Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El Ayuntamiento dice que se triplica de 10 a 33 millones la devolución en las tarifas que pagarán los vecinos por la depuradora

Actualizado 26/11/2012

El alcalde espera un estudio más exhaustivo de sus técnicos, pero confía en la mejora de unas condiciones iniciales que alarman. El texto recoge que la devolución a 40 años de los 10 millones que adelanta Acuanorte supondrá un coste final para los vecinos en su recibo de casi 34 millones, al añadir un 10% de IVA, los gastos de amortización, ajustes y un 4% de interés. Por otro lado, también repercute al Consistorio el coste de la obra por pagos fuera de plazo o decisiones de Europa, que aporta el 80%, y deja en manos de una empresa ajena la gestión de la planta.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, ha participado esta mañana en una reunión con la responsable de Acuanorte, quienes han facilitado tanto al edil de la capital como a sus homólogos de Los Rábanos y Golmayo, el borrador del convenio para la construcción de la EDAR de Soria con una financiación del 100% de Acuanorte, pero una inversión del 80% por fondos europeos y el 20% restante de los ayuntamientos afectados.

Esta cantidad, en torno a 10 millones de los 50 que presumiblemente cuesta, será devuelta por los usuarios en 40 años vía tarifa, en virtud del convenio presentado. El documento, sin embargo, deja muchas incertidumbres, como así lo han manifestado los representantes municipales. El alcalde de la capital ha explicado, a falta de un exhaustivo estudio por parte de los servicios económicos y jurídicos del Ayuntamiento, que el borrador contempla que la devolución de los 10 millones a 40 años, según las tablas facilitadas, supondrá a los vecinos de Soria el pago de 33,8 millones de euros.

Esta cifra disparada sobre la previsión inicial, de devolución a interés cero, se alcanza al añadir al préstamo de 10, según ha detallado Martínez, un cuatro por ciento de interés, un diez por ciento de IVA, los gastos de ajustes, amortización. Para el alcalde, hemos pasado de unas condiciones óptimas a una letra pequeña con muchas indefiniciones, y aunque ha recalcado que nuestra voluntad es dar el visto bueno, necesitamos certezas, para lo cual también ha adelantado una próxima reunión con Los Rábanos y Golmayo para estudiar estos aspectos.

A este incremento, que triplica el coste inicial de ese 20%, hay que añadir también la duda sobre el pago de aquella parte de la obra que, en un momento dado, la Unión Europea pueda considerar no legible, tanto porque no se ha pagado antes del 31 de diciembre de 2015 como por su ejecución y contenido, de acuerdo a las premisas europeas.

Carlos Martínez ha sido tajante, al afirmar que no podemos asumir un hipotético sobrecoste de una obra, cuando vamos tan apurados en los plazos, cuando además en ningún caso tendremos ninguna responsabilidad sobre esa gestión. La cláusula, además, no sólo cifra en el 50% de esa cantidad a mayores que pueda derivarse de cualquier incidencia o contratiempo, sino que añade que si Acuanorte ya ha financiado 10 millones, como es el caso de esta depuradora, todo el añadido será responsabilidad de los consistorios.

Carlos Martínez ha indicado que estaríamos firmando un compromiso que ni siquiera podemos cuantificar, y no podemos hipotecar y asfixiar a los sorianos.

Otro aspecto que también preocupa a los representantes municipales es la encomienda para la gestión de la depuradora que, aunque está sobre la mesa poder derivarla al Ayuntamiento de Soria, según el texto será realizada por Acuanorte. Y esta sociedad no lo hará directamente, con lo que licitaría la explotación y mantenimiento y entraría una tercera empresa. En cualquier caso, no tendríamos el control sobre el ciclo del agua completo, ni autonomía en la gestión de la depuradora, considera Mínguez.

A todos estos puntos se añade los posibles gastos variables que todavía aumentarían más los recibos para los vecinos, por lo que el alcalde ha recalcado que la presidenta de Acuanorte nos ha trasladado calma para trabajar y estudiar el borrador, y es lo que vamos a hacer. Entendemos que es un primer documento, que haremos aportaciones, e insisto que nuestra voluntad es firmar, pero no con los ojos cerrados. Hemos pasado de pagar 10 millones a más de 33 con un añadido variable imposible todavía de cuantificar y, además, perdiendo el control de la gestión y aceptando asumir la obra que no se justifique a Europa en tiempo y forma. No quiero valorar que realmente esas sean las condiciones finales, concluye el alcalde.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información