Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Reflexiones posdebate. El 'poder' de influencia de los políticos sorianos

Reflexiones posdebate. El 'poder' de influencia de los políticos sorianos

OPINIóN
Actualizado 06/11/2019 21:38
Encarna Muñoz

En el debate a cinco del lunes se volvió a olvidar una mención a la provincia de Soria. ¿Es casualidad o el reflejo del trabajo de los representantes de todos los sorianos?

El debate electoral del lunes con los cinco candidatos de los principales partidos del país tiene múltiples lecturas y numerosos matices. Soria, como provincia más despoblada de España, tenía todos los focos sobre la palabra despoblación y las posibles medidas para ponerle freno que anunciasen los protagonistas del intercambio dialéctico.

Después de dos horas y 50 minutos, pocas sorpresas. Sí se mencionó la problemática y se vislumbró alguna medida para paliarla. Fue Pablo Iglesias el primero en sacar el tema, pero se quedó en un alegato sin fondo concreto. Pedro Sánchez prometió la creación de un Ministerio contra la Despoblación y Albert Rivera, la rebaja del IRPF para quienes viven en municipios de menos de 5.000 habitantes o la tarifa plana de los autónomos en el mundo rural. Además, este último propuso “un gran pacto nacional contra la despoblación".

Eso sí, a todos los sorianos nos llamó poderosamente la atención el comprobar que ninguno de los cinco se acordó del nombre de la Zona 0 de la Despoblación. Si se mencionaron territorios cuyo balance demográfico está a años luz del soriano, es el caso de la Comunidad Valenciana, las islas (Baleares y Canarias) o Galicia. También tuvieron hueco otras zonas donde la despoblación sí es un problema, Extremadura, Zamora, Palencia, Ciudad Real o Guadalajara (con doble mención incluida). Ni rastro de Soria.

¿Un olvido casual? Pudiera ser. Aun así, me parece relevante intentar encontrar la razón de que esta provincia siempre sea la perjudicada de esos olvidos casuales y es aquí donde me acuerdo de todo lo reivindicativos que dicen ser de sí mismos los políticos sorianos.

El calendario y la imposibilidad de llegar a acuerdos han ocasionado que, durante los últimos meses, la mayor parte de mi jornada laboral trascurra entre ruedas de prensa de presentación de candidatos de los distintos partidos políticos sorianos y convocatorias para dar a conocer las últimas medidas que tienen como fin publicitar la eficiencia del trabajo de estos políticos sorianos.

Llámenme ingenua, seguramente lo sea, pero muchas veces el mensaje ha calado, por lo menos en mi persona. Me he creído en más de una ocasión que los representantes de los vecinos de esta provincia trasladaban a 'sus jefes' la problemática de Soria y las necesidades de este territorio. He confiado en que descolgaban el teléfono una y otra vez para exigir medidas concretas y no dudaban en resultar cargantes ante su interlocutor.

Después de tres debates electorales en menos de siete meses (he de reconocer que me ha costado), he llegado a la conclusión de que, o de reivindicativos nuestros representantes políticos tienen bastante poco, o que su influencia dentro de las estructuras de sus respectivos grupos, es escasa o nula.

Me cuesta aceptar que alguien llegue a escuchar de forma reiterada y repetida en el tiempo las palabras Soria y despoblación unidas en la misma frase y, llegado el momento, no pronuncie ese nombre casi por inercia. Por eso sospecho que, en resumidas cuentas, esto no ocurre. No se olvida la palabra Soria, sino que existen otras palabras en las que se ha insistido más y mejor.

Está bien que se intenten arañar votos dentro de una provincia donde son limitadas las posibilidades de cambio y que cuenta con unos vecinos que están descubriendo en los últimos tiempos el poder de la queja pública. Pero, aunque seamos pocos y nuestro voto valga cada vez menos, nos merecemos representantes que resulten pesados porque su trabajo, básicamente, es serlo.

Comentarios...