Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Norma se desinhibe en la responsabilidad de la liquidación de la fábrica porque ha “buscado soluciones que otros interesadamente han obstaculizado y frustrado”

Norma se desinhibe en la responsabilidad de la liquidación de la fábrica porque ha “buscado soluciones que otros interesadamente han obstaculizado y frustrado”

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 16/10/2012

Puertas Norma ha enviado un comunicado en el que declinan ?toda la responsabilidad en los acontecimientos que han conducido a este escenario?. Así, la empresa se desinhibe de que se haberse llegado a la liquidación de la planta. ?Muy al contrario, durante todo este largo y difícil proceso ha buscado soluciones que otros interesadamente han obstaculizado y frustrado?, han asegurado.

A tal fin, la compañía multinacional hace un repaso para ?demostrar que Puertas Norma hizo todo cuanto estuvo a su alcance para evitar la actual situación?.

Desde el inicio de la problemática, señalan que ?el 31 de diciembre de 2009, Puertas Norma tenía ya unas pérdidas acumuladas de 7.451.289??, a raíz de las cuales en julio siguiente ?se pactó el primer Expediente de suspensión de contratos de trabajo? en unas fechas en que se pusieron en marcha ?medidas de contención del gasto, eficiencia de la producción (mejora de la calidad de los procesos y de la fiabilidad en los plazos de entrega), control de créditos, gestión de provisión y reclamación de impagados y reordenación de la estructura comercial?.

Aunque todo ello no logró que el cierre del ejercicio 2010 como consecuencia de los impagados de clientes provenientes de ejercicios anteriores, ?ue aún peor, con 20,1 millones de euros de pérdidas?.

Siguiendo con su relato, el comunicado explica que ?en 2011 estas pérdidas ascendieron a 5,8 millones de euros, es decir, que fueron 269% superiores a las del mismo periodo del 2010??

Con estos antecedentes, ?Puertas Norma atravesaba en aquel momento tensiones de tesorería que se superaban, con muchos esfuerzos, gracias a la financiación de su accionista, a quien seguía pidiéndose que apoyara mes a mes una compañía deficitaria que quemaba los recursos nada más obtenerlos del grupo?, por ello, la compañía decidió entonces ?afrontar la situación y se reunió con los sindicatos CCOO y UGT, así como con el Comité de Empresa, para explicarles la situación y negociar un Plan de sostenibilidad para Puertas Norma?, un plan que reseñan se fundamentaba en tres pliares básicos.

Por un lado, en el apoyo financiero ?siempre que las pérdidas evolucionaran dentro de los márgenes?; en segundo lugar en esfuerzos comerciales con la puesta en marcha de ?un agresivo plan de ventas con apertura de nuevos canales y mejora de calidad y plazos de entrega. Y por último, la reducción de costes, que de manera ?drástica? se fundó por un lado en la ?mejora de la eficiencia? con la reducción de plantilla y un ERE, a lo que se sumó un nuevo expediente temporal, la ?concentración de la empresa en sus actividades más esenciales con el consiguiente abandono del resto?, y finalmente en este apartado ?en una reducción de salarios que era evidentemente necesaria, tal y como los hechos acabaron por demostrar más tarde?.

?A pesar de la gravedad de la situación en medio de la cual se desarrolló, esta negociación concluyó sin soluciones y el Comité de Empresa rechazó el Plan de Sostenibilidad de Puertas Norma? continúan, señalando que por otro lado ?tras enormes esfuerzos, Puertas Norma presentó su última oferta el 8 de julio (último día del periodo de consultas) y solicitó que fuera sometida a referéndum libre y secreto entre la totalidad de la plantilla. La última oferta mejoraba sustancialmente las condiciones del Plan de Viabilidad y ponía a Puertas Norma en la senda del crecimiento?. Una oferta, la última que ?no sólo no fue votada en referéndum, sino que según se deduce de las últimas noticias de prensa, ni siquiera fue comunicada a la plantilla?.

Ante todo ello, el comunicado apunta a la ?opacidad? del comité de empresa en esta última oferta, que hace que ?había y sigue habiendo intereses? en que la plantilla no conociera sus términos.

Por ello, desde Puertas Norma y sus accionistas, una vez llegada la liquidación explican los compromisos que estaban ?dispuestos a asumir? antes del verano de 2011, tales como ?soportar 26,6 millones de euros de ejercicios anteriores? así como otros 22 más ?por las pérdidas del plan de viabilidad? a lo que añaden la garantía de ?un volumen de trabajo de 30 millones de euros en cinco años?.

Para concluir, y una vez decretado el auto de liquidación, la empresa ha avanzado que ?la gestión de Puertas Norma pasará a manos de la administración concursal, que será la que tome todas las decisiones relativas al negocio (muy probablemente el cese de actividad) y a sus trabajadores?

Ante esta situación, el comunicado también hace hincapié en que ?la caja de que dispone la administración concursal es prácticamente inexistente, lo que no hubiera ocurrido de haberse dimensionado a tiempo la plantilla o de haberse aprobado el convenio que suponía la inyección de 7 millones de euros, 2 de ellos de forma inmediata?.

A modo de despedida, ?la compañía agradece a sus empleados su comprensión, lamentando tantos meses de incertidumbre y deseándoles lo mejor, esperando que sus representantes tengan, a partir de que se decrete la liquidación, la altura de miras suficiente para diseñar y ejecutar una solución por sí mismos.?

Cabe señalar que este mismo martes, el juzgado ha ratificado que Dymsa no ha logrado alcanzar la mayoría que es exigida por ley, alcanzando el 48,33% del pasivo de la empresa y que se cifró en su momento en 3.245.809,68 euros.

Comentarios...