Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
En los once meses del año, 158 personas dan positivo de alcohol al volante

En los once meses del año, 158 personas dan positivo de alcohol al volante

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 07/12/2012

En la provincia, en los diez primeros meses del año se efectuaron un total de 47.187 controles de alcoholemia de los que 158 dieron superaron las tasas legalmente permitidas para la conducción de vehículos a motor. De ellas, 16 fueron realizadas a raíz de un accidente de tráfico, si bien otras 744 dieron negativo.

Sin embargo, en los tests efectuados por infracción al volante fueron 28 los positivos, mientras que 2.990 fueron de carácter negativo. Además, en cuanto a los controles preventivos, sobre un total de 43.567 realizados, 114 superaban las tasas de alcohol permitidas. Con todo, del 1 de enero al 31 de octubre de este 2012 se llevaron a cabo un total de 47.187 pruebas de alcoholemia en toda la geografía soriana. De las mismas, 2.062 fueron realizadas durante los días del 9 al 15 de junio, con un resultado de 2 positivos.

La Dirección General de Tráfico establecerá un dispositivo especial en la provincia donde se intensificarán las pruebas de control de alcoholemia y drogas, al igual que lo hará en toda España, durante los días 10 al 23 de diciembre. Una medida que se adopta porque según indicaron fuentes oficiales este viernes 8 de diciembre, está demostrada la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas, y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación.

Tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como los agentes de las Policías Locales de los Ayuntamientos adscritos a la campaña aumentarán los controles sobre dicho factor de riesgo, con el objetivo de realizar unas 3.250 pruebas diarias de alcoholemia a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de unas 45.000 pruebas en toda la región.

Las pruebas no sólo se realizarán en horario nocturno, sino también en horas del medio día, para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las típicas comidas que son propias de este mes. La ingestión de alcohol produce numerosas alteraciones orgánicas y psicológicas que pueden entrañar un grave riesgo durante la conducción de vehículos.

El alcohol no sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Aún con tasas de alcoholemia dentro de los márgenes legales permitidos, el nivel de riesgo de accidente de tráfico puede verse incrementado. Así, de 0,3 a 0,5 gramos por litro de sangre se aprecia excitabilidad emocional, disminución de la agudeza mental y de la capacidad de juicio. El riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 2. De 0,5 a 0,8, se da una reacción general más lenta, con alteraciones en los reflejos, comienzo de la perturbación motriz, euforia en el conductor, distensión y bienestar, tendencia a la inhibición emocional, comienzo de la impulsividad y agresividad al volante. El riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 5. Desde 0,8 gramos a 1,5 por litro de sangre, se produce un estado de embriaguez importante, con reflejos muy perturbados, pérdida del control preciso de los movimientos, problemas serios de coordinación, dificultades de concentración de la vista, disminución notable de la vigilancia y percepción del riesgo. Aquí, el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 9.

Otro de los factores del Informe del Instituto Nacional de Toxicología de 2011, de los 192 peatones analizados a nivel nacional, el 25,6% presentaban tasas superiores al 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre.

También se indica desde la DGT que conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, alcanzando el 16,96% de los conductores españoles. Aparte del alcohol, casi un 11% de conductores conducen tras haber consumido alguna sustancia (drogas de abuso) que pueden afectar la capacidad para una conducción segura. El cannabis (THC) y la cocaína son las dos sustancias más frecuentemente halladas. El consumo simultáneo de sustancias, que se ha demostrado como un comportamiento de extremo riesgo vial, es comparativamente frecuente en España, alcanzando frecuencias en torno al 2% de los conductores aleatoriamente seleccionados.

Estos datos proceden del proyecto europeo DRUID (del inglés ?Driving Under Influence of alcohol and Drugs?, conducción bajo la influencia de alcohol y otras drogas) concluido en 2011.

El sistema de permiso para conducir por puntos fija pérdidas por este tipo de infracciones. Para tasas de más de 0,50 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (mg/l) para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán 6 puntos. Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30 mg/l). Se restarán 4 puntos. También se penaliza con la pérdida de 6 puntos el incumplimiento de la obligación de someterse a las pruebas de alcoholemia.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información