Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
COPISO defiende en Valladolid la filosofía y el proyecto de futuro de la cooperativa soriana

COPISO defiende en Valladolid la filosofía y el proyecto de futuro de la cooperativa soriana

SORIA RURAL
Actualizado 12/12/2015 14:00

El presidente de COPISO, Javier Blanco, defendió en las IV Jornadas de Cooperativismo Agrario del Norte de Castilla, en Valladolid, la filosofía de rentabilidad, profesionalización, competitividad y proyección de futuro de la cooperativa soriana.

COPISO resaltó la importancia de seguir apostando por la integración y concentración cooperativa en Castilla y León, en las jornadas de cooperativismo, celebradas este miércoles 5. El presidente de la cooperativa soriana, Javier Blanco, insistió en la importancia de conseguir, a medio plazo, una mayor dimensión, competitividad y rentabilidad de las cooperativas, porque será una garantía para que los agricultores y ganaderos socios logren más ventajas y beneficios.
El presidente de COPISO, que recordó la creación de la cooperativa soriana hace 45 años, como una reacción al éxodo de jóvenes del medio rural y la grave situación del campo soriano, repasó algunos datos de facturación y de actividad de la entidad ?que cuenta con casi 1.300 socios-, para avalar la importancia que tiene afrontar la gestión de una cooperativa desde la rentabilidad, el crecimiento, la dimensión o la profesionalización.
Dado que la mesa giraba en torno a los jóvenes y al cambio generacional de los profesionales del sector agrario, Blanco recalcó la importancia de las cooperativas, para animar a los jóvenes a su incorporación a la actividad agrícola y ganadera, porque la cooperativa dará tranquilidad y confianza a los que decidan empezar, así como más oportunidades.
Es lo que está ocurriendo con el proyecto ICPOR Soria, que supondrá un aumento de producción de porcino, y la puesta en marcha de nuevas explotaciones porcinas en integración, que puede ser una oportunidad de negocio y de actividad en el sector.
Para Blanco, también es importante afrontar proyectos ilusionantes, que motiven a los socios, y que supongan un desarrollo de la cooperativa. Así, en este foro de las jornadas de cooperativismo, Blanco aludió al proyecto ICPOR Soria y a la construcción del complejo industrial de Valcorba, que incluye una nueva fábrica de pienso.
Durante el turno de preguntas, el gerente de COPISO, Andrés García, destacó la importancia de propiciar alianzas con empresas punteras, sean cooperativas o no, que refuercen y pongan en valor la actividad de una cooperativa, que no tiene por qué abarcar todos los procesos de transformación, sino especializarse en algunos temas, "en los que seamos los mejores", como está ocurriendo con la producción de porcino en COPISO. Una idea apoyada por el responsable de ACOR, que también destacó el valor de propiciar la diversificación de la actividad, para reducir riesgos.
El presidente de COPISO no olvidó la importancia del compromiso social con el medio rural, y con sus agricultores y ganaderos. Por ello, resaltó el valor de haberse conseguido ?en la cooperativa soriana- integrar la actividad del agricultor y del ganadero en un mismo objetivo, que es el de poner las materias primas que aportan los agricultores al servicio de la transformación en carne de la producción porcina, en un ciclo que se complementa, en beneficio de todos los socios de COPISO, porque se refuerzan al mismo tiempo la actividad agrícola y la ganadera.
En las dos mesas celebradas en las IV Jornadas del Cooperativismo Agrario, junto al presidente de COPISO, intervinieron Miguel Rodríguez de la Rubia, responsable del Departamento Agroalimentario de Cajamar, que insistió en la necesidad de hacer un cooperativismo más concentrado en Castilla y León y en España; Ricardo Jiménez, presidente de Alta Moraña; o Salvador Roncero, socio de una cooperativa familiar, que también apostaron por el cooperativismo como alternativa a la sostenibilidad del medio rural, pero que mostraron recelos en la estrategia de la concentración de cooperativas, por los riesgos y por una posible identidad del socio hacia su entidad.
En este sentido, Javier Blanco explicó que ese sentimiento identitario y de compromiso con la cooperativa y con su entorno social también existe en cooperativas más dimensionadas; y COPISO es un buen ejemplo. Pero, además, Blanco reiteró que la cooperativa debe ofrecer rentabilidad a los socios, y para eso hay que realizar una gestión eficaz, ser competitivos, y hacer de la cooperativa una empresa competitiva y con proyección de futuro.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información