Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Este miércoles, jornada sobre la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), en FOES

Actualizado 26/11/2013 18:45:46

Casi 70 personas se han inscrito ya en esta iniciativa organizada por AGES y la organziación empresarial en colaboración con Caja Rural de Soria.

.

Ante las importantes repercusiones e implicaciones para empresas y ciudadanos de esta nueva normativa europea de cobros y pagos, más conocida bajo sus siglas, SEPA (Single Euro Payments Area), la Asociación General de Empresarios Sorianos (AGES) y la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) en colaboración con Caja Rural de Soria, han organizado una jornada informativa este miércoles 27 de noviembre a las 17.30 horas en el salón de actos de FOES.

Ángel González Castrillejo, Coordinador del Comité Técnico para la Migración a la SEPA del Grupo Caja Rural, será el encargado de abordar las novedades de esta nueva legislación, obligatoria para empresas y particulares a partir del próximo 1 de febrero de 2014.

Sin haberse cerrado todavía el plazo para inscribirse, hasta el momento han sido ya casi 70 las personas que han avanzado su presencia para participar en dicha Jornada, cuya asistencia está limitada al aforo del salón de actos de FOES.

SEPA es una iniciativa europea para unificar y garantizar pagos en euros para todas las transacciones bancarias y supone la finalización del proceso iniciado en 2002 de adhesión al euro y emisión de billetes y monedas comunes.

Como síntesis, indicar que la Zona Única de Pagos en Euros va a permitir que todos los agentes económicos (particulares, empresas, etc.) realicen sus pagos, tanto nacionales como internacionales en euros y en las mismas condiciones e idénticos derechos y obligaciones, con independencia del lugar en el que se encuentren. Un proyecto que hace posible que los usuarios de 32 países (27 miembros de la UE así como Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza) dispongan de las mismas normas para la realización de sus transferencias bancarias, domiciliaciones y operaciones con tarjetas

El SEPA va a suponer para los usuarios una serie de beneficios, garantías y efectos, entre otros: la posibilidad de utilizar una sola cuenta bancaria para operaciones en euros dentro de toda la zona SEPA; la mayor protección para los usuarios; el uso de estándares comunes; o la desaparición de barreras para la ejecución de pagos internacionales.

Algunas de las principales implicaciones más relevantes del SEPA para las empresas serán, por ejemplo, la obligatoriedad de comunicar el número de cuenta del beneficiario en formato IBAN, en lugar del Código Cuenta Cliente; o, la obligatoriedad de comunicar, para aquellas órdenes que no se tramitan de forma individual, los ficheros de emisión de transferencias o adeudos directos SEPA utilizando los formatos específicos establecidos en XML conforme a la norma ISO 20022, en lugar de los tradicionales cuadernos 34 ó 19 respectivamente.

La transición a ese nuevo escenario debe estar completada el próximo 1 de febrero de 2014, pero ya hoy los instrumentos SEPA están a nuestra disposición. A partir de esa fecha desaparecerán las cuentas corrientes de 20 dígitos. En su lugar, para poder seguir realizando transferencias o domiciliaciones, se deberá facilitar el nuevo estándar europeo, que pasa a denominarse IBAN y contará con cuatro dígitos más. Sin el nuevo identificador, ni empresas ni ciudadanos podrán hacer este tipo de operaciones, ni dentro ni fuera de España.

Las pequeñas y medianas empresas deberán actualizar sus cuadernos bancarios si quieren cobrar facturas o poder pagar a sus trabajadores. Resulta fundamental entender que, por ejemplo, si una empresa no tiene el IBAN de sus trabajadores no podrá ingresar la nómina a partir de febrero del año que viene. El Banco de España advierte que la empresa en cuestión es la que tiene la obligación de conseguir el IBAN de sus empleados por ser la que inicia la operación de pago.

Los clientes particulares de un banco pueden solicitarlo a la entidad de manera gratuita. Las empresas que no tengan actualizados sus cuadernos bancarios el 1 de febrero de 2014 no podrán conseguir los datos en el banco de manera gratuita, sino que deberán costearse un convertidor.

El consumidor particular debe conocer su IBAN porque lo necesitará para cualquier operación bancaria. En general todo los operadores del mercado necesitarán disponer el IBAN para tramitar operaciones bancarias.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información