Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Natalia Mediavilla: “Prefiero seguir en la Provincial y mantener la esencia antes que subir a Regional y perder a los pilares”

Natalia Mediavilla: “Prefiero seguir en la Provincial y mantener la esencia antes que subir a Regional y perder a los pilares”

DEPORTES
Actualizado 29/05/2019 22:24
Bernat Díez

"Ah… ¿tú eres la presidenta?". Mediavilla, la ‘presi’ del Piqueras, e Inmaculada de Miguel, máxima institución del Club Deportivo Covaleda, se convierten en las dos únicas mujeres al frente y al cargo de una entidad futbolística en la provincia de Soria.

Palabra de presidenta. Acatando la 'Constitución', Natalia Mediavilla le jura lealtad eterna a su Club de Fútbol Piqueras, vigente campeón –más de una década después– de la Primera división Provincial de Soria. No abundan. Son una especie en extinción. Mediavilla e Inmaculada de Miguel, máxima institución del Club Deportivo Covaleda, se convierten en las dos únicas mujeres al frente y al cargo de una entidad futbolística en la provincia de Soria. Mujeres al poder.

Una rara avis. Esporádica, natural y risueña. Los excesivos formalismos no van con ella. Natalia, una joven mujer de la generación del 86 –camino de las 33 primaveras– sufre en silencio y aprieta los dientes. Ya no puede chillar ni desmadrarse ante los goles del CF Piqueras. Sí se lo permitió cuando los de Almarza levantaron su tercera Liga en El Egido. Ahora, más formal, ha escondido a su "Hulk" interior. Esta fémina, que levantó el dedo hace tres años en una reunión en la que nadie quiso tutelar la gestión del Piqueras, se muestra más comedida. Todavía hoy ha de seguir escuchando lo de "Ah… ¿tú eres la presidenta?". Si el club tiene tres Ligas, una se la apunta la gestión de Natalia Mediavilla, la pasión desmedida del Piqueras.

Soria Noticias: ¿De dónde le viene esa vena futbolera?

Natalia Mediavilla: Realmente, por el Piqueras. Llevo vinculada a él desde pequeña. Como aficionada, he ido en autobús a ver partidos y finales de Copa. De ahí nace mi afición. Luego, ha entrado gente al equipo que me ha hecho vincularme más a este. Mi hermano (Arturo Mediavilla) lleva jugando aquí más de una década. Llevo mucho tiempo viviendo al Piqueras.

SN: Amor por unos colores. Sentimiento puro.

N.M: Me ha costado transformarme, relajarme. Lo vivo y tengo mucho sentimiento. Me fastidian las injusticias. Como presidenta, no puedo hacer lo mismo. Me pueden sancionar por mis gritos. Gente del equipo sigue pensando que no me controlo nada. No me gustaba transformarme en Hulk, pero así soy yo: no siento vergüenza.

SN: ¿Ha logrado apaciguar ese fuego interior?

N.M: Estoy súper comedida, aunque el míster (Alfredo Ramírez) piensa que sigo siendo igual de ultra… Intento controlarme (ríe). Si me tocan a mis pilares, ¡salto!

SN: El Piqueras transmite el lado más humano y el menos profesional del fútbol: barro, humildad y modestia. Pureza y sencillez.

N.M: Me interesa que dentro del equipo haya buen ambiente. Creo que eso luego se transmite en el campo. En estas dos últimas temporadas ha habido mucha unión. No me gusta que se griten en el campo. Estar bien en el equipo implica que las cosas salgan mejor. La Provincial tiene una imagen de nosotros que no se corresponde: la de guarros. Nos va a costar sacarnos esa medallita. No éramos de los favoritos para ganar la Liga y se nos ha cuestionado mucho el hecho de estar arriba. Muchos de los que nos han dado la enhorabuena al final, antes nos había cuestionado.

"No me gusta transformarme en Hulk, pero así soy yo"

SN: ¿No habrán primado, amañado o sobornado a nadie, verdad?

