Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La inmensa paletada de creer que España acaba en la M-30

La inmensa paletada de creer que España acaba en la M-30

OPINIóN
Actualizado 21/11/2019 09:07
Sergio García

La llegada de Teruel Existe al Congreso ha escocido entre quienes se creen superiores por pasarse media vida en el metro y pagar 4 euros por cada cerveza.

En Madrid no acaban de creerse que Teruel sea parte de España. Podría parecer un titular de El Mundo Today, pero es la triste realidad que se desprende de una corriente surgida en las más rancias esferas del periodismo capitalino. La llegada de “un señor de Teruel”, dicen tratando de ser despectivos, al Congreso de los Diputados atenta contra la soberanía nacional. Como si los únicos con altura moral suficiente para representar a los ciudadanos fueran quienes deciden, tras furibundas batallas internas, en un despacho de Génova o de Ferraz.

El movimiento, reflejado en ese amplificador de tontos que es Twitter, viene a decir que unos presupuestos o una investidura no pueden depender de aquel que antepone los intereses de su “terruño” a los nacionales. Por cierto, de nuevo terruño como insulto. Alguien debería explicarles que la gente de la España que no conocen está muy orgullosa de ser “un señor”, de defender “su terruño”. En realidad partidos que miren por su tierra en las Cortes los ha habido siempre y es curioso que este movimiento no surgiera contra el PNV o contra CiU, ni tan siquiera contra los canarios o los cántabros cuando llegaron a las cortes. Surge ahora, cuando Teruel Existe se convierte el partido más votado en Teruel. Que vaya paletos y que a dónde van, vienen a decir ignorantes ellos de que nada le hubiera gustado más a la plataforma turolense que no tener que haber dado este paso. Se han venido arriba los fantoches al ver a alguien a quien creen débil.

Todo esto viene a razón de un artículo que plasma toda esta corriente de pensamiento y que publica uno de esos periódicos que resume a España, y esto es literal, a Madrid, Cataluña, Valencia, Galicia y el País Vasco. Un artículo que no voy a citar ni a enlazar, porque aquí también sabemos de qué va esto, en el que un periodista que asegura ser de Segovia usa términos como “pre-paleto y miserable”. Un artículo en el que se demuestra una ignorancia supina de la situación asegurando que estos partidos van a Madrid para que les arreglen “una farola”.

En realidad no es nada nuevo en los medios nacionales. Se trata del mismo dogma posmoderno por el que nos tragamos horas y horas de debate sobre Madrid Central en programas que se dicen de ámbito nacional. Me dirán que soy un juntaletras de provincia, ¡cómo si eso fuera un insulto!, y que por eso no entiendo que de lo que realmente hablan es de medioambiente. Y por eso, usted sabe de los planes de movilidad de Sevilla lo mismo que de la política educativa de Tanzania; cero.

Vivir en Malasaña no exime de poder ser un paleto. Porque la escasez más severa que puede sufrir una persona no es la de los vecinos de su pueblo, sino la escasez de miras. La incapacidad para no ver más allá de lo que alcanza la vista, la soberbia de ignorar lo que se desconoce, la paletada de pensar que España acaba en la M30.

Comentarios...