Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El golf soriano pierde un 28,7% de federados en diez años

El golf soriano pierde un 28,7% de federados en diez años

DEPORTES
Actualizado 09/01/2020 20:03

En 2010, las licencias amateur en la provincia sumaban 881, mientras que ahora son 628.

El número de deportistas amateur de golf en la provincia de Soria se ha visto reducido en casi una tercera parte en diez años. Así lo indica la Real Federación Española de Golf en donde quedan reflejadas las tablas de licencias por provincias en los últimos diez años.

En la provincia de Soria, para el ejercicio 2010 las licencias federativas sumaban un total de 881, mientras que ahora, a fecha de 1 de enero, son 628, esto es, un 27,7% menos. Sin embargo, en este decenio, el número de adheridos tuvo su punto máximo en 2012, cuando estaban registrados en la federación 914 golfistas. Aún así, en el año anterior eran 903, la segunda cifra más alta.

Ya en 2013, las licencias expedidas comenzaron su declive, siendo registradas entonces 871, bajando a 787 en 2014 para continar el descenso en años posteriores: 748 en 2015, 708 en 2016; 681 en 2017; 663 en 2018; y 637 el pasado año.

En la actualidad, según los datos de la federación, existen tres clubes de golf en la provincia: Golf Soria, con 433 asociados; la Dehesa de Morón, con 99, y La Cerrada de Rioseco, con 69.

Datos por Comunidades Autónomas

Si durante 2015 todas las Comunidades Autónomas registraron números rojos en el apartado de licencias, en 2019 han sido ocho las que terminado en positivo y once en negativo, si bien en todos los casos con variaciones pequeñas arriba o abajo, unos datos que en cualquier caso mejoran los contabilizados en 2018, cuando fueron sólo seis las Comunidades Autónomas que vieron incrementado su número de federados.

En términos absolutos, Madrid, con 82.993 federados, concentra el 30.5% del total de licencias seguida de Andalucía, con 44.308, y Cataluña, con 28.137, aglutinando por su parte el 16.3% y el 10.3 % del total de federados, respectivamente.

Comunidad Valenciana (19.245), País Vasco (17.187), Castilla y León (13.005) y Galicia (10.498) son las otras Comunidades Autónomas que superan la barrera de los 10.000 federados.

La que más licencias ha sumado durante el ejercicio de 2019 ha sido Andalucía, 508 federados (un 1.15% más), seguida por Madrid, en su caso con 463 (un 0.56% más).

Canarias, con 7.775 licencias y una subida de 177 (2.32%); Castilla La Mancha, con 5.346 y una subida de 173 (3,34%); Aragón, con 6.302 y una subida de 133 (2.15%); Murcia, con 5.891 y una subida de 93 (1.60%); Baleares, con 7.332 y una subida de 10 (0.14%); y Galicia, con 10.498 y una subida de 8 (0.07%) también han experimentado repuntes.

En lo que se refiere a las pérdidas, atenuadas respecto a años anteriores, La Rioja, Comunidad Valenciana, Cantabria, Extremadura y País Vasco han sido las mejor paradas, con decrecimientos respectivos del 0.24%, 0.25%, 0.25%, 0.41% y 0,81%, cifras que en algunos casos se aproximan al equilibrio con respecto a 2018.

En términos absolutos, Cataluña y Castilla León fueron las Comunidades Autónomas que han sufrido un mayor descenso de federados a lo largo de 2019, en concreto 559 y 220 licencias menos, respectivamente.

En España

El golf nacional concluyó el año 2019 con 271.470 federados, un dato que para la Real Federación Española de Golfse traduce en un incremento absoluto de 300 licencias durante el pasado ejercicio, que en términos porcentuales es un 0,1% más que a primeros de año, rompiendo con ello una prolongada racha de nueve años consecutivos de decrecimiento experimentado en el periodo comprendido entre 2010 y 2018, coincidiendo con buena parte de la prolongada crisis económica y cambios sociales que han condicionado durante muchos años el desarrollo de sectores muy diversos de la sociedad española.

Este dato confirma, según indican fuentes federativas, una tendencia iniciada en 2013, cuando se alcanzó el pico de decrecimiento –en concreto un 6.0%– posteriormente aminorado en 2014 (-3.7%), 2015 (-2.7%), 2016 (-1.5%), 2017 (-0.5%) y 2018 (-0.3%) antes de dar paso al citado crecimiento del 0.1% que dibuja una curva que, en términos estadísticos, se entiende como punto de inflexión desde el citado momento.

Tomando como referencia un periodo temporal mayor, es preciso recordar que en 1990 había 45.000 jugadores en España; el listón de los 100.000 se rebasó en 1996; se registraron 200.000 en los primeros meses de 2002; a mediados de 2004 se contabilizaron 250.000 y a finales de 2006 se superó la barrera de los 300.000 federados. El pico máximo de número de licencias se produjo en 2010, cuando hubo 338.588 federados, iniciándose desde entonces el proceso de decrecimiento descrito anteriormente.

Comentarios...