Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Este miércoles se corta al tráfico la calle Ramón y Cajal con giro por Alberca y Mariano Granados

Actualizado 23/04/2013

Las obras de los desvíos generales de Mariano Granados, obra que da continuidad a la actuación en el aparcamiento subterráneo y peatonalización de Espolón, encara una nueva fase que supondrá el cierre puntual, a partir este miércoles 24 de abril, de la calle Ramón y Cajal. Este corte, el que mayores inconvenientes puede generar para los vecinos y conductores, se intentará agilizar al máximo para mitigar los contratiempos tanto con el exhaustivo trabajo previo que ya se ha realizado para evitar contratiempos como con los turnos que posibiliten recortar tiempos.

El corte de tráfico supondrá que la circulación procedente de la calle Caballeros se desviará hacia la calle Alberca. Por otro lado, los vehículos procedentes de Mariano Granados deberán completar la rotonda y girar hacia la calle Ferial para dar la vuelta por Santo Domingo. El Consistorio también informará a vecinos de la zona, taxistas, que cambiarán la dirección y saldrán hacia calle Alberca, y salida del aparcamiento del parking del Olivo también con giro a la izquierda. Esta obra de los desvíos generales está cumpliendo el plan de trabajo, condicionado también por los actos públicos que tienen este lugar como punto neurálgico como ocurrió en Semana Santa para intentar conciliar la programación de los trabajos con otros aspectos de la vida cotidiana de la ciudad.

Por otro lado, se proseguirá con la retirada del mobiliario urbano de la plaza de Mariano Granados, que ya ha comenzado esta semana y se procederá al traslado de la parada del autobús a la zona de enfrente ubicándola en la puerta de La Dehesa. La obra de Mariano Granados da continuidad a la ya iniciada en el Espolón que supone una inversión de 12,6 millones de euros. Todo este proyecto permitirá al peatón ganar más de 10.500 metros cuadrados de zonas para el tránsito a pie.

Este miércoles también se presentará en el Consejo Sectorial de Urbanismo el proyecto del pavimento del Espolón que entra en una fase de participación de los distintos colectivos que, en todo momento, han apoyado este proyecto, en una iniciativa que ha destacado desde su inicio por el consenso y a la que se sigue dotando de transparencia y participación.

CUATRO FASES

La obra de los desvíos incluye cuatro fases de actuación y actualmente se encara la tercera.

La primera fase incluye el corte de tráfico de la avenida de Navarra desde la intersección con la calle Fueros hasta la plaza Jurados de Cuadrilla. Durante este cierre temporal por obras, el tráfico subirá por Fueros y bajará por la Calle Cortes, aunque la densidad de vehículos y la supervisión de la Policía Local deja abiertas otras opciones de doble dirección o único sentido.

La segunda afecta al actual edificio de Caja Duero en Jurados de Cuadrilla con la limitación de dos carriles en Avenida de Navarra, uno con dirección hacia la calle Caballeros y otro hacia el giro de Mariano Granados. Se recuperará el servicio en la calle Fueros y la calle Cortes y se reabrirá avenida de Navarra.

La tercera fase, que es la que se acometerá con mayor urgencia por su influencia en el tráfico, es la referida a la calle Caballeros entre la intersección con avenida de Navarra y calle Alberca. El tráfico que baja desde San Juan de Rabanera se tendrá que desviar por calle Alberca y dar la vuelta para volver a alcanzar Mariano Granados. Estos días no se permitirá el giro a la derecha hacia calle Caballeros teniendo como opción circunvalar Mariano Granados, y dar la vuelta hacia Santo Domingo. Este, según todos los estudios, será el corte de tráfico que más incomodidades va a generar por lo que se están barajando plazos de actuación muy cortos.

La última de las cuatro etapas apenas afecta al tráfico, con una previsión de reducir un carril en Mariano Granados. Esta obra se ajusta a las fachadas de los portales de Mariano Granados en la L que completan hasta la oficina de turismo municipal. Lógicamente sí generará contratiempos a vecinos en sus portales y establecimientos con un paso más reducido, aunque también se intentará agilizar en tiempos. Este tramo supone el corte del Ferial para la conclusión de las obras, una medida que ya se tomó con el inicio de las obras del Espolón. Una situación que ya se resolvió con la rotonda Odón Alonso y el doble sentido del paseo del San Andrés.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información