Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
De Miguel: "Hay dos esperanzas de futuro en la resina y en la agricultura de regadío"

De Miguel: "Hay dos esperanzas de futuro en la resina y en la agricultura de regadío"

PROVINCIA
Actualizado 31/08/2013 18:49

El alcalde de Almazán remarca el esfuerzo realizado para reducir la deuda encontrada en el Ayuntamiento; confía en que los planes provinciales de la Diputación traigan más obras; alberga esperanzas de futuro en sectores como la resina y la agricultura de regadío; y espera que la crisis económica haya tocado fondo en el tejido empresarial de la localidad.

En plenas fiestas de la Bajada de Jesús, y aprovechando un rato de tranquilidad, que el alcalde ha aprovechado para atender diversos asuntos municipales en la Alcaldía, "porque el Ayuntamiento no se para ni en fiestas", José Antonio de Miguel repasa con SORIANOTICIAS.com la situación del municipio de Almazán y su gestión.

La cita anual de la Bajada de Jesús es un buen momento para hacer balance, y los ruidos del 'terremoto' político que provocó, hace más de dos años, su victoria electoral con mayoría absoluta, al frente de la candidatura Plataforma del Pueblo Soriano (P.P.SO), se van calmando. Ahora, la preocupación de De Miguel y su equipo de concejales está en resolver los problemas del segundo municipio de la provincia, después de la capital, que es lo que "realmente nos importa".

-Pregunta: La situación económica de Almazán no era cómoda, cuando asumió la Alcaldía. ¿Cómo está ahora?

-Respuesta: En este momento, afortunadamente, la situación que tenemos es mucho mejor. En el año 2007, antes de la anterior legislatura, la deuda de este Ayuntamiento no llegaba a un millón y medio de euros, y los proveedores cobraban medianamente bien. Cuando entramos la deuda ascendía a más de cuatro millones de euros; y había facturas sin pagar del año 2008, 2009 y muchísimas del 2010.

Y esta situación ha cambiado gracias al Plan Montoro del Gobierno. Hemos conseguido pagar a los proveedores con un crédito de 700 millones, que lógicamente se ha sumado a la deuda del Ayuntamiento. El primer año de nuestra legislatura terminamos todavía con déficit; y en 2012 hemos conseguido un balance de superávit de 8.000 euros.

Este cambio ha supuesto un gran sacrificio para todos, por lo recortes de gasto que se han tenido que hacer. Hemos reducido muchísimo el dinero para fiestas, sobre todo en los espectáculos taurinos, que venían costando unos 70.000 euros. Este año nos han costado 15.000, y el pasado fueron 12.000.

La piscina climatizada también tenía un déficit de unos 90.000 euros anuales. Con el cierre de dos meses, se ha reducido ese déficit en casi 25.000 euros. Esperamos que este año podamos hacer una temporada normal. Hemos puesto nuevo mobiliario deportivo y gimnasio, para ver si hacemos más atractivo el uso de la instalación.

Hemos recuperado la gestión municipal del servicio de agua, con lo que hemos logrado un mejor servicio, ahorrar dinero y terminar con los litigios que llevábamos con el adjudicatario durante 15 años, que ha sido el periodo que ha durado la adjudicación.

Nos hemos tenido que hacer cargo de la escuela de música, que producía otro agujero de 30.000 euros. El nivel educativo se ha mantenido igual que otros años, con los mismos profesores, y hemos ahorrado ese dinero. Lo mismo ocurría con la guardería, y con la nueva adjudicación hemos ahorrado más de 25.000 euros.

Y así hemos hecho en muchos capítulos, reduciendo gastos, como en publicidad. También hemos ahorrado en coste energético, o lo hemos intentado, porque la tarifa de la luz ha subido más de un 15%. Hemos colocado luces de menor consumo; hemos apagado alguna zona, en la que se podía prescindir de la iluminación; o hemos dejado una farola sí y otra no. Al final, hemos logrado un ahorro significativo.

