Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El seminarista Pedro L. Andaluz recibe el ministerio del acolitado en el Día de las Familias del seminario

El seminarista Pedro L. Andaluz recibe el ministerio del acolitado en el Día de las Familias del seminario

PROVINCIA
Actualizado 27/04/2013

El Seminario diocesano Santo Domingo de Guzmán celebra este domingo 28, V Domingo de Pascua, el Día de las Familias, que reunirá a las familias de los seminaristas, así como sus sacerdotes, de forma especial, para compartirla con los formadores de la casa, el profesorado y todos los colaboradores del centro vocacional. A las 19.00 horas, en la Capilla de Santo Domingo, monseñor Gerardo Melgar Viciosa, obispo de Osma-Soria, presidirá la misa, dentro de la cual el seminarista mayor de la Diócesis, Pedro L. Andaluz Andrés, recibirá el ministerio del acolitado. Terminada la misma, todos los asistentes compartirán un vino español en los comedores del Seminario.

En este curso 2012/2013 son catorce los chicos que se forman en el Seminario Menor, mientras que uno lo hace en el Seminario Mayor, estudiando este último durante la semana en la Facultad de Teología del Norte de España -con sede en Burgos- y regresando a la Diócesis los fines de semana.

El acolitado es uno de los denominados ministerios laicales. El acólito se designa para ayudar al diácono y asistir al sacerdote. Es su deber, por lo tanto, está ayudar en el servicio del altar y asistir al diácono y al sacerdote en celebraciones litúrgicas, especialmente en la celebración de la misa. También puede distribuir la comunión como un ministro especial. En circunstancias extraordinarias, a un acólito se le puede confiar el exponer públicamente el Santísimo Sacramento para la adoración de los fieles, y después guardarlo, pero no bendiciendo a la gente.

Siendo elegido de una manera especial para el servicio del altar, el acólito debe aprender todas las cuestiones con respecto a la adoración divina pública, y esforzarse para comprender su significado espiritual interno. De acuerdo a la tradición antigua de la Iglesia, la institución al ministerio del lector y acólito está reservada a los hombres, como recordó el Papa Pablo VI en la Carta Apostólica, en forma de 'Motu Proprio Ministeria Quaedam', por la que reformó en la Iglesia latina la disciplina relativa a la primera tonsura, a las órdenes menores y al subdiaconado.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información