Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Detenido un ciudadano georgiano por allanamiento y agresión sexual

Actualizado 05/06/2012

Agentes de la Comisaría de Soria del Cuerpo Nacional de Policía han puesto a disposición judicial, una vez concluida la investigación, a un hombre que fue detenido el pasado día 2 de junio. El Juzgado ha ordenado su ingreso en el centro penitenciario de Soria. Se trata del ciudadano georgiano M.U., de 39 años, al que se acusa de ser el presunto autor de delitos de allanamiento de morada, daños y agresión sexual.

Agentes de la Comisaría de Soria del Cuerpo Nacional de Policía han puesto a disposición judicial, una vez concluida la investigación, a un hombre que fue detenido el pasado día 2. El juzgado ha ordenado su ingreso en el centro penitenciario de Soria. Se trata del ciudadano georgiano M.U., de 39 años, al que se acusa de ser el presunto autor de delitos de allanamiento de morada, daños y agresión sexual.

En la tarde del pasado sábado día 2, el detenido acudió al domicilio de una mujer a la que conocía. Al negársele la entrada, dio numerosas patadas a la puerta de esta vivienda hasta que la fracturó y pudo abrirla. A pesar de la negativa de la denunciante, entró en la casa, la empujó y la lanzó al suelo, según informa la Subdelegación del Gobierno.

Cuando poco después los funcionarios policiales llegaron al lugar de los hechos, el denunciado estaba sentado en las escaleras del portal, aparentemente ebrio. Fue detenido y trasladado a las dependencias policiales, según la versión de la Subdelegación.

Supuestamente, el detenido llevaba viviendo tres días en el domicilio de la víctima, ya que eran conocidos. Ella pretendía ayudarlo puesto que no tenía un lugar para vivir. Tras ser reconocida por un facultativo de las heridas que había sufrido, la víctima, compareció en comisaría donde declaró que el detenido la había violado dos días antes, después de regresar de madrugada a su casa. No había denunciado esos hechos por miedo.

Presuntamente, en los escasos días que el presunto autor de los hechos vivió con la denunciante, ya había roto, a golpes, la cerradura de la entrada del domicilio en otra ocasión y golpeado a la víctima más veces. Incluso le clavó la punta de un cuchillo en su muñeca.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información