Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Servicio de Cirugía del hospital de Santa Bárbara incorpora el tratamiento de Lipoescultura Mamaria

El Servicio de Cirugía del hospital de Santa Bárbara incorpora el tratamiento de Lipoescultura Mamaria

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 14/05/2013

El delegado territorial de la Junta, Manuel López, el jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo, José Luis Pellicer, y la doctora de este servicio, Pilar Rupérez, han presentado este martes 14 de mayo el nuevo servicio de Lipoescultura Mamaria (?Lipofilling?), incorporado recientemente en el Complejo Asistencial de Soria. Esta novedosa técnica, aplicada a pacientes con cáncer de mama, consiste en extraer la grasa de la propia paciente para, posteriormente, injertarla en la zona dañada, tras la extirpación de un tumor.

Este servicio, implantado la pasada semana en Soria con el tratamiento a dos pacientes, es pionero en Castilla y León. Únicamente se ha incorporado en España, como un servicio más del área de Cirugía, en cinco casos.

El principio fundamental en el tratamiento de pacientes con cáncer de mama, la variedad tumoral más frecuente en la mujer, pues afecta al 10 % de la población mundial (en Soria se registra una media de 60 casos nuevos al año, con una mayor incidencia en mujeres entre 60 y 70 años), consiste en erradicar el tumor y las extensiones ganglionares linfáticas que se hayan producido.

Las técnicas utilizadas se basan en la cirugía erradicadora del tumor, acompañada de la detección del ganglio centinela con su correspondiente tratamiento. Antiguamente no se reconstruía la huella ocasionada, sino que se colocaban prótesis externas de relleno.

Actualmente se practican técnicas reconstructivas con injertos autólogos o prótesis sintéticas (habitualmente de silicona) y una nueva técnica, el Lipofilling o lipoescultura, que consiste en extraer la grasa de la propia paciente para, tras la extirpación del tumor, injertarla en la zona dañada.

Con esta técnica se aporta volumen a las zonas que han quedado con una huella importante en el aspecto exterior de la mama tratada, producida por la propia cirugía o por los tratamientos adyuvantes de la radioterapia.

El material es autólogo, su propia grasa se vuelve a reintroducir en el defecto ocasionado. Con ello se evita la introducción de material sintético o semisintético, que siempre está expuesto a posibles complicaciones de extrusión o reacción a cuerpo extraño con el consiguiente rechazo.

La técnica es relativamente sencilla. Se trata de extraer grasa, normalmente del abdomen, mediante sistema de succión-aspiración, para, posteriormente, sufrir un proceso de centrifugado (3 minutos, a 3.000 revoluciones por minuto), consiguiendo en el tubo tres niveles, el aceite (ácidos grasos), la grasa pura (que es la que se infiltra en los defectos) y el suero y resto sanguíneos en la parte inferior, que se desecha. Con la grasa se consigue rellenar los defectos y aumentar volumen en caso necesario.

Las ventajas de utilizar la grasa del propio paciente como material de relleno son: no hay rechazo del implante; rápida recuperación; cicatrices imperceptibles; resultados estables y duraderos; y tacto totalmente natural.

Por otro lado, los cuidados postoperatorios son mínimos. Se puede hacer, incluso, por Cirugía Mayor Ambulatoria.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información