Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

En el ecuador de la legislatura, el PSOE alaba sus logros en empleo y el PP alude a la deuda municipal

Actualizado 22/05/2013

En dos ruedas de prensa diferentes, y como si se tratase conjuntamente del Debate del Estado del Municipio, las dos formaciones políticas han ofrecido este miércoles 22 de mayo su visión, bien distinta, acerca de la situación actual del Ayuntamiento de Soria una vez que se cumplen dos años desde que el actual equipo de Gobierno renovase con mayoría absoluta la posesión de las riendas municipales.

Por un lado, el portavoz socialista Luis Rey, alcalde en funciones, resaltó que la prioridad del empleo es la apuesta firme y decidida de esta legislatura ante las dificultades económicas por la que está pasando la ciudadanía. Por tal motivo, en un balance altamente positivo, reseñó que mediante obras financiadas con fondos privados el Consistorio ha estado apostando por crear puestos de trabajo, pasando de los 307 trabajadores municipales de 2007 a los 365 actuales y citando obras de iniciativa privada pro movidas por el equipo de Gobierno como la peatonalización del Espolón y Mariano Granados, con una inversión de 12,6 millones de euros, la reforma de la Casa del Guarda de la Dehesa (300.000 euros), y la futura residencia de tercera edad con 2,3 millones de euros, por citar algunos ejemplos. En este apartado, citó otros proyectos de carácter oficial como el pabellón del CAEP con 200.000 euros; el mercado de abastos con una previsión cercana a los ocho millones de euros y el asfaltado de calles que se está llevando a cabo (400.000 euros), entre otros.

Unas actuaciones que contrastó con otras iniciativas provenientes bien del Estado o bien de la como el retraso de la depuradora, las márgenes del Duero, la ampliación del hospital, la Escuela Oficial de Idiomas, el Banco de España, el centro de día o el sellado del vertedero del Vellosillo. Actuaciones cuyo desarrollo, que redundaría en el bienestar de los vecinos, servirían para generar empleo.

Con todo, reconoció el adeudamiento que está soportando el Consistorio, el cual está haciendo frente a los intereses y la amortización de la misma además del pago de las nóminas de los empleados consistoriales. Unas obligaciones dinerarias que comparó con lo que haría cualquier familia que estuviera pasando por dificultades.

Sin embargo, desde los populares, Tomás Cabezón y Adolfo Saínz, insistieron en los seis años de Gobierno municipal de los socialistas la gestión no ha sido del cumplimiento con el que fueron respaldados por las urnas. En este sentido, Cabezón puso de manifiesto la falta de licitación de las obras del mercado de abastos, la resolución de los problemas del polígono de Valcorba donde repitió la inexistencia de agua, luz y gas así como de la plataforma logística ferroviaria en estos terrenos o la inutilización de las naves nido. En este apartado, recordó la promesa electoral del alcalde para el polígono de Las Casas, y en la que brindó la construcción de un edificio de usos comunes y formación continua, algo de lo que no hemos oído hablar desde entonces, dijo el concejal.

También aludió a las concesiones administrativas que gestionan servicios como el cementerio, que está caducada, o el suministro de agua, éste prorrogado, y el referente a la zona azul, que se ha ampliado hasta nueva licitación.

En cuanto al tema económico, Cabezón denunció que en los aprovechamientos urbanísticos, licitamos parcelas que luego no somos capaces de cobrar. A ello sumó la ronda Sur-Oeste, dotada presupuestariamente desde hace seis años y que ni siquiera se ha comenzado por tramos. Igualmente incidió en el urbanismo de algunas áreas de la ciudad, como en la calle Ezequiel Solana y carretera de Logroño en donde se está construyendo invadiendo el dominio público y donde existe un vial para vehículos que lleva a una acera peatonal.

Por su parte, Saínz calificó como absolutista la gestión municipal, diciendo que los socialistas utilizan el Ayuntamiento para el enfrentamiento político contra las políticas del PP en un victimismo por el que todo lo malo es por culpa de la oposición, de la Junta, del Estado, de la Diputación o de la ONU. Tras ello, desglosó la deuda municipal, en una política de créditos financieros, donde se han pedido 26,2 millones de euros en dos años a corto y medio plazo añadiendo la refinanciación de 3,5 millones, otros 3 millones pendientes de pago a proveedores.

Son créditos que han hecho doblar la deuda municipal de 19 millones a casi 37 millones reconocidos al finalizar el año pasado, lo que hace que los intereses hayan pasado de los 500.000 euros a los 1,3 millones. Así, en el total, sumadas todas las deudas, Saínz calculó en 45 millones de euros las obligaciones económicas municipales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información