Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Temperatura del biberón ¿cuál es la correcta?

Temperatura del biberón ¿cuál es la correcta?

ESPECIALES
Actualizado 12/08/2019 10:25

La alimentación de un bebé siempre es un tema complejo, ya que produce especial preocupación a los padres. Cuando el niño llega a los 6 meses comienza a producirse, por recomendación médica, lo que se denomina como alimentación complementaria, la cual consiste en ir introduciendo diferentes y mayor cantidad de alimentos al bebé.

En esta etapa los bebés comienzan a tomar leche de continuación como parte de una dieta diversificada con mayor regularidad, lo que implica comenzar a tener que preparar biberones de manera recurrente. Las leches de fórmula están diseñadas y adaptadas a las diferentes edades de un bebé, por lo que elegir un tipo u otro dependerá de aquello que los papás quieran ofrecer al niño.

Son muchas las dudas que enfrentan los padres cuando llega el momento de darle al bebé la leche de fórmula como parte de una dieta diversificada, una de ellas es por supuesto la temperatura a la que debe estar el biberón. Para ello en este artículo se analizarán y se responderán a las cuestiones más habituales sobre esta temática.

Consejos para preparar un biberón correctamente

A la hora de preparar un biberón se deben seguir una serie de pautas, dado que es necesario tener en cuenta la temperatura del agua, la higiene que se tiene al prepararlo y la cantidad que se utiliza de cada elemento.

Lavar adecuadamente los elementos que componen el biberón

La higiene es muy importante y es necesario que los biberones y las tetinas de los más pequeños sean adecuadamente lavados una vez finalice su uso. Según la Asociación Española de Pediatría, hervir los biberones para esterilizarlos no es imprescindible, sin embargo es importante lavarlos bien con agua y jabón, ya sea a mano o en el lavavajillas, eliminando cualquier resto de leche que puedan tener.

Limpiar la zona donde se va a elaborar

Las manos o la zona de la cocina donde se preparan los biberones también debe estar limpia para no posar los elementos de los que está compuesto el biberón sobre una superficie sucia.

Hervir el agua de la preparación

Como se ha dicho anteriormente los bebés tienen un sistema inmune más débil, por lo que el agua debe hervirse preferiblemente durante 1 minuto para realizar la preparación. En la actualidad se ha popularizado hervir el agua dentro del biberón en el microondas. Pero lo cierto es que esta acción no es la más apropiada, dado que los microondas tienden a calentar la materia de manera poco homogénea, lo que provoca en primera instancia que el bebé pueda quemarse al tomar el biberón y que el agua no se haya hervido en su totalidad de manera correcta.

Recuerda, además, que debes dejar enfriar el agua hasta que esté tibia antes de añadir el polvo.

¿A qué temperatura servir el biberón?

Quizás sea esta una de las dudas más comunes en padres primerizos. Aunque el agua se hierve para la preparación, esta debe servirse a una temperatura de entre 32 o 36 grados como máximo, dado que si estuviera más caliente el bebé podría rechazarla.

Para templarla se coloca el biberón bajo un chorro de agua fría durante uno segundos, y posteriormente se depositan unas gotas en la muñeca. Aunque pueda parecer un método algo anticuado, se debe tener presente que la temperatura corporal ronda entre los 35 o 36 grados y esta es la temperatura idónea de la leche. Si al verter unas gotas en la muñeca la temperatura resulta agradable es probable que también lo sea para el bebé.

Seguir las instrucciones del envase

Es imprescindible leer las indicaciones que se describen en cada leche de continuación. Aunque por norma suelen ser parecidas de una marca a otra, lo cierto es que pueden haber pequeñas variaciones entre ellas y entre los cambios de edades. No es lo mismo un compuesto para un bebé de 6 meses que para uno de 12 meses.

Almacenar los productos adecuadamente

Es importante que tanto el bote de la leche de continuación como los biberones, el agua embotellada o la previamente hervida, se guarden a buen recaudo en una zona fresca pero sin humedad, en la que no dé el sol de manera directa. De esta forma se conservarán todas las propiedades y se conservarán mejor todos los elementos.

Aviso importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo.

Comentarios...