Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La España Vaciada o cómo quedarte sin Internet cuando tu pueblo se llena de forasteros

La España Vaciada o cómo quedarte sin Internet cuando tu pueblo se llena de forasteros

PROVINCIA
Actualizado 31/08/2019 22:51
Bernat Díez

“Todo se reduce a términos de rentabilidad económica” y digitalizar los pueblos sorianos no sale a cuenta. La conexión, un servicio “tan básico como el alumbrado”, es de máxima precariedad en Cubo de la Solana, por citar solo un ejemplo.

Internet, tenemos un problema. Expira agosto, los veraneantes, que han hecho vida estos días en los pueblos sorianos, regresan a sus correspondientes ciudades y la compleja realidad digital –inexistente o prácticamente nula en muchos de los municipios de la provincia– da un vuelco. Con su marcha, los forasteros han liberado la señal wifi en Cubo de la Solana. Pero dicha conexión sigue sin ser viable y rentable en el medio rural, desolando a un panorama que es incapaz de digitalizarse. Esto también forma parte de la España Vaciada. La fibra óptica ni se asoma.

Buscando cobertura para llamar, desesperando en tiempos de máxima afluencia veraniega en el pueblo y tirando de datos del móvil –los que puedan–, la situación en Cubo de la Solana y cercanías no es alentadora. Y si ahí la conexión es 'fiable', imagínense la realidad virtual en los otros pueblos de Soria, perdidos de la mano de Dios… Justita o, directamente, irreal. “La verdad es que la situación es muy precaria”, asusta Juan José Delgado Soto, teniente de alcalde en Cubo de la Solana.

Ruina digital. Si las condiciones meteorológicas ya la ponen en jaque, la mala conexión a Internet se acentúa con la presencia masiva de forasteros en el municipio soriano. Apagado o fuera de cobertura. Delgado realiza una similitud entre el agua e Internet. “Si de continuo beben del pozo 30 personas y de repente beben 200, pues se agota el pozo. Todos tiramos de la misma red y se reduce la velocidad”, detalla. Destaca que el servicio de wifi que ofrece el Ayuntamiento de Cubo “es casi tan importante como el alumbrado público. Cuando falla, todo el mundo lo detecta. Se ha convertido en un servicio muy importante”.

Los ratios de población impiden el acceso a un sistema digitalizado, todavía muy analógico en Cubo. “Las operadoras no invierten en los pueblos porque no es rentable. Todo se reduce a términos de rentabilidad económica. La maltrecha conexión soriana está perdida si “las instituciones no entran a los medios rurales y obligan o subvencionan a los operadores”.

No les va mucho mejor a los habitantes que residen en las cercanías de Cubo de la Solana, Rabanera del Campo, Tardajos, Almarail o Miranda de Duero. “La cobertura que tenemos, buena o mala, es debido a estar cerca de infraestructuras viarias, de mucho tráfico”, cuenta Delgado, quien pone en contexto: “Estamos cerca de la CL-101, una de las carreteras con más tráfico en la provincia. Esa carretera tiene muy buena cobertura”. De hecho, Almarail, al estar a pocos kilómetros de dicha vía, puede que sea el pueblo de la zona con mejor cobertura. Si no pasara la CL-101 por esos puntos, “estaríamos mucho peor, sin apenas cobertura”, apunta Delgado. De todas formas, “nadie nos ha dado cobertura para nuestros pueblos, sino que es por casualidad, porque estamos en medio de esas infraestructuras”.

Una situación desoladora

A principios de este siglo, en Cubo de la Solana se instaló Telecentro. Los ordenadores de ese sistema, obsoletos, pasaron a mejor vida; la señal de Internet de dicha instalación, no. Esta sigue funcionando en las inmediaciones más cercanas al Centro Social del pueblo. En esa época, se estilaba “la conexión por satélite, que iba fatal, ¡muy lenta!”, define Delgado. En 2008, cambio de tornas: la empresa Iberbanda ofreció “una conexión bastante mejor”. Esa mejoría pasaba por el WiMAX, acceso por microondas. “Para ser el medio rural, funcionaba bastante bien. Era fiable y asimétrica: un mega de bajada y otro de subida. Luego, nos lo subieron a tres”, alega el actual teniente de alcalde.

Agotó dos legislaturas como alcalde en Cubo de la Solana. Previamente, en dos ciclos anteriores, estuvo como concejal en dicho consistorio, cuando ya le tocó centrarse en la implantación de las redes wifi en los pueblos. “Pedir que venga gente a trabajar, pudiéndolo hacer desde casa, y a vivir todo el año en el pueblo es una opción muy bonita, pero a la hora de la verdad no hay muy buena conexión a Internet”, se lamenta Delgado. Precisamente, el caso de Cubo puede extrapolarse a la actualidad de un sinfín de localidades sorianas.

El ‘dragón digital’ avanzaba en las urbes pudientes y se quedaba rezagado en muchos de los contextos sorianos. Iberbanda, que daba servicios en el medio rural, desapareció, ya que “daba servicios en el medio rural y no era rentable”, anuncia Delgado. Regresando a un debate, Cubo de la Solana se preguntó, ¿conexión vía satélite o pasarse a Movistar? Cubo de la Solana se inclinó por la segunda vía. Ahora padece una conexión 3G con Movistar, “que funciona fatal, mucho peor que Iberbanda”. Respecto a la digitalización, “hemos dado un paso atrás”, cuenta Delgado.

Telefonazos varios. Cubo de la Solana pedía socorro. “Hemos tenido muchísimos problemas. No llegaba bien la señal, hasta que nos atendieron y nos colocaron una antena. Tardaron muchísimo”, cita Delgado Soto. El viacrucis de Cubo no dejaba de escribir capítulos de terror. Fuera de Soria, primaba la evolución respecto a la ‘era Internet’. “Sabemos que Telefónica iba a intentar instalar un ADSL, que mejoraría bastante la conexión dentro del pueblo”, explica Delgado. Sin embargo, esa intención se encuentra, a día de hoy, paralizada. Montaron un armario para colocar dentro las herramientas necesarias, pero “¡se ha quedado solo en un armario”, exclama Delgado.

¿Expectativas para Cubo? Pedir 5G para la localidad es como exigirle peras al olmo. Delgado asume que “ya ni aspiramos al 5G. Es que ni siquiera hay 4G… La señal no es buena”, cuenta. Renovarse o morir, muchos de los pueblos de Soria, ansiosos de lo primero, se ven abocados a lo segundo, en un concepto básico y necesario –material de primera necesidad– en la España moderna. Cuando uno se aleja de un núcleo de población importante, “va perdiendo calidad en ese tipo de servicios”.

¿Y la fibra óptica para cuándo?

“Creo que la fibra óptica no llegará en la vida porque en Cubo no hablamos de teléfono por cable, sino por ondas”, sitúa Delgado. Estas se distribuyen por cable después en el mismo pueblo. Cerca de allí, “sí que podría llegar la fibra óptica a Lubia, ya que por ahí pasan todas las infraestructuras”. Pero el mismo Cubo de la Solana pertenece a “un mundo aparte: estamos en medio de Lubia y Almazán”.

Comentarios...