Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El Museo Numantino expone temporalmente el ‘Tríptico de Almazán’, atribuido a Hans Memling

Tabla adnamantina Memling
Tabla adnamantina Memling
Actualizado 05/12/2012

El Museo Numantino expone temporalmente en sus instalaciones las pinturas del llamado Tríptico de Almazán, atribuido al artista flamenco Hans Memling. Se trata de los batientes o puertas de un tríptico que se dieron a conocer en la exposición Paisaje Interior, organizada por Las Edades del Hombre en Soria en el año 2009, y que han sido restauradas en el Centro de Restauración de Bienes Culturales de Simancas.

Como ha explicado este miércoles 5 de diciembre el delegado territorial de la Junta en Soria, Manuel López, que ha destacado el gran trabajo de restauración realizado, la obra permanecerá en el Museo Numantino hasta que cuente con una sala adecuada para su conservación en el Palacio de don Antonio Hurtado de Mendoza, de Almazán, a cuyo Ayuntamiento pertenece la obra.

López ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Almazán y ha resaltado la magnífica oportunidad que los vecinos y visitantes de Soria tienen para conocer esta magnífica obra en el museo de la capital soriana

En estas tablas de madera de roble, óleo y oro fino, con unas dimensiones de 87 por 36,4 centímetros, se representa a Santa Isabel de Hungría, San Pedro Apóstol, San Bernardino de Siena y San Francisco de Asís, santos relacionados con la espiritualidad religiosa franciscana. Los estudios históricos realizados las datan hacia 1480, relacionándolas con la presencia de los Reyes Católicos y su corte en Almazán, donde residieron en el Palacio de los Mendoza. Todo apunta a la adhesión de la reina Isabel la Católica a la observancia franciscana, sin olvidar que los monarcas tenían predilección por la pintura del artista flamenco Hans Memling. El estudio de materiales y técnicas permite afirmar, sin lugar a dudas, que se trata de una obra de importación realizada en los talleres de Flandes. El análisis de la pincelada y la forma de construir los volúmenes revela grandes similitudes con otras pinturas de Memling.

La intervención llevada a cabo en el Centro de Restauración de Bienes Culturales de Simancas, dependiente de la Consejería de Cultura y Turismo, se ha centrado en la recuperación del potencial estético e iconográfico original de la obra. La tabla central está desaparecida, por lo que se ha realizado una simulación virtual de lo que pudo haber sido para facilitar la lectura del tríptico. La tabla con la figura de San Pedro es la que presentaba un mayor deterioro en la capa pictórica. El equipo técnico de restauración diseñó un sistema de exhibición autoportante e individualizado para cada una de los dos batientes del tríptico para permitir su contemplación por ambas caras.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información