Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Ignacio Gutiérrez: "Un equipo de gobierno gestionará mejor y de una manera más fácil, con un buen tejido asociativo"

Ignacio Gutiérrez
Ignacio Gutiérrez, una referencia del asociacionismo vecinal de Soria
Actualizado 15/10/2013 19:29:22

El presidente de la Asociación de la Barriada, Ignacio Gutiérrez inicia, en SORIANOTICIAS.com una serie de entrevistas a las sociaciones de vecinos de Soria. Gutiérrez se muestra preocupado por el futuro del asociacionismo vecinal, que no encuentra relevo generacional. Lamenta que la federación de asociaciones esté 'muerta', pero cree que el papel de los colectivos de vecinos sigue estando vivo y es importante en la actualidad. Pide a las administraciones un apoyo más real a las asociaciones, que hagan más caso a las demandas y opiniones de los vecinos, "porque un equipo de gobierno gestionará mejor y de una manera más fácil, con un buen tejido asociativo a su alrededor"

El asociacionismo vecinal en la ciudad de Soria parece querer coger un nuevo impulso, con la creación de dos nuevas asociaciones en la zona de Santa Bárbara y Casco Viejo, y con la puesta en marcha –por parte del Ayuntamiento- de un Plan de Empleo que ha implicado a las asociaciones en la contratación de 25 personas, para realizar diversos trabajos de mejoras en los barrios, con un presupuesto total de 150.000 euros.

Las asociaciones de vecinos de barrios nacieron por toda España, a modo de gran ‘explosión’ democrática, en la década de 1970 e incluso antes, con la llegada de la transición política, en una etapa en la que el desarrollismo industrial provocaba la aparición de barrios sin servicios, infraestructuras y dotaciones suficientes.

Las asociaciones de vecinos se convirtieron en la voz reivindicativa de los vecinos, para lograr mejoras en los barrios, pero también sirvieron para ejercer la libertad y la democracia, en una sociedad española que estaba inmersa en una transformación social tremenda.

Pero ahora, ¿cómo están las asociaciones de vecinos de Soria? SORIANOTICIAS.com inicia una ronda de ‘conversaciones’ con los diferentes colectivos vecinales de la capital, para conocer más de cerca sus inquietudes y sus preocupaciones.

Y esta primera ‘conversación’ la mantenemos con el presidente de la Asociación de la Barriada, Ignacio Gutiérrez, un veterano del movimiento vecinal, que además preside la asociación más emblemática de Soria.

-Pregunta: Lleva en la Asociación de la Barriada desde el año 1990, más de 23 años, y la mayoría de ellos como presidente de la asociación. ¿Cuántos socios son y cómo está la salud del colectivo en este momento?

-Respuesta: En cuanto a número de socios, sería interesante que hubiera más ganas de asociarse, porque aunque creo que seremos la primera asociación vecinal en número de socios, aún tenemos posibilidades de aumentar. Teniendo en cuenta los números de vecinos, deberíamos tener al menos otros 500 socios más. Ahora somos en 848, y hemos llegado a tener 935. Vamos a la baja, porque la gente de la Barriada se va haciendo mayor.

Los jóvenes en la asociación son contados. Cuando empezamos, la población de la Barriada era muy joven, con muchos niños. Los niños que hay ahora son, sobre todo, hijos de inmigrantes. Y hubo un momento en el que empezaron a hacerse socios los inmigrantes, pero muchos se han ido. Va bajando el número de inmigrantes. La crisis se nota. Y sí que han llegado nuevos vecinos en los últimos años, a los edificios de la avenida de Valladolid, La Tejera… Pero apenas se hacen socios.

-Pregunta: Seguramente, la mayoría de esos socios estarán desde el principio…

-Respuesta: Sí, muchos estamos desde el principio, y de tener 30 años nos hemos colocado ya en 60 y 70 años. Y ya los ánimos no son los mismos. Últimamente están entrando gente de mediana edad. Pero el problema es que una cosa es ser socio, y otra tener una participación activa en la asociación.

Vamos manteniéndonos en la directiva los que entramos hace un montón de años. Como la gente no es participativa, a la hora de renovar los cargos no hay alternativa. Pones en el orden del día de la asamblea que hay renovación de cargos, y la gente no va por si acaso le toca.

Pregunta: Supongo que aquellos primeros años del asociacionismo vecinal se vivió con mucha ilusión e intensidad. Pero, ¿qué papel cree que tienen las asociaciones en este momento?

