Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Estreno de ‘Un Dios prohibido’ en el Cine Roma

Una escena de la película.
Una escena de la película.
Actualizado 13/06/2013

Este viernes 14 de junio, al igual que en más de cuarenta cines de toda España, la Delegación episcopal de pastoral vocacional de la Diócesis de Osma-Soria estrena la película Un Dios prohibido, que relata los últimos días de los 51 claretianos mártires de Barbastro, asesinados por el Frente Popular en los primeros días de la Guerra Civil. El film, que es la nueva y más ambiciosa creación de Contracorriente Producciones, se podrá ver en el Cine Roma (Casa Diocesana) este viernes a las 19.00 y el sábado, con sesiones a las 19 y a las 21.30 horas, mientras que en el Burgo de Osma también se proyectará viernes 14 (a las 22:30 h.), sábado 15 (a las 20 h. y a las 22:30 h.), domingo 16 (a las 21 h.) y lunes 17 (a las 22:30 h.) en el Cine Palafox.

Un Dios prohibido es una película coral, en la que han participado más de 50 actores, entre principales y de reparto, así como más de 200 figurantes. Entre los actores se encuentran Jesús Guzmán, Elena Furiase, Iñigo Etayo, Juan Alberto López, Jacobo Muñoz, Juan Rueda, José María Rueda, Gabriel Latorre, Juan Lombardero, Mauro Muñiz, Ainhoa Aldeanondo, Alex Tormo, Guido Balzaretti y Jerónimo Salas.

Se trata del proyecto más importante que ha sido asumido por Contracorriente Producciones, productora de Ciudad Rodrigo (Salamanca) que ya cuenta en su haber con otras películas como: Talita kum y Pablo de Tarso, el último viaje. La presente película es el resultado de un acuerdo firmado entre los Misioneros Claretianos y Contracorriente Producciones.

SINOPSIS

Barbastro, con unos 8.000 habitantes en 1936, se había convertido en un punto estratégico desde la perspectiva militar debido a la existencia de cuarteles y de un comité revolucionario de la CNT perfectamente organizado. En aquel momento, la comunidad de misioneros claretianos estaba formada por 60 personas de las que nueve eran sacerdotes, 12 hermanos y 39 estudiantes.

La casa de la comunidad claretiana fue asaltada el 20 de julio de 1936 por milicianos revolucionarios. Los carceleros buscaban la apostasía de los jóvenes aspirantes a sacerdotes. A algunos claretianos les ofrecieron la libertad como una forma de pagar favores anteriores o porque eran conocidos de los carceleros pero antepusieron la liberación de toda la comunidad a la suya individual, por lo que finalmente fueron martirizados.

Los claretianos encarcelados durante semanas dejaron su testimonio escrito en los lugares más insospechados del salón de actos: en el taburete del piano, en las tablas del salón, en las paredes... Los superiores fueron fusilados el 2 de agosto; el resto los días 12, 13, 15 y 18 de agosto de 1936. Junto a los superiores, fue martirizado Ceferino Giménez el Pelé, gitano de Misa y comunión diaria, que a pesar de la insistencia de su hija Pepita no abandonó su Rosario y dio testimonio de su fe con su vida. Además, fue asesinado el Obispo Florentino Asensio, preso en su propia residencia desde el 19 de julio, trasladado al colegio de los Escolapios el día 23, y terriblemente torturado antes de morir. Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 25 de octubre de 1992.

Como ha afirmado el delegado episcopal de pastoral vocacional, Rubén Tejedor, el ejemplo de estos mártires especialmente en este Año de la fe y en el contexto de la Misión diocesana Despertar a la fe es un maravilloso testimonio de amor a Dios, además de un precioso ejemplo de fidelidad a la vocación consagrada hasta dar la vida.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información