Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El director Urbizu asiste a la cena de clausura del ciclo 'Cine en su punto' del Cine Club UNED Soria

Urbizu entre el responsable del Hotel Alfonso VIII y el director del Cine Club UNED
Urbizu entre el responsable del Hotel Alfonso VIII y el director del Cine Club UNED
Actualizado 10/03/2012

Los aficionados sorianos al cine han celebrado con esta cena 'de cine' el XVIII aniversario del Cine Club UNED Soria. Una velada singular que contó con la destacada presencia del director Enrique Urbizu, brillante ganador de los Premios Goya 2012, puesto que su película se llevó seis trofeos, entre ellos los de mejor película y mejor dirección.

Los aficionados sorianos del séptimo arte han celebrado con una cena de cine, de la mano del Hotel Alfonso VIII, el XVIII aniversario del Cine Club UNED Soria. Una velada singular que contó con la destacada presencia del director Enrique Urbizu, brillante ganador de los Premios Goya 2012, puesto que su película No habrá paz para los malvados, además de la estatuilla al mejor director, se llevó cinco trofeos más a la mejor película, así como por el guión original, la interpretación masculina de José Coronado, el montaje y el sonido.

La cena-espectáculo, en la que no faltó la música y la interpretación, entre otras sorpresas, estuvo impregnada de evocaciones cinematográficas, que incluso se encontraban en el nombre de los platos, que recordaban algunas de las ocho películas proyectadas desde enero en el ciclo Cine en su punto, en las que la gastronomía tiene una significación especial.

El cóctel de bienvenida Comer, beber, amar; el timbal de marisco Festín de Babette; el bacalao Jules and Julia; el jarrete Un toque de canela; o el biscuit Glacé WhiteChocolat, dice mucho de lo que se encontraron los asistentes sobre el mantel. Precisamente, esta cena servía de clausura al ciclo, enmarcada también dentro de las actividades que realiza el Hotel Alfonso VIII dentro de sus Jornadas Gastronómicas de la Trufa de Soria.

El director Enrique Urbizu, que participó también con el Cine Club UNED Soria en un coloquio sobre cine y su película No habrá paz para los malvados, ofreció una rueda de prensa en el que trasladó algunas de sus inquietudes sobre el cine español. Urbizu destacó el papel que tienen colectivos como los cines club para potenciar el cine español él mismo pertenece a uno-, y también agradeció la invitación para venir a Soria, ya que indicó que el cine no puede quedarse sólo entre los focos de las grandes ciudades, sino que la cultura del cine debe extenderse por todas las ciudades y pueblos. En este sentido, valoró las iniciativas del Cine Club de Soria, y apuntó que siempre aprendo algo nuevo en este tipo de encuentros.

Urbizu se mostró partidario de controlar las descargas de cine en Internet por suponer una devastación cultural, un espejismo de lo gratuito para las nuevas generaciones, que no es real; y pidió la regulación de un recurso que, no obstante, puede ser importante para la cultura, puesto que atiende una demanda de hábitos que está ahí. De todos modos, insistió en que no hay nada como ver el cine en una gran pantalla, y asegura que las salas de cine no corren peligro, a pesar de la moda de otros hábitos y del uso del ordenador, y cree que la gran pantalla volverá a tener un auge entre los aficionados al cine.

Urbizu resaltó la creatividad y el nivel de los profesionales españoles del cine, y recordó que el apoyo público a la industria del cine es importante, como ocurre en todos los países en los que el cine es una industria significativa y sobresaliente, como pasa en Estados Unidos o Francia, países donde protegen mucho su cine.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información