Respuesta: Las asociaciones surgieron por lo que surgieron, por todas las carencias que tenían los barrios en aquel momento, que estaban abandonados. Toda la atención iba al centro de la ciudad. Por eso, a finales de la década de 1960 empezaron a surgir muchísimas asociaciones.

Aquellas primeras y graves deficiencias han ido desapareciendo. Se ha mejorado el alumbrado, la pavimentación, el alcantarillado. Bueno, aún seguimos peleando, porque aún se puede invertir en la mejora del mobiliario urbano y en infraestructuras. Con la llegada de inmigrantes, buscamos coger nuevos vecinos, tratar más temas sociales, pero para eso las asociaciones necesitan más medios económicos y personales, con voluntariado técnico de más nivel del que tenemos.

De todos modos, en el tema social estuvimos involucrados mucho tiempo, cuando nadie quería coger lo que era la ayuda a domicilia, o la distribución de alimentos para familias necesitadas, que ahora lleva el Banco de los Alimentos. Colaboramos con el día de la banderita de Cruz Roja… Estuvimos colaborando en muchísimas cosas, pero fuimos dejándolas porque sentíamos que se estaban aprovechando de nosotros, sin recibir ningún reconocimiento por el trabajo. Que menos que mencionar a la asociación… En estos temas sociales, las asociaciones de vecinos sí podían tener un papel más activo, aunque hace falta voluntariado. En nuestra asociación hubo un momento que yo no podíamos más.

Actividad actual

-Pregunta: ¿Qué actividades tiene ahora la Asociación de la Barriada?

-Respuesta: Siempre he dicho que las asociaciones nacen con unos fines, y los seguimos manteniendo, que es velar por la calidad de vida de los vecinos del barrio. Y ahí entra todo. Lo que podamos a nivel social, el consumo, reivindicar mejores infraestructuras, que las calles estén bien arregladas, el tráfico....

Como actividades complementarias, está nuestro papel de divulgadores de la cultura. En esto tenemos una cosa importante, los locales. De lunes a miércoles hay actividades con mujeres, porque los hombres son menos participativos, con talleres de manualidades. El jueves lo reservamos para conferencias o alguna película; el viernes hay pintura; y el salón siempre está ocupado. Se celebran muchas reuniones de comunidades de vecinos, el año pasado hubo al menos 80. Ahora, nos piden ampliar el horario del taller de pintura, y hay personas interesadas en hacer fitness. En fin, estamos acoplando horarios, porque empezamos el curso ahora, a mediados de octubre.

Aparte, nos encargamos de la gestión de los huertos que creó el Ayuntamiento; y ahora estamos con el Plan de Empleo que ha puesto en marcha el Ayuntamiento. Las asociaciones de vecinos contratarán a 25 personas, para hacer mejoras en los diferentes barrios, y desde la Asociación de La Barriada vamos a coordinar esa contratación.

Precisamente, en este Plan de Empleo, tenemos previsto actuar en la mejora de los bancos públicos del barrio, reparación de aceras, adecuación de los Jardines de la plaza de La Paz, señalización horizontal con pintura amarilla en las entradas a los callejones, o la limpieza del solar que hay tras la antigua fábrica de Cárnicas York.

-Pregunta: ¿Qué reivindicaciones sobre mejoras en el barrio quedan pendientes?

-Respuesta: Ahora, el Ayuntamiento ha realizado una petición, sobre la calle Teruel y Albacete, uniendo el paseo, que era un punto negro. Pusieron una señal de stop, que generaba problemas. Con la continuidad del paseo se ha evitado el cruce. Era una queja planteada desde hace tiempo.

Luego está la travesía de la avenida de Valladolid, que es peligrosa y requiere de mejoras. Pero el Ayuntamiento no se hace cargo de la travesía, porque el Ministerio de Fomento quiere traspasarla sin poner dinero, algo a lo que el Ayuntamiento no está dispuesto.

Por fin acabamos también con el alumbrado en el barrio, después de 15 años. Las campañas de asfaltado se van haciendo… Tenemos un problema con los callejones. Unos quieren poner raya amarilla para tener paso libre, pero algunos usan la raya para tener siempre un aparcamiento, para poner los coches.

Esta es una cuestión que tenemos que ir resolviendo, como los aparcamientos en las calles. Se ponen a los dos lados y no pasan los autobuses o el camión de la basura. Pero, ¿quién le dice a quién que aparque en un lado u otro? La señalización para aparcar 15 días a cada lado, que se puso en un momento, ya ha quedado olvidada.

