Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El PP denuncia la política de personal de Mínguez que 'castiga' a los que no están con él

Alberto Rodríguez  M.J. Fuentes
Alberto Rodríguez M.J. Fuentes
Actualizado 19/07/2013

El PP critica la política de personal que sigue el alcalde, Carlos Martínez Mínguez, tras conocerse el auto del juzgado contencioso-administrativo de Soria, que ordena como medida cautelar la suspensión de la ejecución de la sanción de tres meses de suspensión de empleo y sueldo a un policía local. Un fallo que se produce poco después de que los tribunales también hayan obligado al equipo de gobierno a suspender el traslado impuesto de un trabajador del mercado de abastos.

Tenemos otro enjuague de este Ayuntamiento, en cuanto a recursos humanos se refiere. Un auto del contencioso-administrativo de Soria, referente a uno de los expedientes disciplinarios aprobados por junta de gobierno local a tres po licías locales, ha explicado el concejal Alberto Rodríguez, quien ha recordado que no ha pasado ni una semana de la sentencia firme del TSJ de Castilla y León, en relación a la plaza del responsable del Mercado de Abastos, que fue amortizada.

Alberto Rodríguez ha señalado que el equipo de gobierno optó por hacer cumplir la sanción antes de que se pronunciara el juzgado, a pesar de que desde el Partido Popular ya solicitamos que no se impusiera ninguna sanción, hasta que no se resolviera el asunto en los juzgados; y cuando este trabajador ya ha cumplido una semana de sanción, ahora dice el juez que como medida cautelar queda en suspensión el auto apelado. Ahora vemos que teníamos toda la razón, porque este auto condena además en costas al Ayuntamiento de Soria.

Por su parte, Mª José Fuentes ha afirmado que cuando Carlos Martínez decidió abrir expedientes a tres policías municipales, debería haber tenido un mínimo de empatía y ponerse en su lugar, haber sido consciente de las dimensiones y del daño que causaba, y haber hecho gala de un mínimo de prudencia, dejando cuanto menos en suspenso la sanción hasta ver qué dictaminaba un juez.

Fuentes explica que, en el caso de un policía, "que una sanción obre en su expediente, supone además de lo económico, un borrón doble, que le puede privar de conseguir ascensos, reconocimientos o distinciones, por no hablar de cómo lo viven ellos de mal en lo personal. Ahora, una juez ha tenido que dictar un auto de suspensión de la sanción para no causar un daño irreparable.

Mª José Fuentes ha incidido en que a Carlos Martínez le están creciendo los enanos en materia de personal. Ha criticado la política que mantiene el alcalde: "O conmigo o contra mí; si es conmigo, es fácil que te caiga alguna productividad jugosa, aunque luego sea declarada también ilegal por los jueces; pero si es contra mí, entonces uno corre el peligro de que le abran expedientes, o de que su plaza desaparezca de la RPT y sea enviado al exilio, ha indicado la concejal; que ha pedido explicaciones al equipo de gobierno sobre cómo van a restituir en su puesto de trabajo al encargado del Mercado Abastos, como obliga un juez. No les he oído tampoco dar explicaciones de por qué otorgaron al interventor municipal una productividad que un juez calificó de ilegal; y no les he escuchado dar una opinión de por qué una juez piensa que se puede estar causando una daño irreparable a un policía, y dicta un auto para dejar la sanción en suspenso.

En este sentido, Mª José Fuentes ha calificado de demagógica la postura de Carlos Martínez, cuando acude a las manifestaciones a tirar de pancarta en defensa de los trabajadores, porque Carlos Martínez no está en materia laboral para dar lecciones de nada a nadie, no está para tirar de pancarta y encabezar manifestaciones en defensa de los trabajadores, cuando sus propios empleados "están obligados a acudir continuamente a los jueces para poder defenderse de sus desmanes.

CONVENIO COLECTIVO

Mª José Fuentes también se ha referido a la falta de negociación del convenio colectivo en el Ayuntamiento de Soria, que lleva caducado desde el 1 de enero de 2009, y ha lamentado que Carlos Martínez y su equipo de gobierno han sido incapaces durante cinco años de llegar a un acuerdo con los sindicatos para firmar un convenio colectivo.

Durante este tiempo, han desprovisto a los trabajadores municipales de derechos mucho más allá de lo que las circunstancias económicas obligaban, como la suspensión del acuerdo de fiestas de San Juan, o la eliminación del seguro médico, o la pérdida de 300.000 euros para repartir del fondo de mejora, ha continuado la concejal.

Por último, la concejal del PP en el Ayuntamiento de Soria ha lamentado que la comisión de personal no se ha reunido más que una vez desde el día 3 de mayo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información