Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Opiniones 4G

Opiniones 4G

OPINIóN
Actualizado 30/05/2019 12:03
Casandra González

La opinión de Casandra González, jurista.

Ya se han hecho y se seguirán haciendo análisis de las recientes elecciones. Yo he decidido fijarme durante estos días un poco en los comportamientos de los usuarios en redes sociales, sobretodo en las más comunes que son Facebook y Twitter. Es curioso y bastante triste que una de las constantes que se repiten casi siempre en los comentarios de noticias, artículos u opiniones de otros, son las faltas de respeto, el insulto, la descalificación e incluso la falacia con un desprecio manifiestamente claro hacia la verdad, que bien parece que el único fin buscado es dañar al otro sea quien sea, diga lo que diga, eso es lo de menos.

Esto me recuerda al típico bullie o matón que en el colegio acosaba a los más débiles mostrando su exuberante cobardía.

Este símil me parece muy coincidente para con lo que ocurre en las redes sociales, a veces son personas escondidas descalificando a diestro y siniestro, emitiendo todo tipo de faltas de respeto, de abuso verbal, de cinismo exagerado y de sectarismo en la mayoría de las ocasiones.

Otra constante es que de esto no se salva prácticamente nadie, esto es generalizado da igual la opinión que se tenga o que cualquier persona exprese, la constante es el insulto y el acoso, la injuria, el hacer daño porque si, el abuso sin medida y eso porque el poder de ser anónimo muchas veces desemboca en esta penosa realidad.

Y, afortunadamente, esto no pasa en la calle, o al menos no tanto. Lo que quiere decir que aparentemente la gente se sabe comportar pero tras la máscara de anonimato no tanto.

Nuestra libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales más preciados que tenemos y está recogido en tantos y tantos textos de derechos humanos y libertades fundamentales y así tiene que ser. Pero discrepo mucho de que el abuso, el acoso y el insulto sea el derecho de nadie.

Gracias a este derecho estoy escribiendo lo que creo conveniente, sin insultar ni faltar al respeto a nadie. Se puede. Hagámoslo.

Comentarios...