Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
500 páginas llenas de naturaleza y dedicadas al Moncayo

500 páginas llenas de naturaleza y dedicadas al Moncayo

CAPITAL
Actualizado 30/09/2019 13:39

'El Moncayo, paraíso de los naturalistas' se presenta este viernes en Soria capital.

El próximo día 4 de octubre, viernes, a las 18:30 horas, se presentará públicamente en la sede de la Fundación Duques de Soria (Convento de la Merced, C/ Santo Tomé, 6. Soria) el libro 'El Moncayo, paraíso de los naturalistas' que ha editado la Institución Fernando el Católico, dependiente de la Diputación Provincial de Zaragoza.

En el acto participarán José María Rodríguez Ponga -Secretario de la Fundación Duques De Soria-, Eduardo Martínez de Pisón -geógrafo, Premio Nacional de Medio Ambiente y colaborador del libro-, Carlos Forcadell Alvarez -Director de la IFC Institución Fernando el Católico-, además de los dos autores, Eduardo Viñuales y Roberto Del Val.

Tras una charla-explicación sobre los valores naturales del Moncayo, con novedosa información recogida en el volumen editado, al final de dicho acto se proyectará un audiovisual, y se procederá a la venta y firma de libros por parte de los autores.

Decía el naturalista Longinos Navás que el Moncayo es un auténtico paraíso para los naturalistas. Por eso cuando los autores de esta guía decidieron trabajar en la realización de una nueva publicación más sobre la Sierra del Moncayo, sabían que todavía quedaban muchas cosas nuevas de su paisaje, su fauna y flora por contar y por mostrar. Roberto y Eduardo han deseado hacer algo distinto a lo ya editado hasta el momento.

Más allá de hablar de los sabidos pisos de vegetación o de que la silueta del Moncayo inspiró a Bécquer o Machado, han pretendido que en esta voluminosa guía natural se hablara de muchos otros aspectos aún poco conocidos y difundidos: que el camino a la cumbre lo trazaron unos astrónomos para observar en 1860 un eclipse en lo más alto, que en estas laderas hay plantas, insectos y una seta que llevan el nombre del Moncayo, que por aquí han pasado viajeros y grandes estudiosos de las Ciencias Naturales -como el propio Navás-, que este monte pudo ser el tercer Parque Nacional de España, que se han hallado pisadas de dinosaurios y restos fósiles de leopardos que en otro tiempo habitaron sus laderas…

Y más, mucho más, porque en estas páginas se habla también de rocas muy antiguas, de trilobites y del brillo de los minerales, de frías aguas que hacen un trasvase subterráneo, de hielos glaciares desaparecidos, de nieves y nubes cargadas de humedad, de flores endémicas, de árboles singulares, hayas y robles, de chordones, de setas, de águilas reales, mariposas, murciélagos y lobos, de cuevas y muelas calizas, de los pueblos y su historia… o de carboneo, neveras y viñedos.

Así mismo se ha querido mirar con lupa el latido silvestre de cada uno de los ecosistemas, y se ha pretendido que este libro rebasara las fronteras impuestas por reyes o seres humanos, mirando igualmente a la vertiente de Soria y no sólo a la de Zaragoza que sería el ámbito de los editores. Por eso en él se abordan sin distinción ambas vertientes: la aragonesa y la castellana. La intención final era que el libro estuviera ilustrado con bonitas fotografías y que para elaborar este compendio donde la Naturaleza del Moncayo es la gran protagonista, se pudiera contar con la colaboración de muchas personas: desde los expertos que mejor conocen sus secretos o la gente del Moncayo, hasta a los niños que lo miran cada mañana al despertarse.

Con más de 500 páginas, este trabajo ha sido ya presentado públicamente en 17 localidades del entorno del Moncayo -como Ágreda o Tarazona-, y debido a la gran acogida que ha tenido ha agotado su primera edición en poco más de dos meses de vida. La intención de los autores es ahora, con una segunda edición, continuar esa labor de difundir el elevado interés naturalista y medioambiental que atesora el Moncayo, tanto el lado de Soria como en el de Zaragoza.

Comentarios...