Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Detenido un hombre de 49 años que fue sorprendido en el interior de un establecimiento tras fracturar la puerta

Actualizado 06/03/2013

Agentes de la Comisaría de Soria del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en la madrugada de hoy a M.M.B., de 49 años y vecino de Covaleda, como presunto autor de dos robos con fuerza en sendos establecimientos comerciales de la capital soriana. A esta misma persona se le atribuye, de momento, la presunta comisión de un total de seis infracciones penales (robos, hurtos, allanamientos) en los últimos días.

Tras un aviso a la sala del 091, funcionarios de la Policía Nacional se personaron rápidamente en un establecimiento donde comprobaron que la puerta estaba totalmente rota. Tras entrar en el local sorprendieron a una persona que portaba diverso material de bisutería, dos relojes y dinero, por lo que fue detenido. Al parecer el presunto autor de los hechos accedió al local tras fracturar la puerta de entrada con una piedra.

Se da la circunstancia de que en las inmediaciones del local había otro establecimiento comercial cuya puerta también se hallaba fracturada y cuyo propietario denunció la sustracción de dinero de la caja registradora.

El detenido, tras la realización del pertinente atestado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de esta ciudad.

Se da la circunstancia de que esta persona también había sido detenida ayer al tener en vigor una orden de detención dimanante de un juzgado de la capital. La detención se había producido porque la policía había sido alertada por un ciudadano que les manifestó que una persona estaba viviendo en un inmueble inhabitado de su propiedad y sin su permiso.

Los agentes, acompañados por el propietario, se personaron en dicha vivienda, donde comprobaron que la cerradura de la puerta estaba forzada. Tras entrar, localizaron a una persona escondida en una habitación, y tras identificarle comprobaron que le constaba la mencionada orden de detención. Fue detenido y trasladado a la comisaría.

Así mismo y dado que el propietario de dicho inmueble denunció la sustracción de diversos objetos del interior del mismo, se le imputó otro delito de robo con fuerza.

Finalmente y fruto de las investigaciones llevadas a cabo por funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial, se le imputó a esta persona otro delito más, en este caso de allanamiento de morada y, además, una falta de hurto, como consecuencia de otra denuncia presentada en la comisaría el 28 de febrero pasado. En esta denuncia se denunciaba como un individuo había entrado sin autorización en una habitación de un establecimiento de hostelería de esta ciudad. Esa misma persona habría sustraído un teléfono móvil de otra habitación. Fue identificada como el detenido de la vivienda abandonada.

Tras prestar declaración en comisaría por estos hechos había sido puesto a disposición judicial.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información