N.M: (ríe) No, no… No tenemos ni primas ni hermanas para ir a pagar a nadie. Olvidaos, que es no nos lo podemos permitir.

SN: ¿Cuándo llegó el momento de dar el salto hacia la presidencia del Piqueras?

N.M: En esa reunión, ni me lo pensé. Los capitanes (Xavi, Félix, Arturo, Barce, etc.) formaban parte de la directiva. Eso generaba mal rollo en el equipo. ¿Cómo haces el once titular?, ¿quién lo decide? En una reunión se preguntó quién quería asumir el cargo de la presidencia y nadie quería cogerla. Yo me comprometí. Este año, me he encontrado un poco sola en la directiva. Eso sí, con el respaldo de los capitanes.

SN: ¿Cómo resumiría su gestión en estos tres años al mando del Piqueras?

N.M: (Suspira) Es difícil resumirlo… Esta Liga me quita todos los problemas que he tenido estos dos últimos años. Busqué entrenador. Llamé y llamé; nadie y nadie. ¡Desesperante! Lograr esta Liga, tan merecida y tan poco valorada por otra gente, me sirve. Se me olvida todo lo malo. Nunca pensé que llegaríamos hasta aquí. Todo el sufrimiento que hemos pasado ha merecido la pena.

"No tenemos ni primas ni hermanas para ir a pagar a nadie. Olvidaos, que es no nos lo podemos permitir"

SN: ¿Y desde los despachos?

N.M: Hemos hecho lo que venía haciendo hasta ahora el Piqueras. Un día para los socios, para captarlos y lograr así un poco más de dinero. Este año, nos han patrocinado los bares del pueblo y no nos ha hecho falta abrir el de El Egido. Hemos realizado rifas y ventas de mochilas y sudaderas. Lo más importante es conseguir patrocinadores, lo que más quema. A mí, esto de ir a pedir dinero… Entiendo que es necesario.

SN: Un club tan humilde deberá hacer malabares con la economía. ¿Cuáles son las necesidades del Piqueras?

N.M: Tenemos que hablar con el Ayuntamiento de Almarza. Tenemos algún proyecto en mente. El tema del riego en El Egido, arreglar y rehabilitar los viejos vestuarios para convertirlos en nuestra sede. Tampoco le pediré peras al olmo.

SN: Empieza a ser necesaria la normalización de todos los aspectos del fútbol. ¿Por qué no va a poder estar una mujer al frente de una entidad balompédica?

N.M: Creo que lo más importante para poder estar al frente de un club es sentir y vivir el equipo. A mí esto no me da de comer. Me da más quebraderos de cabeza que otra cosa. Me quita mucho tiempo. Si no fuese por todo lo que significa para mí el Piqueras, está claro que no me merecería la pena. Has de tener mucha motivación para poder estar al frente. Ni por ser mujer ni por ser hombre. Todas las mujeres que quieran, adelante. Yo no voy a los campos diciendo “hola, soy la presidenta”.

SN: ¿Se acuerda de la gestión de Teresa Rivero en el Rayo Vallecano? Ella fue la precursora en el fútbol español.

N.M: Me comparan muchas veces con ella (ríe). Por su euforia con su Rayo.

SN: La visión y la versión femenina. ¿Qué aporta el mandato de Natalia Mediavilla?

N.M: Transmito buen rollo. No nos hemos creído nunca nada. ¿Visión de mujer? Quizá, tener la cabeza asentada. Para mí, es básico mantener limpios los vestuarios. ¡Son unos guarros! (ríe) Doy caña en ese sentido. Un poco de orden, tanto dentro como fuera. Yo soy muy desastre en mi desastre, pero si estás usando algo que no es tuyo (baños, vestuarios)... Esta semana, hemos quedado para organizarlo todo: hay botas y prendas que se van acumulando. Hay que centrarse un poquito.

