Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Aleia Roses entra en concurso de acreedores

Aleia Roses entra en concurso de acreedores

PROVINCIA
Actualizado 21/10/2019 12:36

Los problemas económicos y de liquidez de la empresa le llevan a una situación límite. La plantación de Garray cuenta con 300 trabajadores. “En el 90% de los casos es el paso previo al cierre” alertan los sindicatos.

Los problemas de liquidez han llevado al límite la situación en las cuentas de Alea Roses. La empresa, ubicada en Garray, presentó la pasada semana la solicitud para entrar en concurso de acreedores voluntario. La solicitud fue presentada ante el Juzgado de lo Mercantil de la capital y tras comprobar el cumplimiento de los requisitos formales, el Juzgado abrió el procedimiento y nombró administrador concursal. El administrador concursal aceptó y juró el cargo a finales de la semana pasada, según adelantaba la pasada semana el periodista José Sosa en Heraldo-Diario de Soria y ha podido confirmar Soria Noticias de fuentes judiciales.

Ahora será el administrador concursal quien marque cuáles son los siguientes pasos y el plazo para tomar los mismos. Deberá ser quien determine el activo y el pasivo de la empresa y tomar la iniciativa de las acciones encaminadas a desenmarañar, y salvar si es posible, la situación financiera de la empresa.

Fuentes sindicales han señalado hoy que la empresa, en estos momentos, no adeuda ninguna nómina a sus más de 300 trabajadores y se lamentan de una situación que se veía venir y que la disminución de las horas de sol (y el consiguiente aumento del coste de la luz) ha acelerado. Desde CC.OO., sin representación en un comité donde solo está UGT, solicitan una reunión a la empresa y alertan que “en el 90% de los casos los concursos de acreedores terminan en la liquidación de la empresa”.

Desde los juzgados se indica que este procedimiento podría llevar meses o incluso años. En esta situación las demandas de los acreedores se paralizan y la empresa puede continuar su actividad siempre supervisada por el administrador. Será el quien, si fuera necesario, realizase el plan de liquidación y los acreedores quienes tendrían que decidir entonces si lo aceptan o no.

Comentarios...