Las percepciones del alcalde se han bajado un 5%, y las indemnizaciones por asistencia del orden del 11%. Tampoco se han subido impuestos, salvo el IBI, que se actualizó en la anterior legislatura, y nosotros estamos ingresando esa subida.

-Pregunta: En inversiones y en proyectos, ¿qué ha hecho en lo que va de legislatura?

-Respuesta: Tenemos un programa electoral que estamos intentando cumplir. Las cosas pequeñas se han hecho. Quitar los reductores de velocidad de la calle Salazar y Torres y avenida de Soria; colocar barbacoas cerradas adaptadas a la normativa que se exige; actuaciones en la Gran Vía, aceras, y lo que nos han dado en planes provinciales, que en los dos últimos años ha sido muy poco.

El pasado año tuvimos 68.000 euros, que fueron en su mayoría a obras urgentes en Fuentelcarro, Covarrubias o Cobertelada. Lo poco que ha quedado para Almazán ha servido para remodelar la plaza Santa María, la plaza Ramón y Cajal, o el acondicionamiento de la Puerta del Mercado y otras obras complementarias, como la canalización de redes en Nuestra Señora del Duero.

Con las ayudas a la reindustrialización del Ministerio, hemos conseguido acometer dos fases importantes para la mejora de electrificación del polígono industrial, por más de 700.000 euros. Esperemos que el año que viene los Planes de la Diputación sean más bondadosos, y podamos acometer mayores obras, como las mejoras pendientes en la Gran Vía.

Otra actuación ha sido el derribo de la manzana, en la llamada Unidad de Normalización, en la zona de las calles general Martínez y San Pedro, por la Escuela Hogar. Queremos proceder a urbanizar ese espacio, que cambiará la imagen de Almazán, en un espacio muy degradado y que se ve mucho, por estar en la travesía.

Y se han declarado 25 expedientes de ruina de edificios. Algunos los han derribado ya, y espero que el resto de los propietarios los derriben a lo largo del año.

Vamos a seguir en esta línea, buscando acuerdos con los propietarios de edificios en mal estado, para mejorar y urbanizar las zonas deterioradas y cambiar la imagen de la localidad. También queremos adecentar las fachadas, algo que tienen que hacer los propietarios, porque así lo dice el reglamento.

Teníamos dos situaciones complicadas con establecimientos municipales, con una irregularidad continuada por no pagarse el alquiler y otros gastos, porque en algún caso el Ayuntamiento pagaba la luz. El Centro de Turismo Rural la Dehesa debía 60.000 euros, se intentó negociar, pero se tuvo que reclamar la deuda y cerrar el establecimiento. Ahora se ha adjudicado de nuevo a un matrimonio de Madrid, por una renta baja de 500 euros mensuales, pero confiemos en que el centro funcione y cree algunos empleos. Y lo mismo está ocurriendo con el bar de la Arboleda. Esperemos que vayan saldando la deuda. Si no cumplen los adjudicatarios tendremos que proceder también al cierre.

Otra inversión es la realizada para el centro de recepción de visitantes, en torno a 400.000 euros, que ha incluido la compra de los bajos del palacio, que ya han sido 130.000 euros. Aquí, ADEMA ha dado una subvención. En el centro se van a exponer de forma permanente las pinturas de las tablas flamencas de Memling, con lo que ese centro será una referencia turística importante para la villa adnamantina.

Crisis y futuro de Almazán

-Pregunta: ¿La Actividad económica de Almazán aguanta o está tocada por la crisis?

-Respuesta: La crisis económica llegó a Almazán antes que a otros lugares de la provincia, a partir de 2007, con el cierre de empresas del sector del mueble de Almazán, un tipo de mueble de gran calidad pero más caro. Cerraron las más emblemáticas, como Muebles Almazán o Valenti, entre otras. El resto, están aguantando al límite de pérdidas.

En el último año han caído dos empresas, una con más de 80 empleados, lo que era Gruinsa, en su faceta de puertas contra incendios; y Estyant, la antigua Alasem. Además, han cerrado empresarios autónomos de pequeños comercios, tiendas y bares.