Sí hemos advertido del deterioro del mobiliario urbano, como los bancos. Los colocaron con una madera muy mala. Hemos pedido a través del nuevo Plan de Empleo hacer una reparación de los bancos. Luego, también hay aceras que están mal, porque los que las hacen, a veces, no tienen conciencia de que hay que hacerlo bien, porque enseguida quedan sueltas las baldosas.

El alcantarillado tiene un problema. Se han mejorado los servicios, pero muchos desagües van por los jardines del vecino… Es algo que habría que ir resolviendo.

Futuro del asociacionismo vecinal

En otras ciudades se trabaja con convenios importantes con el Ayuntamiento, como en Logroño, Córdoba o Albacete. Son ejemplos de cómo se gestiona el trabajo de las asociaciones de vecinos y una federación. En Soria la federación está, pero está muerta. Si no se disuelve, es porque luego es más complicado crearla.

Es una pena que alguna asociación se fuera por tonterías. Se marcharon las asociaciones de Los Pajaritos, Pedrajas, Las Casas… Siguen San Pedro, Calaverón, Barriomartín, Oteruelos y La Barriada. No se puede desmarcar una asociación del trabajo conjunto por un cabreo puntual. Es normal que haya disconformidad en algunas cuestiones, entre tantos colectivos.

En la ciudad de Soria, lo que necesitamos es más asociaciones. Echo de menos movimiento asociativo en el centro, la zona de los bloques verdes, la de Rota no sé cómo funciona, en la avenida de Valladolid o Patios don Vela. Ha surgido la de la zona de Fuente del Rey y Santa Bárbara… Cabría un colectivo en Los Royales… Está la nueva asociación de vecinos que, al parecer, se ha impulsado en la zona del casco viejo. Pero no sé qué estatutos tiene, y cuáles son sus límites, porque también está la asociación de San Pedro, y pueden interferirse.

-Pregunta: Se ha referido a la federación de asociaciones de vecinos, ¿está activa?

-Respuesta: Sinceramente, está muerta. No nos reunimos, no tenemos una postura colectiva. Por ejemplo, voy al Consejo de Urbanismo, pero no puedo decantarme, igual que me pasa en la plataforma Soria Ya. Siempre hablo a título personal, porque no voy respaldado, hablo como un colaborador, no como un representante.

-Pregunta: ¿Y qué se puede hacer para impulsar la federación, y recuperar ese espíritu asociativo?

-Respuesta: Es fácil, si hay alguien que quiera tirar; y complicado, porque nadie parece estar dispuesto. Hace falta gente joven y nueva que esté motivada, y con ganas de tirar para adelante. Las asociaciones están en los consejos municipales y otros foros, pero luego están medio muertas.

Yo tengo una cosa clara. Este año me iba a ir. Llevo desde el año 1990 al frente de la asociación. Cuando hay equipo, es más sencillo, más cómodo, no cuesta trabajan y tirar de la asociación. Cuando teníamos 60 trabajadores podía dar miedo asumir responsabilidades en la asociación, pero ahora no. Se lleva bien. Yo ya he llegado al final de la etapa, y toca irme.

Pero volviendo a la federación de asociaciones de vecinos, hace falta. Me dan envidia las que funcionan. Reciben apoyo económico, están muy vivas. Sirven para planificar la realización de obras en los barrios…

-Pregunta: Ha hablado de la falta de compromiso de los vecinos. Y las administraciones, ¿apoyan de verdad a las asociaciones, o sólo las utilizan cuando les interesa?

-Respuesta: El apoyo teórico de las administraciones está, pero el apoyo real en apoyo económico y en hacernos caso no es tanto. Por ejemplo, nosotros mantenemos un centro de mayores en los locales de la asociación, y la Junta no nos da ahora ni un euro para mantenerlo.

A nivel local, un equipo de gobierno gobernará de una manera más fácil, si tiene un buen tejido asociativo. Encontrará colaboración, y su gestión será más fácil y cómoda. Tendrá menos problemas, si se cuenta con el apoyo de todos.

Pero los ayuntamientos, que sí decían que potenciaban a las asociaciones, para dar una imagen, luego no han potenciado tanto a las asociaciones de vecinos. En este tipo de asociaciones se pueden hacer muchas cosas sin que lo prioritario sea el dinero. Pero tienen que escucharlas, respetarlas y hacerles caso, para no sentir que nuestro trabajo y esfuerzo queda en saco roto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información