Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El desbordamiento del río Lobos provoca numerosos daños en el parque natural

El desbordamiento del río Lobos provoca numerosos daños en el parque natural

PROVINCIA
Actualizado 03/04/2013

El Parque Natural de la Laguna Negra recibió durante Semana Santa 4.243 visitantes, lo que supone un ligero aumento con respecto al mismo periodo del año anterior. La Junta de Castilla y León, con la colaboración del Ayuntamiento de Vinuesa, puso en marcha el pasado 28 de marzo el sistema de regulación de acceso de vehículos e información en el espacio natural de la Laguna Negra, ante la previsión de una elevada afluencia de visitantes durante las vacaciones. 1.373 vehículos y 2 autobuses accedieron al aparcamiento habilitado y 1.903 personas utilizaron el servicio de autobús.

Del jueves 28 al domingo 31 de marzo, los vehículos que accedieron fueron 242, 312, 492 y 327, respectivamente, lo que hace un total de 1373 vehículos en los cuatros días centrales de la Semana Santa. En cuanto a los visitantes, las cifras de esos días son 847 (jueves),936 (viernes), 1.478 (sábado) y 982 (domingo), lo que da el toal de 4.243 visitantes.

Los usuarios del servicio del autobús hasta la Laguna fueron, de jueves a domingo, 385, 468, 672 y 378, respectivamente, lo que da un total de 1903 usuarios. Además, los visitantes a la Casa del Parque fueron 1.001 de jueves a domingo, que se reparten en 351, 173 404, y 73,respectivamente.

En el Cañón del Río Lobos y en La Fuentona, sin embargo, el número de visitantes en Semana Santa respecto al mismo periodo del año pasado descendió, a consecuencia de las adversas condiciones climatológicas. Del 28 al 31 de marzo, la Casa del Parque del Cañón del río Lobos recibió 1.781 visitantes, un 5,35% menos que en 2012; y la Casa del Parque del Sabinar registró 775 visitantes, un 14,43% menos que en el mismo periodo del año pasado.

El acceso regulado con vehículos a la Laguna Negra, implantado el año pasado en los espacios naturales de la provincia de Soria, con una buena acogida entre los visitantes, no ha contando este año con la colaboración del Ayuntamiento de Soria y de la Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria, propietarios del monte de utilidad pública en el que se encuentra la Laguna Negra.

Sin embargo, gracias a la colaboración de la máquina quitanieves de la Diputación Provincial de Soria, se consiguió habilitar más de 100 plazas de aparcamiento, a pesar de que la nieve acumulada y las abundantes lluvias de los días previos a Semana Santa habían disminuido notablemente la capacidad de los aparcamientos del espacio protegido.

Las precipitaciones registradas en Vinuesa, especialmente intensas durante la jornada del Viernes Santo, supusieron el cierre del acceso a la Laguna Negra desde las 18.30 hasta las 10.00 horas del Sábado Santo, por desbordamiento de los arroyos Pradillas y Navacastañas, y del río Revinuesa, que impedían el acceso al paraje con seguridad. Hay que señalar que, a pesar de las circunstancias meteorológicas adversas, se ha producido un ligero aumento en el número de visitantes con respecto al mismo periodo del año anterior.

En el Cañón del río Lobos, la crecida del río inundó los accesos e inutilizó algunos aparcamientos del espacio protegido, lo que motivó la restricción de circulación de vehículos a motor a través de la pista de Ucero, el viernes y el sábado, aunque sí se pudo acceder, con dificultad, el jueves y el domingo.

El personal del parque se encargó de informar sobre alternativas de visitas en el espacio protegido, y sobre la posibilidad de acceder caminando, aunque, el acceso hasta la ermita de San Bartolomé también estuvo cortado en muchos momentos por la crecida del río. En este sentido, el sendero de las Gullurías y la senda del Castillo han sido algunos de los equipamientos de uso público más utilizados estos días por los visitantes.

Las intensas precipitaciones registradas en el Cañón del río Lobos han producido numerosos daños. La pista de acceso, los aparcamientos, las pasarelas sobre el río, los senderos y las señales, arrancadas por la fuerza de las aguas, deberán ser rehabilitados.

Por otra parte, el aparcamiento habilitado en La Fuentona estuvo completo el jueves y el viernes. El sábado y el domingo no se permitió el acceso de vehículos, ya que las aguas del río Abión cubrían un tramo de 60 metros del sendero, dificultando el paso de los visitantes. No obstante, muchos optaron por acceder al monumento natural caminando a través de una zona de piedras y ver la cascada.

Comentarios...