Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Segundas partes sí pueden ser buenas en casa del Río Duero. Albert Graells está de vuelta

Segundas partes sí pueden ser buenas en casa del Río Duero. Albert Graells está de vuelta

DEPORTES
Actualizado 10/09/2019 13:11
Bernat Díez

El catalán se convierte en el cuarto central y en "un fichaje muy importante". El tarraconense renuncia a pelear únicamente por la permanencia en la Superliga, pues, sin pecar de arrogancia, "creo que estaremos en la parte alta de la tabla".

El Río Duero abre la ronda de las presentaciones de sus nuevos fichajes. Los últimos serán los primeros. Este mediodía, en el salón de actos de la Cámara de Comercio de Soria, el primero en ser presentado ha sido el catalán Albert Graells, quien regresa a Soria tras vestir la elástica celeste la temporada 2017-18, etapa en la que el Río Duero pudo disputar el play-off por el título de la Superliga y la Copa del Rey. Así, camino de ida y vuelta para Graells, feliz de poder cumplir su segundo ciclo como jugador celeste. Firma por dos temporadas.

En su presentación, Alfredo Cabrerizo, presidente del Río Duero, ha asegurado que el de Graells se trata de “un fichaje importante”. El tarraconense “vuelve a casa, de la que nunca debió salir”, ríe. Alcanzar un acuerdo con el central catalán fue coser y cantar. Cabrerizo y Graells así lo han manifestado. El jugador ha expresado que “por motivos externos no se pudo llevar a cabo” su continuidad en el club soriano una vez concluida la temporada 2017-18.

Graells se ha mostrado “muy contento”. El de Tarragona se conforma “con poco”. Reduce sus necesidades a “estudiar y jugar”. El Río Duero se lo garantiza.

Convirtiéndose en el cuarto central celeste –Frías, Salas, Méndez y el mismo Albert– y tras dar por terminada su vinculación con el FC Barcelona (2018-19), Graells ha cerrado el apartado de los fichajes (8) que ha realizado el Río Duero este verano. El defensor, que mide 1,98 metros, no guarda un buen recuerdo de su estancia en el club blaugrana, pues en el FC Barcelona, que descendió de la élite el pasado ejercicio, “se redujo todo lo que esperábamos a la mitad”. Graells ha comunicado que “se aprende” de todas las experiencias. En base a ese conflicto extradeportivo, Cabrerizo ha explicado que “en Soria, no podemos pagar mucho, pero somos profesionales”; dentro de las limitaciones económicas con las que cuenta la entidad soriana.

Huyendo de los mitos peliculeros, el tarraconense confirma que las segundas partes sí pueden ser buenas. En relación a ello, “yo espero que sí, por el proyecto que están montando”, ha narrado este mediodía. El nuevo Río Duero 2019-20 se dota de “un conjunto joven que puede aportar muchísimo”, traslada Graells. Él, quien llevará la voz cantante atrás con 24 primaveras, espera que “a nadie se le pase por la cabeza luchar solo por la permanencia”. El central ha expresado que “no quiero pecar de arrogante, pero creo que estaremos en la parte alta de la tabla”. Sobre todo, Graells ha solicitado que lo de “luchar” sea una cuestión innegociable.

Han formado una nueva piña en el vestuario, sabiendo cuando es el momento oportuno para reír –fuera de la cancha– y trabajar –dentro de la pista y “desde el minuto uno” –. Sobre el inicio liguero del Río Duero, “el año en el que estuve yo, se empezó muy mal. Hay un periodo de adaptación”, ha contado Graells, quien ha apostillado que “se puede fallar al principio, pero luego se ha de tirar para arriba”.

Turno de palabra para Cabrerizo. El de Quintana Redonda ha expuesto que “la sensación de la plantilla es muy buena”. Según el presidente del Río Duero, “el equipo trabaja fuerte para no repetir las sensaciones del año pasado”, que ha marcado al conjunto celeste. Porque se puede perder, pero cuentan las formas con las que hacerlo.

Comentarios...