Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Comienzan los trabajos de demolición del antiguo mercado

El mercado, con la valla de perimetración esta tarde.
El mercado, con la valla de perimetración este lunes por la tarde. / SN
Actualizado 14/10/2013 20:29:57

El concejal de Urbanismo, Luis Rey, ha visitado el inicio de esta actuación, que se prolongará durante algo más de un mes, y confía en que este mismo viernes 18 pueda aprobarse en la Junta de Gobierno la licencia del proyecto de ejecución del mercado.

Las obras de demolición del mercado de Bernardo Robles, ejecutadas por la empresa Excavaciones Bonilla, han comenzado este lunes con trabajos en el interior, para la retirada de todo el material de una forma selectiva, y con el vallado perimetral del recinto, antes de comenzar con el derribo, que podría arrancar la próxima semana tras una primera previsión, que extiende a algo más de mes y medio la duración total de los trabajos.

El concejal de Urbanismo, Luis Rey, y el concejal de Servicios Locales, Javier Antón, acompañados por el representante de la empresa ejecutora de la actuación, y miembros de la Policía Local, han acudido al recinto para planificar las distintas fases de la obra, en la que se intentarán reducir al máximo las molestias a residentes, comerciantes, peatones y conductores, tratando de coordinar los horarios y el tráfico, además de insistir en la información constante con todos los afectados como los usuarios de la residencia, Centro de la Presentación o Escuela Oficial de Idiomas.

Luis Rey ha querido recordar en la visita a las obras todo el trabajo previo que antecede a la puesta en marcha de un proyecto que han abanderado muchas corporaciones, y que por fin ve la luz con fondos europeos incluidos, y que no sólo permitirá recuperar el recinto comercial, sino que también permitirá revitalizar toda la zona residencia y comercialmente.

“Han pasado muchos años desde que comenzó este proyecto, muchas corporaciones intentando promover la actuación, ya desde la época de la alcaldesa socialista Eloísa Álvarez con los primeros estudios de MERCASA, y el de hoy supone visualizar en cierto modo ese punto de partida, y echar la vista atrás para recordar mucho trabajo y esfuerzo para conseguir fondos”, ha explicado Luis Rey.

“En cuanto la obra, según nos traslada la empresa, durante esta primera semana los trabajos se centrarán en los interiores con distintas fases y de manera muy selectiva para separar residuos como plásticos, techo, metal… Esta actuación se simultaneará con el vallado, y luego se arrancará con la demolición del edificio. Cuando haya que actuar se procurará limitar los horarios a aquellos momentos en los que menos molestemos, aunque sabemos que todas las obras suponen ciertas contrariedades, que a buen seguro que luego se tornarán en ventajas”, ha señalado el concejal de Urbanismo. Respecto a los plazos, la intención pasar por dar por concluidos todos los trabajos en menos de dos meses.

El Ayuntamiento de Soria licitó esta demolición por una cantidad de 57.378 euros el derribo del mercado de la plaza de abastos de Soria ubicado en Bernardo Robles y calle Estudios. Este proyecto, realizado por los servicios técnicos municipales del Consistorio, afecta a una construcción de carácter comercial edificada en la segunda década del siglo pasado sin ningún tipo de protección dentro del Ámbito del Plan Especial de Reforma Interior del Casco. Tiene una ocupación de 706 metros cuadrados y se encuentra libre de edificaciones colindantes.

La planta del sótano dispone de una superficie de 121 metros cuadrados, de 632 metros cuadrados en la plata baja y de 447 de la planta primera, con un total de superficie útil de edificación de 1.200 metros cuadrados y construida de 1.391, con un volumen total de derribo de 5.147 metros cúbicos. La planta baja concentra en su interior gran parte de los puestos comerciales y también cuenta con puestos exteriores en cada una de sus fachadas.

Estructuralmente, el edificio se distribuye en nueve pórticos paralelos.

Respecto a las siguientes fases, una vez que concluya el derribo, el concejal pide prudencia para intentar reducir los contratiempos de una obra de gran envergadura que ejecutará la empresa adjudicataria Ogmios.

“La idea es aprobar la licencia el próximo viernes y ya hemos hablado con la empresa, con el objetivo de que todas las correcciones que hemos ido solicitando estén incluidas en el proyecto de ejecución. Las conversaciones han sido constantes con el adjudicatario y, como he insistido, preferimos ir más despacio ahora e intentar poder evitar contratiempos posteriores o, al menos minimizarlos, teniendo en cuenta que vamos hacer una obra de importancia en pleno casco histórico”, ha explicado el concejal, quien no quiere hablar de fechas concretas, pero confía en que la intervención del mercado pueda comenzar antes de acabar el año. Toda la obra, incluida la demolición, implica un seguimiento arqueológico.

El Ayuntamiento también trabaja en el desarrollo específico del convenio ya firmado y más general, con los propietarios del solar anexo. El texto podría incluir mejoras y modificaciones, una vez que se de el visto bueno por parte de la Junta a la aprobación de la modificación del plan general en el casco histórico, que podría producirse en las próximas semanas, y abre el abanico a algunos acuerdos entre los propietarios del terreno privado y el Consistorio.

Información complementaria

Al margen de la actuación de derribo, Ogmios ha sido la empresa adjudicataria de las obras del mercado con una plica de 4.875.928 euros a los que añadir el IVA. La propuesta ganadora ha reducido 20 semanas la ejecución (con lo que queda en 17 meses), y cinco semanas la redacción (con lo que se pasa de los 90 días del pliego a los 55 de la plica).

Este pliego, además, amplía el ámbito de actuación al incluir la peatonalización de la plaza de Condes de Lérida y el entorno de Santo Domingo, hasta el límite con Santo Tomé y la intervención en superficie de la Plaza del Vergel, y la recuperación de esta zona como área comercial y de esparcimiento.

El Ayuntamiento ha optado por incrementar el espacio de influencia de este proyecto integral para su mejora y para ajustar el pliego a las ayudas de los Fondo Feder, evitando actuar en solares privados, pese a disponer de cesión de suelo, para, a su vez, no poner en riesgo ninguna cantidad de la ayuda.

El pliego marcaba un plazo de ejecución de 22 meses, mejorado por las ofertas, y se marcaba diferentes criterios de puntuación pasando por el precio, la calidad técnica de la propuesta, el diseño y estudio de la plaza del Vergel poniendo en valor la muralla y zona comercial, el equipamiento de los puestos, la memoria de calidades, programa de trabajo y reducción de tiempos tanto en la ejecución puntuando la reducción de semanas como en la agilización de la elaboración del proyecto.

La actuación en el Mercado de Bernardo Robles contempla dos plantas subterráneas, con un supermercado de 1.500 metros cuadrados, ampliable con el solar contiguo, y un aparcamiento en el sótano 2 con 41 plazas de aparcamiento y zonas de servicios. En la planta baja se han incluido 17 puestos y 8 en la primera y también se ha pasado de una dimensión de los puestos clásicos de 11 metros cuadrados a los 13 y una superficie lineal de 4 metros, ganado uno de mostrador a petición también de los comerciantes.

Este proyecto también ha incluido algunos cambios en la fachada con un revestimiento exterior adaptado a las normativas así como reformas técnicas incluidas desde la propia casa para que todo el inmueble esté dentro del planeamiento. El anteproyecto también contempla la construcción de diferentes plantas de aparcamiento subterráneo con 100 nuevas plazas, que se suman a las 41 de Bernardo Robles.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información