Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Las necesidades de tu piel

Las necesidades de tu piel

ESTILO DE VIDA EN SORIA
Actualizado 05/08/2019 10:50

Para lucir una piel luminosa, joven, bella y cuidada, solo tienes que tener en cuenta algunos aspectos que nos rodean y que pueden debilitarla. Un artículo de Lorena Martínez.

Una vez tengas claros esos aspectos, solo tendrás que escoger los mejores productos para cuidarla y mantenerla en un estado de hidratación óptimo. Este será el primer paso para lucir un buen cutis.

Debes tener en cuenta que el 80% de todos los signos visibles del envejecimiento, es ocasionado por la contaminación y el humo presentes en los entornos urbanos, además de los rayos UV. Por ello, para cuidar la piel tenemos que tener en cuenta las agresiones externas, y es necesario en parte protegerla contra la polución y el sol, para prevenir la aparición de los signos visibles de envejecimiento, manchas y arrugas.

Es importante reforzar su proceso natural de reparación, proporcionándole un aspecto más joven y sano para que en nuestro rostro no aparezca esa sensación de tez apagada.

La mejor forma de proteger nuestra piel y nuestro cutis es utilizar cremas y fórmulas que sean muy eficaces para crear un escudo hidratante, que sea absorbido rápidamente por la piel.

Elegir una crema no es siempre fácil, y debemos tener en cuenta los factores externos que nos rodean. Por ejemplo, si habitualmente tenemos mucha exposición al sol, debemos tener en cuenta que este es el mayor agente secante de nuestra piel. Una sobreexposición solar hará que nuestra piel se quede seca y sin agua, y si no la protegemos con protectores solares y con hidratación podemos incluso tener una pigmentación excesiva e irregular, además de la aparición de las temidas manchas.

Si en la zona en la que vivimos hace mucho viento, debemos tener en cuenta que este agente es muy agresivo, y el viento reseca la piel porque erosiona la epidermis. Aquí conviene usar humectantes y protectores labiales; y si vives en una zona muy propensa a las corrientes de aire todavía más. Debes exfoliar habitualmente tu piel, ya que el viento hace que las células muertas se acumulen sobre ella.

Si vives en climas lluviosos y la humedad se palpa en el ambiente, tu piel estará más jugosa. Generalmente, en los lugares donde llueve mucho no hace demasiado frío, y la piel tenderá a preservar más su nivel de hidratación. De esta forma necesitarás cremas más ligeras y con menos consistencia y texturas más fluidas, o incluso sérum. Todo ello, desde luego, dependerá del tipo y la calidad de tu piel.

Extractos vegetales

Elige cremas que contengan los mejores componentes para ti. Entre los extractos vegetales, debes tener en cuenta que la granada, por ejemplo, aporta mucha agua a la piel y evita que se reseque. El aceite de oliva o las almendras son perfectos para restaurar la piel castigada y suavizar las asperezas. Y los polifenoles de uva tinta son capaces de retrasar el envejecimiento y aportar energía y tono a las pieles más castigadas. Ya lo sabes, los ingredientes de cada una de nuestras cremas de cabecera son fundamentales para sacar la mejor belleza de nuestra piel.

No olvides que aparte de tu crema de tratamiento, debes tener muy en cuenta las características de tu maquillaje. Elígelo también con protección y a ser posible con tratamiento. Es importante que, si tenemos la piel seca, nuestra base de maquillaje no nos la reseque todavía más. Elige la que mejor se adapte a tu tipo de piel para que, una vez aplicado nuestro maquillaje, no cree efecto máscara y tenga un tono muy natural para los días de verano.

Y no te olvides de la hidratación de la piel del resto del cuerpo, también castigada en verano. Por ello, cada una de las zonas requerirá de productos y cuidados concretos. Aprende a mimar tu piel.

Comentarios...