Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El asesino de Tomás Becket, Arzobispo de Canterbury, se encuentra en Soria

El asesino de Tomás Becket, Arzobispo de Canterbury, se encuentra en Soria

REPORTAJES
Actualizado 21/02/2012

Desgraciadamente, y a pesar de las obra de remodelación, San Nicolás, sigue sin tener la prestancia y belleza que antaño tuviere, debido, seguramente, a la desidia política de ahora y de antes, una vez más, la basura comienza a acumularse en piedras cargardas de historia y leyendas.

Sin tener la ambición de su madre, y de unas profundas creencias religiosas, Leonor quiso reflejar en Soria, la atrocidad que cometieron los vasallos de su padre, al matar a Fray Tomás Becket. En la calle real de Soria se levantan los restos románicos de la iglesia de San Nicolás, una de las más bellas de la ciudad, que fue derruida por amenazar inminente ruina a mediados del siglo XIX. Trasladada en 1908 su portada al testero de San Juan de Rabanera y guardado en la concatedral de San Pedro el frontal románico esculpido que representa la entrada de Jesús en Jerusalén, encontrado en 1933 en la cripta de esta iglesia sólo queda en pie parte del ábside y el basamento de la torre. Por estos restos puede saberse como era ésta iglesia, de una sola nave con rudimentario crucero, bóveda de cañón apuntado y ábside con bóveda gallonada.

El ábside, descubierta su parte exterior al derribar la casa que lo ocultaba, es de bellísima y elegante traza y labor y tiene cinco largas ventanas, tres caladas, las centrales y ciegas las laterales. Entre los muros del sur y del este del lado de la epístola, en el ángulo mismo que sirve de estribo a la bóveda, hay una interesante pintura románica que representa a los tres reyes magos ofreciendo los dones al Dios recién nacido.

Para la descripción de este monumento, este es el estudio realizado por el insigne sacerdote Odón Fuente: ?Con ocasión de las obras realizadas por la Dirección General de Arquitectura, para restaurar y embellecer el conjunto artístico, formado por las citadas ruinas de la iglesia de San Nicolás, han aparecido unas pinturas murales que desde siglos se ocultaban a nuestra curiosidad, emparedadas detrás de un muro que tapiaba uno de los laterales de la iglesia. Por las fechas que describo estas notas-15 de noviembre de 1977- un equipo de expertos enviados por el Instituto Central de Conservación y Restauración, trabaja con minuciosidad y competencia en la recuperación, limpieza y restauración de las pinturas, que podrán ser salvadas y presentadas a la admiración de todos dentro de un breve plazo de tiempo?.

Emplazamiento de las pinturas y temática de las mismas

Están situadas cubriendo toda la parte superior del arco interior de una pequeña capilla lateral. Miden 1,90 metros de ancho por 4 de alto aproximadamente, a partir del punto de arranque del arco, iniciado por dos cabezas humanas, una a cada lado del arco, en las que todavía puede observarse restos de su primitiva policromía. El conjunto pictórico, se distribuye en tres planos bien diferenciados. En el inferior se representa con viveza y minuciosidad detallada, la escena del asesinato del un alto dignatario eclesiástico, acompañado de su cortejo durante la celebración de una ceremonia litúrgica. En el extremo del cuadro aparece un clérigo revestido con casulla minuciosamente decorada con hilera de cruces swásticas, apuñalado por la espalda y en actitud de bendecir. Sobre un fondo blanco resaltan las figuras en pie con vestiduras de tonos grises y los rostros silueteados en rojo formando un conjunto armónicamente distribuidos. En el plano central una figura yacente en actitud de incorporarse del sepulcro (puede ser alusión a algún milagro o hecho en su vida o a una forma de expresar simbólicamente la glorificación posterior). En el plano superior aparece la figura de un rey inclinándose en actitud humilde y penitente ante un sepulcro de figura yacente.

Nos encontramos ante la expresión plástica de uno de los hechos que el artista ha querido dejar gravados para la posteridad y, al mismo tiempo, exponer a la contemplación de los fieles. Se trata sin duda de un tema religioso perteneciente a la hagiografía cristiana,EL ASESINATO DE FRAY TOMAS BECKET.

A nuestro juicio, el hecho histórico al que hace referencia en estas bellas pinturas tuvo lugar en la navidad de 1170. Tomás Becket, amigo, confidente y canciller de Enrique II Plantagenet, rey de Inglaterra (padre de Leonor esposa de Alfonso VIII, y esta a su vez hermana de Ricardo corazón de león), Becket había sido nombrado arzobispo de Canterbury. Desde su nuevo cargo resiste las órdenes arbitrarias del rey y defiende con firmeza los derechos y libertades de la iglesia. Esta resistencia del arzobispo provoca las iras del rey y algunos cortesanos de éste asesinan al arzobispo.

A la vista de estos datos no puede sorprendernos que el artista reproduzca este tema en una iglesia de Soria, es más lo encontramos muy natural. Conocida es por todos la vinculación de Soria a la infancia del rey Alfonso VIII y como el rey, al desposarse con doña Leonor, dio en arras a la reina, entre otras ciudades y castillos, la de Soria, con cuya donación la ciudad pasaba a unirse más estrechamente a la familia real. Conociendo por los documentos de la época, la enorme impresión que en el ánimo de la reina produjo el asesinato perpetrado en la persona del arzobispo y su honda preocupación por el arrepentimiento y conversión de su padre Enrique II, no puede sorprendernos que manifestase estos sus sentimientos en la forma mas propios de la época. Puede considerarse como elección y dedicación de una pequeña capilla preferente dentro de la citada iglesia de San Nicolás, como un exvoto testimonio de acción de gracias mandado erigir, bien por la misma reina o por algún cortesano de la familia real.

El ornato y decoración de esta capilla indican ser obra realizada con generosidad y munificencia. Tanto más, si tenemos en cuenta que, precisamente al pie de estas pinturas y formando parte de la misma capilla, se encontró en 1935, mientras se llevaban a cabo obras de desescombro, el frontal románico de piedra que representa la ?entrada de Jesús en Jerusalén?, y que se custodia como una reliquia venerable en la concatedral de San Pedro.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información