Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Caja Rural de Soria planta cara a la crisis y asume el 35,7 % de la inversión de la provincia y el 26,9% de los depósitos

Domingo Barca y Carlos Martínez
Domingo Barca y Carlos Martínez
Actualizado 18/02/2013

El presidente de Caja Rural de Soria va más allá, y afirmó que a pesar de que las provisiones exigidas por el Gobierno de España al sector financiero desluce los datos de cierre del ejercicio, Caja Rural ha obtenido el mejor margen de explotación de su historia.

Las provisiones exigidas por los decretos del Gobierno han supuesto destinar 15,6 millones de euros, a cubrir exigencias normativas que, al registrarse en un solo ejercicio, por obligación, hacen que el resultado contable neto sea negativo, en 6,9 millones de euros.

El director general de Caja Rural de Soria, Domingo Barca, que desgranó los datos del resumen económico anual a los informadores, explicó que sin las exigencias de las provisiones, la entidad soriana habría escrito en el balance unos beneficios de 4.488.000 euros, es decir, un incremento del 58% respecto al ejercicio de 2011, en el que hubo unos beneficios de 2.839.000 euros. A pesar de todo, Caja Rural de Soria se mantiene al frente como entidad financiera líder en la provincia, con una ratio de capital principal por encima del 11%, y una cuota de mercado superior al 35% en inversión, indicó Barca.

MÁS CLIENTES Y MÁS SOCIOS

Caja Rural de Soria terminó 2012 con 2.397 clientes más que en 2011 (un 4,3%), lo que suma 57.591. También aumentaron los socios, 1.152 más (4,8%), alcanzando los 24.989. En este sentido, el presidente reconoció que las incertidumbres que existen sobre el futuro de alguna entidad de especial arraigo en la provincia, como es el caso de Caja Duero-España, puede propiciar la llegada de clientes de esa entidad, algo que ya se ha detectado en otros territorios.

Sin embargo, Martínez Izquierdo quiso dejar claro que la posible llegada de nuevos clientes será bienvendia, pero se hará siempre desde la lealtad y el estricto respeto hacia las demás entidades financieras.

El presidente, eso sí, no dudó en animar a la sociedad soriana a acercarse a Caja Rural de Soria, para seguir apostando por Soria y desde Soria, sencillamente porque nuestra Caja se lo merece.

Tampoco se olvidó Carlos Martínez de las empresas participadas en las que está Caja Rural de Soria, que son un compromiso con el empleo en la provincia, en un momento económico complicado. La bodega de Castillejo de Robledo, el hotel Termal de EL Burgo, la residencia de Almarza o los parques eólicos de CETASA son algunas de esas empresas, que han salido y están saliendo- adelante gracias al esfuerzo financiero de Caja Rural de Soria.

Carlos Martínez reiteró que nuestra Caja, enteramente soriana, sabe que tiene el deber de apostar por Soria, de que el dinero soriano repercuta en la provincia en créditos para las empresas y los emprendedores que se asienten en la provincia. En este sentido, el presidente informó de que ENDESA quiso comprar a Caja Rural de Soria su parte en CETASA, la joya de la corona de las empresas participadas, pero que el Consejo de la entidad no quiso, a pesar de que se podía haber obtenido una plusvalía de más 30 millones. Martínez Izquierdo reiteró que el compromiso con el desarrollo de Soria y con el empleo está por encima de otros intereses exclusivamente económicos.

ACTIVIDAD ORDINARIA

El buen comportamiento del margen financiero y de las operaciones financieras de Caja Rural de Soria sitúan el margen ordinario un 25,4% por encima del ejercicio anterior, hasta alcanzar la cifra de 34,3 millones de euros, a pesar del entorno complejo y de competitividad en el que ha desarrollado su actividad.

Esta evolución refleja el sólido negocio minorista de la entidad y la adecuada gestión realizada, sobre el margen de operaciones financieras y sociedades participadas. Todo ello, junto con una reducción de los gastos de estructura del 2,5%, permiten que Caja Rural de Soria mejore su margen de explotación en un 87% respecto a 2011. y optimice su ratio de eficiencia estableciéndolo en el 52,88%.

PROVISIONES Y RIESGO DE CRÉDITO

Las provisiones exigidas por los R.D. 2 y 18/2012 obligaron a Caja Rural de Soria realizar dotaciones durante el ejercicio de 2012, y que realizadas en operaciones sobre las que no recaían situaciones de impago ni de dudoso cobro, han supuesto 13,9 millones respecto al riesgo inmobiliario, y 1,7 millones para valorar a mercado los activos adjudicados requeridos por el R.D. 24/2012.

Estos fondos, unidos a las provisiones genéricas ordinarias de 3,5 millones de euros, permitirán a Caja Rural de Soria afrontar el ejercicio 2013 con unos fondos de provisión de 47,2 millones de euros, un 66% más que en 2011, cifra ésta que le permitirá encarar el próximo año con garantías de solvencia y con total y absoluta independencia en su gestión.

Una gestión rigurosa del riesgo de crédito, el control de la morosidad y la calidad de los activos han dado como resultado una ratio de morosidad del 5,49%, por debajo del sector y del grupo de Cajas Rurales que se sitúan en el 11,51% y 8,14% , respectivamente, aseguró Domingo Barca.

SOLVENCIA

Una vez incorporadas las dotaciones extraordinarias en el resultado de la entidad, los fondos propios de Caja Rural de Soria se sitúan en 98,7 millones de euros, un 41% más que al inicio de la crisis, y la ratio de capital principal se sitúa por encima del 11%, cumpliendo holgadamente el nuevo mínimo exigido por Banco de España del 9%.

Caja Rural asegura que, en medio del complejo entorno financiero y económico marcado por el deterioro de la confianza de los mercados hacia España y su sistema, el esfuerzo realizado durante 2012 para cumplir con las exigencias normativas del sector, le consolida como Entidad de primera fila y asegurará el alcance de sus objetivos para el presente ejercicio en favor del entorno empresarial y social.

Esta situación coyuntural del sector consolida el modelo de negocio de banca cooperativa como una banca de proximidad, enfocada al asesoramiento y al servicio cercano de sus socios y clientes, que ha sabido sortear la crisis gracias a los criterios de prudencia, esfuerzo y afán de superación que tiene como señas de identidad, se indica en el balance anual.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información