Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Teresa Rubira recoge su premio del 'Soneto para Soria'

Teresa Rubira recoge su premio del 'Soneto para Soria'

CAPITAL
Actualizado 09/08/2019 18:52

La turolense y alicantina de adopción repite galardón tras haberse llevado la convocatoria de hace dos años.

Este viernes 9,en el salón Gaya Nuño del Círculo Amistad Numancia era oficiada la entrega del premio literiario 'Un Soneto para Soria', que organiza el Casino. En esta séptima edición ha sido la turolense y alicantina de adopción, Teresa Rubira, que repite galardón tras haber ganado el certamen hace dos años. En aquella ocasión un inoportuno accidente le impidió acudir a recoger el premio.

El jurado calificador del concurso, que ahora ha contado con 19 sonetos, ha estado compuesto por José María Martínez Laseca, César Ibáñez y César Millán que fallaban el dictamen en el pasado mayo.

En su primera edición el premio recayó en el poeta colombiano Reinaldo Bustillo, en la segunda, el uruguayo Luis Antonio Beauxis, quienes viajaron de sus países para recoger el premio. En la tercera convocatoria resultó ganador el poeta de Ciudad Real Antonio Gutiérrez, en la cuarta al barcelonés Andrés García. Ya en la edición pasada volvió a ser ganador Antonio Gutierrez.

En el acto se ha dado la lectura del soneto ganador por parte de la premiada, que también ha proclamado otros de sus poemas. El premio consiste en un trofeo y un libro de poesía, ya que este certamen no tiene dotación económica.

En este vídeo, el acto de entrega del premio literario del Casino:

El soneto, titulado 'De humilde me arrodilla', es como sigue:

Muestra Soria su alegre campanilla

y entre aroma de nubes y cantueso

viste el Duero de bravo y de travieso

rodenando su cuello en gargantilla.

Mil caricias me brinda su mejilla.

A sublime figura le confieso

que el altar de sus montes me hace preso

y en ermitas, de humilde, me arrodilla.

Porque tuve la dicha y la fortuna

de yacer en su lecho y a su lado,

hoy la encuentro más bella que ninguna.

Ya no puedo partir, quedé atrapado.

En pupila tan negra de laguna

naufragué, corazón enamorado.

Comentarios...