímulos al contragolpe. Nadie se aliaba con ella para salir a la contra. Ashley, al trote y con un latigazo, metía al Ágreda en un encuentro que no se decantaba para ninguna (6-7). Seguía sin fallar (7-8) Barona desde los siete metros y se lo agradecían las sorianas.

Imperaban las ventajas de dos, a favor de las valencianas. Cacho sacaba las que podía y Chueca dejaba a las suyas, dos minutos, con seis féminas sobre el parqué verde. Ashley, armando el brazo y entrando desde atrás, tiraba del carro (8-11). L'Alcúdia se iba de tres y Vera pedía tiempo muerto.

Le sirvió de poco ese brake, las de Valencia ampliaron su distancia (8-12). No estaban del todo acertadas en ataque las Guerreras del Moncayo y se resintieron al final, en los últimos diez minutos (9-15). A base de robos, L'Alcúdia las desangró justo antes de enfrentarse al descanso. Vera debía modificar cosas.

Cacho, con el pie, apuraba la sorpresa celeste en Gavà. En el 33', 11-15 y el Sénior soriano no quería decir adiós. Se resistía a desfallecer, aunque seguían haciendo agua en el contraataque: Chueca perdía un balón crucial tras la asistencia de Cacho desde el marco. Ambas, cómplices de mil batallas, no se acaban de encontrar, así que el BM Ágreda no podía acabar de carburar.

Sara Jiménez se quedaba por el camino y el BM Ágreda atacaba con 5. Chueca quería marcha; ponía el 14-17 con una menos. A falta de 20' para el final, las agredeñas se ponían a moverla rápidamente. Era necesario, olvidándose un poco de defender y defender, un cambio de chip. Se encomendaban a un chispazo (15-19) de alguna que decidiese cambiar todo aquello. Chueca, con todos los minutos en su zurrón, lideraba el ataque soriano.

Y si Ashley fallaba en sus potentes lanzamientos, poco había ya que hacer. La gigantona mulata marraba dos seguidos. Vera, con cara de pocos amigos, forzó un tiempo muerto en el 43'. El desolador 15-20 le resultaba peligroso. Instantemente, la charla del agredeño dio resultado: Celia Calavia reducía (16-20) la brecha desde la izquierda. Las sorianas, todavía con gasolina, se enchufaron.

La sociedad Cacho-Chueca se alió finalmente e Isabel pudo campar a sus anchas para establecer el 18-21. La misma Paula detenía una pena máxima y Barona la transformaba justo después para las suyas (19-21).

Con mucha fe y recuperando su solvencia, se enganchaba el BM Ágreda al primer partido de su segunda fase de ascenso consecutiva. Le salían alas. Ahora era Eduardo Escartí, técnico de L'Alcúdia, al que no le gustaba lo que estaba viendo...

Faltaban 10' y el BM Ágreda no estaba muerto. Raquel Jiménez mantenía la esperanza (20-22). Con una desventaja de dos, Vera llamaba al orden. Nuevo tiempo muerto –y el último– para un Sénior soriano que estaba dando un paso al frente en el tramo final.

Lucha sin cuartel. Descarnada. Ashley y Raquel Jiménez recuperaron dos balones vitales de necesidad para los intereses ofensivos del BM Ágreda. Esos no acabaron en gol. Le perdonaban la vida a las valencianas. Nuria Magraner tiraba de calidad y alimentaba (20-24) la ventaja de las suyas.

Al BM Ágreda le quedaban piernas para correr, pero no las suficientes para evitar el triunfo final de L'Alcúdia, que había provocado la buena reacción de un incansable conjunto soriano (20-25).

Comentarios...