Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El cambio climático reduce el crecimiento del pino albar en Pinar Grande

El cambio climático reduce el crecimiento del pino albar en Pinar Grande

SORIA RURAL
Actualizado 07/09/2013 10:43

Científicos del WSL (Suiza) y Cesefor-Junta de Castilla y León revelan el descenso del crecimiento del pino albar en Pinar Grande (Soria) en los últimos 35 años.

La revista científica Global and Planetary Change ha publicado recientemente un trabajo que pone de manifiesto el descenso del crecimiento en los pinares albares (Pinus sylvestris L.) de Pinar Grande (Soria) en los últimos 35 años.

El trabajo, fruto de la colaboración entre el Instituto Federal de Investigación Forestal de Suiza (WSL) y la Fundación Cesefor con el apoyo de la Junta de Castilla y León, ha sido coordinado por los investigadores Ulf Buntgen (WSL), Simon Egli (WSL) y Fernando Martínez-Peña (Cesefor-JCyL).

Además, el estudio ha contado con la colaboración de otros instituciones con experiencia en cambio climático como el 'Centre for Climate Change Research' de la Universidad de Berna, el 'Global Change Research Centre' de la República Checa, el 'Institute for Atmospheric and Climate Science' del ETH Zurich, el CSIC (España), el 'National Drought Mitigation Centre', de la Universidad de Nebraska y la Universidad de Barcelona.

El estudio se ha basado en el empleo de técnicas dendrocronológicas que analizan los anillos de crecimiento de los pinos. En total en el WSL de Suiza se analizaron muestras procedentes de 871 pinos albares ubicados en la red de 18 parcelas de investigación Micosylva ubicadas en Pinar Grande (Soria), correspondientes a masas de Pinus sylvestris de 6 clases de edad. Esta muestra se considera suficientemente representativa tanto un número como en clases de edad para determinar la respuesta del crecimiento al clima de esta masa forestal.

Los resultados revelan que en la década de los 70, que fue un periodo húmedo y frío, se produjo un aumento en el crecimiento del arbolado, mientras que a partir de los 80 tiene lugar un descenso generalizado en el crecimiento de esta masa, coincidente con un periodo de sequía, más acusado en los últimos años (especialmente en 2005 y 2009).

Los modelos de simulación climática para el sur de Europa y la cuenca mediterránea advierten de una menor cobertura de nubes y precipitación junto con una elevación de las temperaturas y de la evapotranspiración que harán que se agraven las condiciones de sequía a lo largo del siglo XXI.

Como consecuencia de ello es previsible un descenso en el crecimiento del arbolado, cambios en la vegetación dominante por otras más competitivas típicas del ambiente mediterráneo mejor adaptadas a la sequía, incremento de los ratios de mortalidad o una disminución en la capacidad para acumular carbón en la madera.

No obstante, la complejidad de factores implicados en este descenso del crecimiento de los pinares (atmosféricos, humedad del suelo, estructura de la vegetación, etc), ponen de manifiesto que pueden existir otros factores más allá de los factores climáticos que expliquen la pérdidas de crecimiento en los pinares albares de Pinar Grande como factores selvícolas.

A pesar de ello, parece claro que el cambio climático tendrá un impacto social, ecológico y económico, afectando a diversos temas de forma compleja como a fuegos, agricultura, la gestión del agua, los recursos micológicos, actividades recreativas, protección medioambiental y conservación biológica.

Por ello es necesario una colaboración interdisciplinar e inversiones institucionales para llevar a cabo herramientas de adaptación y mitigación contra los efectos del cambio climático.

Una de esas herramientas se basa en el control de la competencia por medio de tratamientos selvícolas en las masas forestales. La cuantificación de los efectos en el crecimiento generados por el tipo e intensidad del tratamiento silvícola y su interacción con el clima es a día de hoy objeto de análisis y de futuros estudios.

Martínez-Peña acaba de regresar de Suiza, donde ha estado analizando con el equipo de investigadores del WSL los resultados de 18 años de inventarios micológicos realizados por la Junta de Castilla y León, con el fin de investigar los efectos del cambio climático en la producción y diversidad de setas, su relación con la pérdida de crecimiento de los árboles, y para proponer criterios micoselvícolas a los gestores forestales que mitiguen dicho efectos del cambio climático.

Comentarios...