SN: Ha pasado más de una década (11 años) para que el Piqueras volviese a levantar una Liga. Se dice pronto. Primer título para Mediavilla.

N.M: Hemos luchado tanto por ello en los barros. Ha pasado tanto tiempo… Para Alfredo, Fer, Félix, Iván, Ángel, Arturo, Xavi y Natalia, los que tiramos de todo esto, supone una recompensa a todos esos malos años de atrás.

SN: Se le quiebra la voz y le brillan los ojos. ¿Le emociona hablar del Piqueras?

N.M: Sí, me emociona mucho. Soy una llorona. Nos hemos llevado tantos disgustos… En esta Liga, no todo son flores y maravillas. El sábado (18 de mayo), me emborraché de ilusión y emoción. No me enteré de lo que ocurría. Después, cuando fui consciente, me tocó llorar.

"La Provincial tiene una imagen de nosotros que no se corresponde: la de guarros"

SN: Tres años a los mandos del Piqueras y esto, como nos ha comentado lejos de la grabadora, toca su fin.

N.M: En la soledad absoluta, no quiero seguir como presidenta. Mucho de mi tiempo es para el Piqueras. Esto lo hago por amor al arte. Pido más apoyo. Quiero delegar más en otra gente. Seguiré dentro del club, pero quiero permanecer un poco más en la sombra. ¡Esto quema mucho! Todavía estamos borrachos de Liga. Nos hemos de reunir este viernes con los capitanes para hablar sobre la planificación. Algunos quieren subir (a Regional), pero los pilares del equipo no quieren hacerlo. Yo no quiero que se pierda la esencia; prefiero seguir en la Provincial y seguir siendo quienes somos antes que ascender y perder a los pilares. Realmente, sólo duraríamos un año. ¡Nos vendríamos a casa con unos cuantos capazos de goles!

SN: Es decir, la intención es la de no ascender a Regional.

N.M: Hemos de saber qué lugar queremos ocupar. Tenemos otra realidad: relaciones personales y trabajos. Estos no tienen 18 años. Ahora mismo, estamos muy bien donde estamos. Lo tendremos más difícil el año que viene: ya no jugarán contra un club que no sabe a lo que juega. Jugarán contra el campeón de Liga. Estamos más cerca de no subir que de subir. Abro esa opción porque todavía no hemos hablado nada.

"En la soledad absoluta, no quiero seguir como presidenta"

SN: Si el Piqueras no asciende, esa plaza vacante la aprovechará el San Esteban (subcampeón). ¿Duele?

N.M: No, al revés. ¡Qué la disfruten! Les deseo lo mejor. ¡Qué disfruten ahí arriba! Nosotros ya tuvimos nuestra fiesta, que, por cierto, la vivimos gracias a que se cambió el partido al sábado. En un principio, se jugaba el domingo. Tuvimos que llamar a Valladolid, remover Roma con Santiago, para que nos lo cambiasen al sábado ¡No podíamos celebrar la Liga un domingo!

SN: ¿Qué méritos se le han de atribuir a usted en esta Liga? Alguna flor se podrá echar encima.

N.M: Los jugadores tienen mucho mérito, igual que el entrenador. Esa medallita me la puedo colgar: yo traje a Alfredo Ramírez. Lo mío me costó. Gracias a Alfredo tenemos ahí esa Liga.

SN: ¿Alguna promesa? ¿Va a regalarles un viaje a los jugadores?

N.M: No he prometido nada, pero me lo recuerdan cada día. Uno me recuerda lo de Ibiza, el otro quiere ir a Logroño. Encima, tengo la fama de ser tacaña, una rácana con el dinero. Me mandaron el vídeo de Ronaldo Nazario (presidente del Real Valladolid), quien le ha regalado al Pucela un viaje a Ibiza. Los del Piqueras me dijeron: “Mira, aprende, presi”. Estamos sin riego y sin vestuarios, ¡cómo para llevarlos a Ibiza! No es una prioridad.

Comentarios...