Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Calasanz y la SD Almazán cogen fuerzas y sellan un abultado empate en el José Andrés Diago (3-3)

El Calasanz y la SD Almazán cogen fuerzas y sellan un abultado empate en el José Andrés Diago (3-3)

DEPORTES
Actualizado 07/08/2019 15:24

Los de Antonio Fernández, que estrenaron ayer su pretemporada, y la estructura de Diego Rojas, la cual solventó con otras tablas su segundo amistoso de este verano, maquetan un trepidante duelo vecinal en la capital de Soria.

El Club Deportivo Calasanz y la Sociedad Deportiva Almazán sellaron un abultado empate a tres y se vieron por primera vez las caras en el rebautizado estadio José Andrés Diago. Este partido de proximidad, entre dos inquilinos de la misma Soria, estuvo dotado de un buen ritmo y con seis goles bien repartidos.

Los de Antonio Fernández iniciaron ayer mismo su pretemporada y suman su primer empate, mientras que los de Diego Rojas sumaron una nueva igualada en su segundo compromiso amistoso del verano. Estos últimos lo hicieron ante otro cuadro soriano, tras sus primeras tablas la semana pasada ante el Numancia B (2-2) en la Ciudad del Fútbol.

El Calasanz, del Grupo A de Regional, y el Almazán, en el Grupo VIII de Tercera división, afinan su preparación en vistas al próximo curso 2019-20. Se percibió que ambos preparaban objetivos distintos, pronunciados por la división que les separa. El cuadro adnamantino se adueñó de la pelota para mecanizar acciones ofensivas y movimientos en ataque. Los de Rojas le generaban superioridades, en banda, sobre todo, una vez tras otra al cuadro calasancio, que peleaba por “todo lo contrario”, según su míster Fernández: asimilar movimientos defensivos. Estos serán necesarios “para cuando nos enfrentemos a rivales, de arriba, de nuestra Liga”.

El partido discurrió por esos derroteros: el Almazán movía el balón de lado a lado y el Calasanz se dedicaba a defender en condiciones y contraatacaba, pues esas acciones “se nos dan bien”, apunta Fernández. El amistoso se desarrolló de forma limpia, sin incidentes.

Se repartieron hasta las partes. La primera, marcada por tres balones al larguero, se decantó partidaria del Calasanz y la segunda estuvo dominada claramente por el Almazán. Antonio Fernández se guarda “buenas sensaciones” de este primer choque veraniego, ya que “competimos”. Sin demasiado esfuerzo, el Calasanz ya es un equipo “competitivo”.

Comentarios...