Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El Ministerio de Agricultura da el espaldarazo a la Dieta Mediterránea de Ruiz Liso

Presentación del libro
Presentación del libro
Actualizado 12/02/2013

Con este libro lo que he buscado es materializar la Dieta Mediterránea que es patrimonio inmaterial de la UNESCO aseguró el doctor Juan Manuel Ruiz Liso en la presentación de su nueva obra 'Castilla y León: Medio Ambiente, alimentación y salud', que ha contado con el amparo del Centro de Publicaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

A lo largo de 17 capítulos, la nueva obra que ahora ve la luz recoge la forma de vida que rodea a la dieta mediterránea en un eje que amalgama la salud con el medio ambiente. Un medio ambiente cuyas condiciones pueden afectar al organismo y que influirán en su desarrollo, dijo, por lo que también insistió en la necesidad de conocer no sólo los alimentos, sino de dónde nos alimentamos, ya que los nutrientes en el sector primario están condicionados también por el entorno donde se desarrollan.

Aquí significó que son 72 las toneladas de alimentos las que consume en toda su vida un ser humano, por lo que recomendó la ingesta de nutrientes sanos para el organismo, ya que muchos de ellos contienen sustancias nocivas que a lo largo del tiempo se van acumulando en el organismo acortando su existencia.

Así, también hizo referencia a los 139 centenarios existentes y a las 1.690 personas que han pasado de los 90 años, quienes, además de estar en parte condicionados por factores genéticos, han llevado una dieta sana al igual que su estilo de vida, rico en connotaciones saludables a través de hábitos como paseos, bailes tradicionales y siestas no muy prolongadas.

Una de las curiosidades que ofreció el que también es director de la Fundación Científica Caja Rural fue la del descubrimiento en las inmediaciones del Madero de un asentamiento humano datado en el siglo VI A. C. llamado El Solejón, donde se pudo determinar que el llamado yogur griego, esto es, leche fermentada con cereales, ya se consumía en aquellos tiempos al igual que un tipo de cerveza. Así mismo, abogó por la recuperación de los pocos olivares de la provincia y también por incluir la micología en la alimentación. Hechos que unió a lo preciso que resultará la preservación de los estaciones naturales como los existentes en toda Castilla y León.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Soria, María José Heredia puso de manifiesto que la obra promulga ideas sobre la necesidad de proteger la naturaleza, siendo esta monografía donde subyace la idea de vital importancia y es que la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos son unos hábitos saludables para que el día de mañana entreguen a sus nietos y bisnietos una tierra, unos bosques y unos ríos en mejores condiciones que las que nosotros les legamos. También hizo hincapié en que alimentarse tiene un valor añadido en las relaciones humanas, y auguró que este libro, que incluye connotaciones históricas, sociales y gastronómicas toca tantos aspectos que disfrutarán de él personas interesadas en muchos campos diferentes.

El presidente de Soriactiva, Anselmo García invitó a que la obra debe de ser leída y aplicada a diario y alabó el tesón del autor por la realización de la obra cuyo inicio ya se produjo a finales de los años 90 del pasado siglo con la implantación de los llamados desayunos saludables ahora ya generalizados entre el alumnado de los colegios sorianos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información