Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El envejecimiento de la población reducirá el consumo en los próximos 15 años

El envejecimiento de la población reducirá el consumo en los próximos 15 años

PROVINCIA
Actualizado 24/07/2019 17:43

El envejecimiento de la población marcará la evolución del consumo en España en los próximos años, según el informe Situación Consumo de BBVA Research. El porcentaje de población mayor de 64 años aumentará más de cinco puntos en los próximos 15 años. Dado que este segmento de la población efectúa un menor gasto por habitante, su importancia creciente podría causar un descenso del 1,5% del consumo per cápita entre 2018 y 2033, si la evolución de otros determinantes, como la renta o la riqueza, no lo evita.

Las diferencias en los hábitos de consumo por edad cobra especial relevancia en el actual contexto de envejecimiento de la población. Los cambios en la estructura poblacional pueden provocar alteraciones profundas en el gasto agregado de los hogares. Igualmente, la forma de gastar cambia, ya que los mayores suelen hacer un menor uso de las tarjetas de crédito y de la tecnología para las transacciones bancarias.

BBVA Research ha analizado las diferencias regionales en los patrones de gasto por edad a partir de la información estadística, anonimizada y agregada de las transacciones con tarjeta de crédito y débito en terminales de punto de venta (TPV), y las retiradas de efectivo en cajeros automáticos realizadas por los clientes de BBVA en España entre junio de 2018 y junio de 2019.

Los resultados muestran que los clientes con un mayor nivel de consumo, entendido como la suma de los gastos con tarjeta y los importes retirados, son los que se sitúan en las edades comprendidas entre los 35 y los 64 años. La población entre 20 y 34 años y los mayores de 64 años registran un consumo por habitante menor que la media.

Heterogeneidad regional

Existen diferencias importantes en cuanto a la estructura etaria del consumo entre las provincias. Así, mientras que en Zamora, Guipúzcoa, Soria, Asturias o Álava los mayores de 65 años suponen una cuarta parte del gasto total, en provincias como Baleares, Almería, Albacete, Guadalajara o Madrid, el consumo de este segmento de la población se sitúa por debajo del 15%.

Además de las divergencias en el gasto per cápita, los datos también reflejan diferencias significativas en la forma de gastar de los clientes según su edad y localización. Los mayores de 64 años son más propensos que los jóvenes a retirar efectivo en los cajeros automáticos, mientras que estos últimos utilizan comparativamente más la tarjeta para realizar compras.

Sin embargo, con independencia de la edad, se observan patrones regionales marcados. El pago con tarjeta es más común para todas las edades en Baleares, Cataluña y Madrid, lo que contrasta con su escasa presencia en provincias como Palencia, Orense y Lugo. Los mayores de 64 años de Madrid, Cataluña o Baleares son más proclives a realizar pagos con tarjetas que los jóvenes de buena parte de las provincias del noroeste de España.

Tendencias previstas

En el futuro, las discrepancias regionales en cuanto a hábitos de consumo podrían intensificarse. Las zonas con mayor propensión al pago con tarjeta son también las que se verán menos afectadas por el envejecimiento demográfico, como Madrid, Baleares y Cataluña. En estas comunidades, el efecto del envejecimiento sobre el consumo per cápita será relativamente reducido. Además, la propensión a los pagos por tarjeta se mantendrá elevada.

Por otro lado, a pesar de que la edad media de la población en Andalucía y Canarias es comparativamente reducida en la actualidad, el envejecimiento previsto para los próximos años es comparativamente elevado, lo que podría limitar el avance del gasto por habitante en estas regiones.

Las provincias del noroeste, por su parte, se caracterizan por una baja utilización de los pagos con tarjeta, una edad media actual relativamente alta y la perspectiva de que el proceso de envejecimiento sea intenso. Por ello, el consumo per cápita en estas regiones será menos dinámico que el nacional, y se espera que las retiradas de efectivo sigan teniendo un papel protagonista.

Comentarios...