Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Estimado Director

Estimado Director

OPINIóN
Actualizado 10/02/2013

Asistimos estos días a escándalos que envuelven a la clase política nacional y que indignan a la ciudadanía. Que sean ciertos o no los casos de corrupción, o que los implicados puedan evitar alguna condena en caso de ser encontrados culpables, bajo mi punto de vista, es muy importante. De todos modos, creo que muchos ya han perdido el juicio de la opinión pública, porque como bien se decía en la antigua Roma, la mujer del César, no sólo tiene que serlo, sino también parecerlo.

Pero a mí particularmente, me gustaría dar mi visión de la causa que puede conducir a la clase política a hacer lo que (supuestamente) hace. Es decir, intentar, presuntamente, enriquecerse de manera insultante para los contribuyentes. Para ello, me gustaría centrarme en la capital y su provincia. Vaya por delante que esto es un ejercicio meramente ficticio.

Cojamos un individuo, de en torno a los 30 años, sin experiencia laboral relevante (o ni siquiera conocida) y sin los estudios superiores acabados. Este individuo, debido a nuestro sistema electoral, va en la lista de un gran partido para el ayuntamiento de la capital. Debido al poder que este partido tiene en la provincia, este individuo obtiene también un buen puesto en la diputación provincial. En total, su salario anual es de unos 60.000 ? (de manera realista). Yo me muevo en ese rango de edad, y no conozco mucha gente que con la baja cualificación del individuo ejemplo tenga semejante salario, y menos en Soria. Y con el currículum vitae de nuestro individuo ejemplo, creo que tendremos derecho a dudar de, al menos, su experiencia para manejar presupuestos de millones de euros.

De todos modos, no todo el campo es orégano, ya que, aun con un salario tan alto, el empleo es temporal. 4 años. Acostumbrado al nivel de vida que da la política y con la baja cualificación para la vida ?real?, ¿cuál podría ser la mejor salida para nuestro individuo?. Si fuera yo, perpetuarme en política. Si lo hace bien (y con esto no me refiero exclusivamente a la gestión de lo público), crecerá en el partido, como en cualquier otra firma o corporación, y llegará muy alto, sin habérsele conocido más oficio que la bella retórica, que seguramente haya mejorado gracias al apoyo moral y económico del partido al que está afiliado, tomando lecciones en las mejores escuelas del país. Así que usted dirá señor director, si se viese en este brete y ante lo precario de su situación y tristes perspectivas, ¿qué haría usted?.

Pero nuestro individuo ejemplo, no debe de estar preocupado, ya que en nuestro estado, los dictadores mueren en la cama, así que nada hará temblar su brillante carrera y futuro en la política (¿o sí?).

Raúl Rodrigo Gómez

Investigador Postdoctoral Marie Curie

Asistimos estos días a escándalos que envuelven a la clase política nacional y que indignan a la ciudadanía. Que sean ciertos o no los casos de corrupción, o que los implicados puedan evitar alguna condena en caso de ser encontrados culpables, bajo mi punto de vista, es muy importante. De todos modos, creo que muchos ya han perdido el juicio de la opinión pública, porque como bien se decía en la antigua Roma, la mujer del César, no sólo tiene que serlo, sino también parecerlo.

Pero a mí particularmente, me gustaría dar mi visión de la causa que puede conducir a la clase política a hacer lo que (supuestamente) hace. Es decir, intentar, presuntamente, enriquecerse de manera insultante para los contribuyentes. Para ello, me gustaría centrarme en la capital y su provincia. Vaya por delante que esto es un ejercicio meramente ficticio.

Cojamos un individuo, de en torno a los 30 años, sin experiencia laboral relevante (o ni siquiera conocida) y sin los estudios superiores acabados. Este individuo, debido a nuestro sistema electoral, va en la lista de un gran partido para el ayuntamiento de la capital. Debido al poder que este partido tiene en la provincia, este individuo obtiene también un buen puesto en la diputación provincial. En total, su salario anual es de unos 60.000 ? (de manera realista). Yo me muevo en ese rango de edad, y no conozco mucha gente que con la baja cualificación del individuo ejemplo tenga semejante salario, y menos en Soria. Y con el currículum vitae de nuestro individuo ejemplo, creo que tendremos derecho a dudar de, al menos, su experiencia para manejar presupuestos de millones de euros.

De todos modos, no todo el campo es orégano, ya que, aun con un salario tan alto, el empleo es temporal. 4 años. Acostumbrado al nivel de vida que da la política y con la baja cualificación para la vida ?real?, ¿cuál podría ser la mejor salida para nuestro individuo?. Si fuera yo, perpetuarme en política. Si lo hace bien (y con esto no me refiero exclusivamente a la gestión de lo público), crecerá en el partido, como en cualquier otra firma o corporación, y llegará muy alto, sin habérsele conocido más oficio que la bella retórica, que seguramente haya mejorado gracias al apoyo moral y económico del partido al que está afiliado, tomando lecciones en las mejores escuelas del país. Así que usted dirá señor director, si se viese en este brete y ante lo precario de su situación y tristes perspectivas, ¿qué haría usted?.

Pero nuestro individuo ejemplo, no debe de estar preocupado, ya que en nuestro estado, los dictadores mueren en la cama, así que nada hará temblar su brillante carrera y futuro en la política (¿o sí?).

Raúl Rodrigo Gómez

Investigador Postdoctoral Marie Curie

Comentarios...