Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Deuda pública, mentiras impúdicas

Deuda pública, mentiras impúdicas

OPINIóN
Actualizado 09/10/2013 11:02

Nuestra deuda municipal es equivalente a nuestros ingresos anuales. Deberíamos utilizar el presupuesto de un ejercicio para saldar nuestra deuda por completo. Imagine el lector cuán largo sería un año sin gasto municipal alguno: los trabajadores sin cobrar, sin campañas de teatro, sin enclave de agua, sin limpieza en la calles, sin fiestas de San Juan

Si mañana terminase la historia de nuestra ciudad, cada ciudadano que en ella está censado debería pagar 1150 euros para que Soria no pasara a la historia como un municipio moroso. Dicho así, la cosa tiene su gracia porque todos sabemos que la historia no va a pararse en los próximos días. Pero aunque no tengamos que pagarlos mañana, esos 1150 euros por habitante van a ser como una piedra colgada al cuello de nuestros hijos.

La deuda pública es la variable que mas rápidamente puede acercarnos al abismo. Nos acerca a la ruina y nos mutila el futuro. Y es lo que le está pasando a este país, cuya deuda ha crecido de forma alarmante en los últimos meses hasta situarse rozando el 100% del PIB. Quiere esto decir que de cada euro que ingresamos, debemos otro. La situación de nuestro municipio corre pareja a la del país. Nuestra deuda municipal es equivalente a nuestros ingresos anuales. Deberíamos utilizar el presupuesto de un ejercicio para saldar nuestra deuda por completo. Imagine el lector cuán largo sería un año sin gasto municipal alguno: los trabajadores sin cobrar, sin campañas de teatro, sin enclave de agua, sin limpieza en la calles, sin fiestas de San Juan.... Afortunadamente esto tampoco va a suceder y a pesar de los pesares y con todos los recortes que se apliquen, que serán muchísimos, seguirá habiendo gasto municipal. Pero la deuda municipal que insensatamente ha generado Carlos Martínez y sus respectivos gobiernos será la coartada que justificará en el futuro políticas municipales restrictivas y privatizadoras (más si cabe) Y no puedo evitar la risa (helada) cuando escucho a nuestro concejal de economía anunciar a bombo y platillo que el próximo año se dedicará millón y medio a amortizar deuda. Me gustaría ver los presupuestos al completo y comprobar si así ha sido cuando finalice el 2014. Pero mucho me temo que esto no es más que marketing. La lógica lo dice: si en los años más "livianos" de la crisis hemos duplicado la deuda, en los años más críticos que ahora comienzan para nuestro municipio no vamos a amortizar. Que a nadie le quepa la duda.

Y a mí no me cabe ninguna. Lo que mejor funciona de este ayuntamiento es el gabinete de prensa y propaganda. A 40 y tantos mil euros anuales por cabeza, el amigo y la cuñada de Carlos Martínez, elaboran estrategias y manipulan la realidad del mejor modo posible para que parezca que todo es de color rosa. Es la vieja estrategia de los espíritus autoritarios.

Trato de relajarme de la irritación que la deuda municipal me provoca. Cae en mis manos un libro sobre Theresienstadt, un campo de concentración creado por los nazis con el que trataban de engañar al mundo en su trato a los judios. El campo debía aparecer ante las Naciones como una colonia judía modelo. Incluso se rodó una película para dar esa sensación. Ficción. Pura fachada. Se trataba de un campo de concentración puro y duro, donde las personas morían de hambre y sufrimiento y que fue utilizado como campo de transición hacia Auschwitz y otros campos de exterminio. Mentiras impúdicas.

Comentarios...