Por el contrario, hay empresas como Montepinos, seguramente la más conocida, que siguen ahí. Y a pesar de las dificultades, las dos papeleras también aportan buenas noticias; Reno de Medici se mantiene con su cuota de mercado y creciendo; y Torras, que ha invertido en torno a 23 millones en últimos años, ha duplicado la producción, ha aumentado la plantilla en más de 60 personas, y va a seguir así, algo que tenemos que agradecer en Almazán. El resto de las empresas están aguantando el tipo, como el sector del transporte, que es importante.

Pero, en mi opinión, tenemos dos esperanzas para el futuro, en los sectores forestal y agrícola. Hemos empezado a resinar nuestros montes, con la empresa segoviana Resinas Naturales. Algunos se han hecho autónomos, y se han 'tirado al monte', para recuperar la producción de resina, que se había abandonado.

Tenemos mucho monte que podemos resinar; y la comercialización se mueve en torno a 12.000 y 15.000 euros de ingresos anuales por persona, lo que permite empezar la actividad de la resina. El Ayuntamiento cobra 0,20 euros por pino, pero no interesan los ingresos, sino que se pueda crear empleo.

Y la otra esperanza es la finalización de las obras de modernización del canal de Almazán, con más de 5.000 hectáreas de regadío. Va a ser un yacimiento de creación de empleo. Tenemos que ir a cultivos sociales, que darán mano de obra. Si no son lo propietarios, habrá empresas interesadas en cultivar esas tierras, que crearán puestos de trabajo.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento hacemos lo que podemos para crear empleo. Este año hemos conseguido contratar a 24 personas, por 6 meses, con las ayudas de la Junta.

-Pregunta: Las infraestructuras, son otra de las grandes preocupaciones de los sorianos, que afecta de lleno a Almazán, con la A-15 y la línea de tren?

-Respuesta: Las infraestructuras son un elemento fundamental de desarrollo, para sectores como el industrial o el turístico. El tramo Almazán-Sauquillo yo estoy convencido que va a estar a principios del año que viene, porque así me lo están confirmando las empresas, y el ritmo de obras es bueno. La noticia contraria la tenemos con el ferrocarril, con supresión de servicios, levantando antiguas líneas como la Valladolid-Ariza; y sin terminar de modernizar el trazado Coscurita Soria, aunque los raíles estén apilados y esperando.

-Pregunta: En turismo, ¿qué se puede hacer desde el Ayuntamiento para potenciarlo?

-Respuesta: Al turismo de Almazán, seguramente, le falta promoción. El turismo puede dar más a la localidad. Pero desgraciadamente, en este momento, no podemos hacerla, porque cuesta mucho dinero. Yo creo que Almazán es la gran desconocida. Cuentas con enormes posibilidades naturales, por la gran extensión que tiene de monte, el río Duero, espacios excepcionales como La Arboleda.

Hay actividades como la pesca, la caza, la micología, el senderismo, las rutas a caballo, y otras ligadas al medio ambiente y la naturaleza que se pueden potenciar.

Y luego está el importante patrimonio artístico y cultural, como el palacio de los Hurtado de Mendoza y la iglesia de San Miguel, ambos monumentos. Aunque hay otras iglesias y espacios de interés en la localidad. Ahí está el recinto amurallado.

Una asignatura pendiente, esta de la muralla, que me hubiera gustado acometer, pero que a va ser muy difícil, para rehabilitar el recinto amurallado, y descubrir los tramos tapados con casas.

No paramos de hablar y negociar con los propietarios de las casas para liberar la muralla. Estamos en negociación con otros tres edificios ahora, pero es difícil. La gente no se desprende de su propiedad así como así. Intentamos permutar, pero no es fácil.

Luego está la restauración de la propia muralla, que cuesta dinero. Intentaremos acudir al uno por ciento cultural de Fomento, teniendo en cuenta que se ha hecho mucha la obra pública en Almazán y su entorno.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información